Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 30 julio |
San Pedro Crisólogo
home iconEspiritualidad
line break icon

El Pelé: Murió antes que renunciar a su rosario

Jeffrey Bruno

Meg Hunter-Kilmer - publicado el 04/05/21

El beato Ceferino Giménez Malla parecía un anciano más dedicado a la oración ... pero terminó mártir

Hacia el final de su vida, el beato Ceferino Giménez Malla (1861-1936) probablemente se parecía a tantos ancianos que rezan el Rosario después de la Misa diaria. Pero su camino hacia la santidad no fue típico, ni tampoco su búsqueda de la virtud. Cuando le dispararon por rezar ese mismo Rosario, nadie que lo conocía se sorprendió de que al final diera su vida por Dios.

El hecho mismo de que se diera por sentado la santidad de Ceferino es notable dada su etnia.

Malla era romaní (un pueblo al que a menudo se hace referencia peyorativamente como gitanos) y creció en un mundo que lo despreciaba por su origen y estilo de vida.

En lugar de amargarse o abandonar a su pueblo, Ceferino adoptó el estilo de vida romaní y actuó como un puente entre Kalos (su tribu particular) y los españoles.

La bondad como guía de vida

Ceferino se crió en una familia pobre y errante de tejedores de cestas que se mudaban de pueblo en pueblo en España y el sur de Francia.

Aunque fue bautizado cuando era un bebé, los relatos de la juventud de Ceferino nos dicen poco sobre su vida de fe.

El hecho de que orara en catalán indica que probablemente aprendió sus oraciones cuando vivía en Cataluña cuando era niño.

Pero su matrimonio fuera de la Iglesia a los 18 años podría indicar que su formación religiosa no era muy fuerte.

Puede que no conociera su fe, pero Ceferinos se esforzó, no obstante, por la bondad.

Después de que él y su esposa Teresa se casaran en una ceremonia tradicional romaní, Ceferino se convirtió en comerciante de caballos, una profesión conocida por su deshonestidad.

Pero Ceferino, aunque tenía talento y éxito, se negó a engañar. Su virtud natural lo convirtió en un buen hombre de negocios.

Un hombre valiente

A pesar de que no tenía una educación formal y era completamente analfabeto, y su generosidad y voluntad de arriesgarse por los demás le hicieron ganar muchos amigos.

Un día el ex alcalde de Barbastro, ciudad en la que finalmente se asentaron Ceferino y su esposa, comenzó a toser sangre en la plaza pública.

Temerosos de la tuberculosis, los que lo rodeaban huyeron, pero Ceferino, conocido como El Pelé (“el fuerte” o “el valiente”), lo ayudó a regresar a casa.

Su agradecida familia le dio a El Pelé una gran suma de dinero, que utilizó para hacer una gran fortuna como comerciante de caballos.

De bueno a santo

Con el paso de los años, Ceferino pasó de bueno a santo. Treinta y dos años después de su matrimonio tribal con Teresa, la pareja finalmente celebró el sacramento del matrimonio en la Iglesia.

Pronto El Pelé era un Comunicante diario, rezaba el Rosario a diario y actuaba como un pacificador entre Kalos y los españoles.

Aunque él y su esposa no pudieron tener hijos, adoptaron a la sobrina de Teresa, Pepita, y Ceferino fue un padre maravilloso y luego un abuelo que se deleitaba con sus nietos.

Ceferino fue acusado una vez de vender caballos robados, pero pudo presentar documentos para limpiar su nombre.

Al ser absuelto, su abogado proclamó: “El Pelé no es un ladrón, es san Ceferino, patrón de los gitanos”.

Ceferino caminó de rodillas hasta la catedral para dar las gracias, pero no hubo burlas ni ojos en blanco; la gente de Barbastro sabía que El Pelé era algo especial.

Una generosidad extraordinaria

En 1922 murió la esposa de Ceferino, pero él no permitió que su dolor lo alejara de Dios. Se convirtió en un franciscano de la Tercera Orden y miembro de la Sociedad de San Vicente de Paúl.

Y tan generoso que a pesar de su gran fortuna se volvió bastante pobre más adelante en la vida, “arruinado” por su negativa a permitir que otros, particularmente los romaníes pobres, pasaran necesidad.

Aunque era analfabeto, conocía bien la fe y se convirtió en catequista, contando a los niños cautivadoras historias de Jesús, antes de darles un trozo de chocolate y enviarlos de camino.

Vestía ropa elegante y le encantaba el baile, las ferias de los pueblos y las fiestas romaníes.

En general, era un anciano amable y generoso, muy parecido a muchos ancianos amables y generosos de todas las parroquias del mundo.

La hora de la entrega total

Pero Ceferino también era un católico que vivió en España durante la Guerra Civil Española en un momento en que el sentimiento anticatólico estaba consagrado en la ley.

Un día vio que arrestaban a un sacerdote y pidió a los soldados que se detuvieran.

Se volvieron hacia él y le preguntaron si tenía un arma. “Solo esto”, respondió El Pelé, levantando su rosario. Fue golpeado por ello y arrastrado a la cárcel.

En prisión, rezó el Rosario fielmente, contrariando a sus captores anticatólicos. Un anarquista le advirtió que si dejaba de orar de manera tan obvia, podría salvar su vida.

Su hija lo visitó, rogándole que renunciara a su rosario. Pero El Pelé pensó que hacer eso sería negar su fe.

Y así, el digno abuelo fue ejecutado y arrojado a una fosa común. Sesenta años después, se convirtió en el primero de los romaníes en ser beatificado.

El 4 de mayo, su fiesta, pidamos su intercesión por el fortalecimiento del matrimonio, por los padres adoptivos y por el pueblo romaní.

Beato Ceferino Giménez Malla, ¡ruega por nosotros!

Tags:
gitanoshonestidadmartiresrosariosantoral
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
KEVIN CORDON
Pablo Cesio
Kevin Cordón, el deportista que entrenó en el salón de una iglesi...
2
Claudio de Castro
Cómo salvar nuestras almas en el último instante
3
PRO LIFE FLAG PROJECT
Zelda Caldwell
Recién adoptada la bandera internacional pro-vida
4
PRINCESS DIANA AND MOTHER TERESA
Mathilde De Robien
¿Sabías que la princesa Diana fue enterrada con un rosario?
5
HIDILYN DIAZ
Cerith Gardiner
Atleta filipina comparte con todo el mundo su Medalla Milagrosa t...
6
NORWAY
Dolors Massot
La selección de balonmano playa de Noruega ya no quiere usar biki...
7
Redacción de Aleteia
Un sacerdote católico acompañó a Lady Di la madrugada de su muert...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.