Aleteia logoAleteia logoAleteia
miércoles 08 diciembre |
La Inmaculada Concepción
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

Cuando un ateo se encontró con Dios

Vintage,Tunnel

Triff | Shutterstock

Claudio de Castro - publicado el 19/04/21

Una bella reflexión para leer y escuchar a partir del profundo cambio vivido por André Frossard

“… sabemos que el Hijo de Dios ha venido y nos ha dado inteligencia para que conozcamos al Verdadero»

1 Juan 5, 20

Nadie nace por azar. Somos importantes, amados desde nuestra creación. Todos tenemos un propósito en esta vida, un motivo, que podríamos encontrar en el amor de Dios por la humanidad.

Eso lo sé bien. Lo he visto infinidad de veces en personas que andan perdidas por la vida y de pronto descubren el amor insondable de Dios. Y todo cambia para ellos.

Dios es un padre amoroso y nos busca ilusionado, como el padre al Hijo pródigo.

Una familia comunista y una capilla

Este encuentro sobrenatural les ha ocurrido a muchos, entre ellos al hijo del primer Secretario del Partido Comunista de Francia, una familia enemiga de la Iglesia. Él mismo lo cuenta:

«Éramos ateos perfectos, de esos que ni se preguntan por su ateísmo. Mi padre era el secretario general del partido socialista. Rechazábamos todo lo que venía del catolicismo”.

Entra en una capilla en busca de un amigo. Y súbitamente queda tocado por la gracia. Algo que no esperaba y no supo cómo reaccionar.

Ateo a más no poder, de pronto es creyente. Era algo insólito que le traería muchos problemas en la vida.  

Profundamente impactado dejó estas palabras cargadas de sorpresa:

“Son las cinco y diez. Dentro de dos minutos seré cristiano”.

No es un caso único

No es el primero ni será el último. Dios tiene sus motivos. De golpe, sin proponérselo, sin buscarlo y sin comprender lo que estaba pasando, recibe una iluminación interior. Ahora tiene la certeza:

“Dios existe”.

He conocido a varios que han tenido esta experiencia. Te hablaré de ellos en otros escritos. Son experiencias extraordinarias.

Todo cambió para André Frossard

Imagina el momento que vive André Frossard. Sus amigos son ateos, igual su familia y todas las personas cercanas a él. Tan ateos que ni siquiera cuestionan la existencia de Dios. Ateos y enemigos de la Iglesia católica. Y de pronto llega André a su casa hablando de un Dios que acaba de descubrir  hace pocos minutos.

“Nada me preparaba a lo que me ha sucedido: también la caridad divina tiene sus actos gratuitos”. 

Fue tan impactante este cambio en su lenguaje y su manera de comportarse y actuar que sus padres lo llevaron al médico pensando que estaba enfermo.

Al tiempo Frossard escribió un libro testimonial relatando su vida y su extraordinaria conversión, lo tituló: Dios existe, Yo me lo encontré.

“Sobrenaturalmente, sé la verdad sobre la más disputada de las causas y el más antiguo de los procesos: Dios existe. Yo me lo encontré.

Me lo encontré fortuitamente, con el asombro de paseante que, al doblar una calle de París, viese, en vez de la plaza o de la encrucijada habituales, una mar que batiese los pies de los edificios y se extendiese ante él hasta el infinito.

Fue un momento de estupor que dura todavía. Nunca me he acostumbrado a la existencia de Dios”.

Dios existe, yo me lo encontré, de André Frossard, es un libro que debes leer alguna vez en tu vida. Lo encuentras en cualquier librería católica.

He grabado este escrito en caso que tengas dificultades para leer o quieras escucharlo en tu auto o la comodidad de tu hogar. Compártelo.

¡Dios te bendiga!

Tags:
ateismocambioconversiondiosexperiencia
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.