Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 16 mayo |
San Simón Stock
home iconCultura e Historia
line break icon

Elisabetta Sirani: Pintora y maestra del Barroco

ELISABETTA SIRANI

Public domain

Sandra Ferrer - publicado el 17/04/21

Reconocida pintora italiana, fue clave en la historia artística de la Contrarreforma

Durante años, Bolonia fue uno de los centros intelectuales y artísticos más destacados de la Europa moderna. Con su flamante universidad y la presencia de importantes personalidades del mundo de la ciencia, el arte y la cultura, esta ciudad perteneciente a los Estados Pontificios, vio nacer a mujeres de mente brillante y gran talento artístico a las que se les dio la oportunidad de desarrollar su genio.

Una de estas mujeres fue Elisabetta Sirani. Poco conocida a su muerte, en vida acumuló admiración y éxito artístico a partes iguales. Duques, condes, papas, reyes, todos tenían una pieza de arte de esta mujer que tuvo una carrera breve pero intensa.

El taller de su padre era su hogar

Elisabetta Sirani había nacido en la ciudad de Bolonia el 8 de enero de 1638 en un mundo rodeado de arte. Su padre, Giovanni Andrea Sirani, era marchante, pintor y ayudante de Guido Reni, considerado uno de los artistas más reputado del momento. Elisabetta creció en una familia de cinco hermanos junto a pinceles, pinturas y lienzos. Su padre no dudó en enseñarle a ella y algunas de sus hermanas los rudimentos del arte. Pronto Elisabetta empezó a aprender de Reni y se convirtió en una habitual del taller de Giovanni donde demostró que su talento era un diamante en bruto.

Siendo aún una niña, Elisabetta pasaba más tiempo en el taller de su padre que en cualquier otro lugar. Así que solo era cuestión de tiempo que la primogénita de los Sirani siguiera los pasos de Giovanni. Antes de cumplir los veinte, se había convertido en pintora profesional y poco tiempo después sustituyó a su padre al frente del taller familiar. Anciano y enfermo de gota, Giovanni no tuvo ningún reparo en pasar el testigo a una hija que para entonces ya se había ganado el respeto de artistas y posibles clientes.

Su talento no tardó en traspasar las fronteras de la ciudad natal y Elisabetta Sirani se convirtió en una de las pintoras más reclamadas en toda Europa. No hubo corte, palacio o casa noble que no tuviera un lienzo suyo.

Elisabetta tuvo también detractores

Una de las principales críticas no se centraba en la calidad de sus obras sino en la cantidad que fue capaz de producir en un periodo breve de tiempo. En menos de una década llegó a pintar hasta doscientas obras entre pinturas y dibujos. La calidad no estaba reñida con la velocidad de su técnica, algo que causó controversia entre aquellos que no creían que ella, una mujer, no solo tuviera tanto talento sino que además fuera tan eficiente. Elisabetta no tuvo inconveniente en hacer demostraciones públicas de su capacidad para pintar rápido y bien.

Además de pintar, Elisabetta quiso transmitir su arte a otros jóvenes artistas, sobre todo a mujeres que, como ella, no pudieron estudiar en las academias oficiales por su condición femenina. Su taller pronto se convirtió en una escuela para chicas que querían seguir sus pasos, entre ellas dos de sus hermanas, Bárbara y Anna María.

CHARITY

Elisabetta Sirani centró buena parte de su obra pictórica en temáticas mitológicas pero, sobre todo, religiosas. Los santos cobraron vida con su pincel y se colocaron en iglesias y capillas de toda Europa. Su San Jerónimo en el desierto, uno de sus primeros trabajos, mostraba ya ese espíritu piadoso que caracterizaría los tiempos de la Contrarreforma.

Murió de forma prematura

La Virgen con el Niño, la Anunciación o la Sagrada Familia fueron también temática principal de su producción artística, muchas de ellas piezas pequeñas destinadas a la devoción privada. Destacan las hermosas Virgen de la pera, La Virgen de la Rosa o la Virgen de la Pasión. También realizó intensas escenas de la historia sagrada como su Caín matando a Abel o Judith triunfante. Su Bautismo de Cristo fue una de las principales obras que pintó en gran formato.

La espléndida y activa vida de Elisabetta Sirani, como pintora y maestra, terminó de manera prematura. Con tan solo veintisiete años, su muerte conmocionó a su Bolonia natal y al mundo del arte en general. Fue tan abrupta su desaparición que se llegó incluso a pensar que había sido envenenada por su propia criada aunque la autopsia demostró que la pintora había fallecido a causa de varias úlceras en el estomago, provocadas muy probablemente por la alta intensidad de trabajo.

La ciudad de Bolonia despidió con honores a la que fuera una de sus mejores pintoras de todos los tiempos en un funeral público. Un catafalco representando un templete con su efigie se erigió en el centro de la basílica de San Domenico donde el pueblo se congregó para darle su último adiós y donde fue enterrada. Considerada una pintora a la altura de Guido Reni, quien fuera su gran maestro e inspirador, Elisabetta Sirani descansa junto al gran pintor boloñés.

Tags:
arteculturahistoria del artepintura
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Philip Kosloski
5 revelaciones sorprendentes del «tercer secreto» de Fátima
2
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
3
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa cuenta que vio un milagro por intercesión de la Virgen de...
4
Gaudium Press
¿Sabías que el anillo de matrimonio puede llegar a tener la fuerz...
5
Lucía Chamat
Una curiosa foto de «Jesús» que conmueve a Colombia
6
Esther Núñez Balbín
¿Qué hay detrás del caso de Lina?… Madre a los cinco años
7
PASSION OF THE CHRIST
Cerith Gardiner
7 pruebas y tribulaciones que Jim Caviezel enfrentó al interpreta...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.