Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 10 mayo |
San Juan de Ávila
home iconActualidad
line break icon

Haití: Un millón de dólares para dejar en libertad a los secuestrados

HAITI

Shutterstock | Serhii Mykhalchuk

Jaime Septién - publicado el 22/04/21 - actualizado el 22/04/21

Cierre de actividades, protesta pacífica, impunidad total: los diez secuestrados en Haití siguen en cautiverio

Si algo faltaba en la tormenta perfecta que azota Haití desde, por lo menos, once años atrás, cuando sucedió el terremoto de enero de 2010, ahora los matones que pululan en sus calles han decidido ir en contra de los únicos grupos que pueden apoyar a la población civil: los grupos religiosos.

Jovenal Moïse, el enigmático e huidizo presidente haitiano, ha decidido que la razón le asiste y no se va a ir del poder hasta 2022, cuando todas las fuerzas políticas y la mayor parte de las fuerzas civiles de Haití han demostrado que su mandato ya terminó en febrero de este año.

En política “el vacío lo llena el diablo”, y en Haití lo ha llenado la acción criminal de bandas de secuestradores que, a partir del domingo 11 de abril, decidieron abrir un nuevo campo de batalla: esta vez con la Iglesia católica, tras secuestrar a cinco sacerdotes católicos, dos de ellos franceses, dos monjas y tres laicos.

No conformes con este múltiple secuestro, los secuestradores exigen un millón de dólares para dejar en libertad a los sacerdotes franceses Evens Joseph y Michel Briand, a los padres haitianos Jean Nicaisse Milien, Joël Thomas y Hugues Baptiste y a las religiosas Anne Marie Dorcélus y Agnès Bordeau.

Las circunstancias y el contexto

Desde luego, no es la primera vez que secuestran o extorsionan en Haití a un miembro de la Iglesia católica; sin embargo, nunca se había producido un secuestro de esta naturaleza con diez personas involucradas (hay informes que dan cuenta que podrían ser más).

El contexto pone de relieve el modo de operación de estas bandas, que toman rehenes indiscriminadamente, aprovechando las circunstancias políticas de constante rebelión callejera, así como la falta de solidez y de vigilancia de las fuerzas policiacas, a menudo coludidas con los propios bandidos.

En efecto, entre los secuestrados de camino a Croix-des-Bouquets se encuentran tres miembros de la familia del padre Arnel Joseph, quien iba a tomar posesión de la parroquia de esa localidad y había invitado a la fiesta litúrgica a sus familiares: su madre, Oxane Dorcélus; su hermana, Lovely Joseph, y su padrino, Welder Joly.

Los secuestradores y otros grupos que se dedican al pillaje en este pequeño país de diez millones de habitantes, suelen poner como justificación la pobreza extrema en la que viven ellos y sus familias. De hecho, 7 de cada 10 haitianos viven bajo el umbral de pobreza extrema, pero eso no es patente para realizar actos criminales. Lo hacen así porque gozan de la más absoluta impunidad.

La respuesta de la Iglesia

Desde el 21 y hasta el 23 de abril la Conferencia de Obispos Católicos de Haití junto con la Conferencia de Religiosos han pedido el cierre de todas las escuelas y universidades católicas del pequeño país caribeño, como medida de protesta y de presión para lograr la liberación de los secuestrados.

También han decidido no cerrar las actividades de sanidad y de asistencia de la Iglesia católica y de los demás grupos religiosos puesto que son, prácticamente, los únicos centros de atención que tiene la población para atenderse y para enfrentar la pandemia del coronavirus y otros padecimientos.

«Los secuestradores no escuchan la voz de la razón. Diez días en manos de los secuestradores son demasiados. Vemos con pesar la falta de un cambio en la situación de nuestros hermanos y hermanas que están en manos de los bandidos», dice el comunicado de los obispos católicos y la conferencia de religiosos.

Se había dicho, falsamente, que ya habían sido liberados. Pero han sido solo rumores, desmentidos por los medios religiosos de la localidad. El Gobierno permanece ausente de estas circunstancias. La suerte de diez personas, entre ellas la madre del sacerdote Arnel Joseph, sigue en el aire.

Tags:
haitilibertad religiosasecuestroviolencia
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Lucía Chamat
Una curiosa foto de «Jesús» que conmueve a Colombia
2
Ramón Antonio Pérez
María de San José y su ayuno total: “Durante diez años solo consu...
3
MYANMAR
Ary Waldir Ramos Díaz
«Mátenme a mí, no a la gente»: El libro de la monja valiente en M...
4
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa: El catequista será parte de los ministerios de la Iglesi...
5
Patricia Navas
Oración para que vuelva a la Iglesia alguien que quieres
6
Lorena Moscoso
El mundo se conecta a estos santuarios en mayo para el Rosario
7
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.