Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 05 agosto |
La Virgen de las Nieves
home iconCultura e Historia
line break icon

Ángela de Acevedo: Destacó como dramaturga en el Siglo de Oro español

PORTRAIT

Shutterstock | Dotidrop

Sandra Ferrer - publicado el 24/04/21

Una de las pocas mujeres que pudo hacerse un hueco entre los grandes escritores del momento, Ángela de Acevedo centró parte de su obra en cuestiones religiosas

El Siglo de Oro fue uno de los momentos más espléndidos en la historia de la literatura en España y los territorios de Ultramar. Las letras hispanas despuntaron con autores que se harían inmortales a ambos lados del Atlántico, en un breve periodo de tiempo. La gran mayoría de estos fueron hombres. En un momento en el que se hizo hincapié en la reclusión de las mujeres en la casa o el convento, esto no fue óbice para algunas, tanto laicas como religiosas, que demostraron que el talento con la pluma, como tantos otros talentos, no tenía género.

Sin embargo, son muy pocos los nombres propios femeninos y sus obras, que han sobrevivido al paso de los años. Uno de esos nombres es el de Ángela de Acevedo, o Azevedo, una mujer cuya vida esconde muchos vacíos.

No se conoce la fecha exacta ni de su nacimiento ni de su muerte. Se sabe que había nacido en Lisboa a principios del siglo XVII y su padre, Juan de Acevedo, era un hidalgo de la Casa Real, cargo que motivó el traslado de toda la familia a Madrid. Allí, Ángela fue admitida como dama de la corte de la reina Isabel de Borbón, esposa de Felipe IV.

Pronto, la reina debió descubrir en ella su talento como escritora y se convirtió en su principal admiradora y protectora. Podemos intuir que Ángela creció en un mundo privilegiado, en una familia noble en la que debió recibir una educación excepcional para una mujer. Educación que aprovecharía para mostrar al mundo su valía como escritora.

Se conservan únicamente tres obras teatrales de Ángela de Acevedo, todas siguiendo el estilo dramático de la dramaturgia barroca. En ellas también destacan temas como el honor y mensajes impregnados de una intensa religiosidad típica de aquellos tiempos de la Contrarreforma.

En este sentido, destaca Dicha y desdicha del juego y devoción de la Virgen, una obra en la que la autora sabe entrelazar la comedia con el drama así como dar un claro mensaje sobre el bien y el mal en el que la Virgen se alza como la principal valedora de unos protagonistas arrastrados por el mal camino por el demonio. Un texto de clara exaltación y devoción mariana.

“Allá está el amparo vuestro; allá tenéis vuestra Madre; sus hijos sois, mostrad serlo; sed devotos de la Virgen, que de su piedad espero alcancéis vuestras mejoras”.

En Margarita del Tajo, Ángela de Acevedo compuso un texto de marcado carácter hagiográfico en honor a Santa Irene de Tancor, una mártir portuguesa del siglo VII que daría origen al nombre de la ciudad de Santarem. Además de honrar las virtudes de la mártir, en la obra se reitera el mensaje de la virtud y el bien.

“Aquí en este retiro, adonde reina solo la pobreza sin que le acierte el tiro de la vana ambición de la riqueza; porque todo posee quien no tiene del mundo que desee, aquí en seguro asilo contra tantas del siglo tempestades, puerto dulce y tranquilo adonde todo son serenidades, estado delicioso donde muere el afán, vive el reposo. Aquí, mi Dios, notando mi miseria, mi ser y mi flaqueza, las gracias os voy dando”.

La tercera obra conocida de Ángela de Acevedo, El muerto disimulado, se enmarca dentro de las obras conocidas como de “capa y espada” tan populares en aquel tiempo y escritas en su gran mayoría por hombres.

Ángela de Acevedo debió disfrutar de cierto éxito en el Madrid de los Austrias, con la reina como su principal mecenas, poniendo en escena sus obras. En aquellos años se casó con un ilustre caballero con el que tuvo al menos una hija. Al quedar viuda, ambas abandonaron el mundo y Ángela dejó atrás su vida como dramaturga para vivir el resto de sus días en un convento benedictino.

Links relacionados:

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
MADELEINE PAULIAC
Sandra Ferrer
La doctora que ayudó a dar a luz a unas monjas violadas
2
Redacción de Aleteia
Explosión en Líbano: Encuentran el cuerpo de un joven agarrado a ...
3
FERMIN SOSA
Jesús V. Picón
Mexicano al otro lado del mundo, ciclista y dice que sin miedo al...
4
Gaudium Press
10 enseñanzas del cura de Ars tras sus combates con el demonio
5
VIRGIN
Ary Waldir Ramos Díaz
¿Por qué el Papa es tan devoto de la Virgen del Silencio?
6
ST IGNATIUS,LOYOLA
Philip Kosloski
Aquí están las 8 reglas de san Ignacio para el discernimiento
7
Chiara Santomiero
¿Qué es el «Perdón de Asís»?
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.