Aleteia logoAleteia logoAleteia
miércoles 01 diciembre |
San Andrés
Aleteia logo
Desde Roma
separateurCreated with Sketch.

Juan Pablo II, el Papa que visitó por primera vez una Sinagoga

TOAFF

PATRICK HERTZOG | AFP

Ary Waldir Ramos Díaz - publicado el 13/04/21

35 aniversario del histórico abrazo entre Juan Pablo II y el rabino Elio Toaff en la Sinagoga de Roma

El 13 de abril de 1986, el papa Juan Pablo II realizó la histórica visita al Templo Mayor judío en Roma. Lo recordamos 35 años después; pues se trató de la primera visita de un pontífice a un templo judío. Tuvieron que pasar siglos, remontándonos a la época del apóstol Pedro.

Una efeméride que recuerda los abrazos entrañables entre papa Wojtyla y el rabino Elio Toaff. El  gesto de dos líderes religiosos que inclusive consolidó una amistad personal que duró hasta el final de las vidas terrenas de ambos protagonistas. 

Hermanos mayores

Sí una imagen vale más que mil palabras, también hay frases que marcan para siempre los acontecimientos: “Ustedes son nuestros hermanos predilectos, nuestros hermanos mayores”.  Además, de condenar el antisemitismo, el Papa se dirigió a los presentes en lengua hebraica. 

Palabras que se abrían paso como un sol entre las tinieblas de los tiempos (guetos, persecuciones e incomprensión) y pronunciadas en un domingo de lluvia bajo la cúpula de la Sinagoga de Roma para reafirmar el camino renovado de las relaciones entre cristianos y judíos. 

Lia Toaff, nieta del rabino jefe, recordó el abrazo que consideró emblemático porque «rompió el ceremonial establecido y se volvió símbolo del cambio y de la amistad que se desarrolló durante los años”. 

Precisamente, Riccardo Di Segni, rabino mayor de Roma desde 2001 sucediendo a Elio Toaff comentó la novedad de la frase: “hermanos mayores”. Lo hizo en ocasión del aniversario en las páginas del diario italiano, La Repubblica (13.04.2021)

“Una expresión brillante que parece haber sido sugerida por el carismático cardenal Etchegaray, que a primera vista incita al amor y al respeto; pero también a una ambigua sutileza teológica, porque en la Biblia los hermanos mayores, empezando por Caín, son los malos y los que pierden la primogenitura.

El profesor Sabban, entonces presidente de la Comunidad, y el rabino Toaff no olvidaron la historia, la actualidad y los problemas en sus discursos. A la petición de reconocimiento del Estado de Israel, el Papa Wojtyla respondió ingeniosamente en privado, citando al Eclesiastés: «para todo hay tiempo». 

E tiempo ha pasado con muchas novedades, pero “ciertamente desde aquel 13 de abril las relaciones entre ambos mundos han cambiado radicalmente”, añadió el rabino Di Segni.

SYNAGOGUE

La idea de visitar la Sinagoga de Roma atrajo al Papa,» experto en gestos sensacionales y simbólicos, y las secretarías se pusieron a trabajar», explicó el rabino.

«Para el rabino jefe Elio Toaff, que recibió discretamente la propuesta, fue una sorpresa y un desafío; nunca había ocurrido desde los tiempos del primer papa, Pedro. Ignorando por completo a sus colegas italianos y al rabinato israelí, que probablemente le habrían creado problemas, Toaff buscó y encontró un apoyo autorizado en el rabinato europeo, del que era miembro.

A partir de ese momento, los problemas se convirtieron en organizativos, diplomáticos y mediáticos», confirmó Di Segni.

Resistencias y un nuevo contexto

En efecto, esa frase famosa sobre la fraternidad entre cristianos y judíos reafirma un itinerario abierto por el Concilio Vaticano. 

“Desde el punto de vista doctrinal, las aperturas marcadas por la declaración conciliar Nostra Aetate de 1965, que «absolvió» a los judíos de la culpa de deicidio, han tenido continuidad, con comisiones de expertos en activo, cambios en la predicación y en la formación de los sacerdotes”, comentó el rabino Di Segni.

El Papa polaco tuvo también que atravesar los obstáculos de su tiempo y de su historia personal y, asimismo, tener del otro lado a un interlocutor de brazos abiertos; no era solo salir del Vaticano y atravesar el puente Sixto y llegar al otro extremo del Lungotevere donde está la Gran Sinagoga (desde el Vaticano hay una distancia de solo dos kilómetros). Era mucho más… 

Di Segni cuenta que el día en que el “polaco Karol Wojtyla fue elegido Papa fue el 16 de octubre de 1978 y para los judíos romanos había dos signos preocupantes: el hecho de que procediera de un mundo, como el catolicismo polaco, tradicionalmente imbuido de un fuerte antijudaísmo, y la circunstancia del 16 de octubre, que es el fatídico día en que tuvo lugar el asalto nazi a Roma en 1943”. 

Pero también recuerda que “muy pronto llegaron señales positivas sobre la cuestión polaca; la biografía del nuevo papa iba a contracorriente de su entorno. Wojtyla había conocido y apreciado un judaísmo vital, y lo había visto desaparecer en los años de la Shoa”. 

El Papa Francisco intercambia regalos con líderes y miembros de la comunidad judía local durante su visita a la sinagoga de Roma el 17 de enero de 2016 en Roma, Italia. (Foto de Franco Origlia/Getty Images)

Agradecimiento

En este contexto, el papa Francisco que visitó la Sinagoga de Roma en enero de 2016, siguiendo el ejemplo de Benedicto XVI en enero de 2010, recordó a Juan Pablo II por su legado fraterno. Y retomó la que llamó una “hermosa expresión”: “Queridos hermanos mayores”.

En suma, el abrazo entre Juan Pablo II y el rabino Elio Toaff ha puesto ‘carne y hueso’ a las letras del Concilio Vaticano II. Es una fecha para agradecer – como dijo el papa Francisco – porque “entre nosotros han crecido y se han profundizado la comprensión recíproca, la mutua confianza y la amistad”.

Tags:
concilio vaticano iidialogo interreligiosoJuan Pablo IIjudaismopapa francisco
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.