Aleteia logoAleteia logoAleteia
miércoles 08 diciembre |
La Inmaculada Concepción
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

¿Cómo reconciliarme con mi pasado?

crisis man

TheVisualsYouNeed - Shutterstock

Orfa Astorga - publicado el 13/04/21

Un caso llegado a consulta que puede dar luz sobre la crisis de la mediana edad

El varón de mediana edad, consultaba por un pasado que sentía como un peso sobre sus espaldas.

– Vera usted, dando por cierto que “Un buen presente borra siempre un mal pasado”, me he propuesto hacer cambios en mi vida, para hacerlo realidad de una vez por todas –comenzó diciendo. 

– Cuénteme de esos cambios – le propuse.

– Bien, pues ahora vigilo mis alimentos, duermo mejor y hago ejercicio, pues he leído que todo eso, además de saludable, tienen que ver con las endorfinas, sustancias que produce el organismo de forma natural y propician las buenas emociones.

También, en la parte psicológica, pretendo resolver ciertos desarreglos, que como le dije, se anclan en mi pasado, y cuyas secuelas deseo sanar.   

– Bueno, sobre esto último, si por sanar se refiere a cambiar la forma en que asume sus malas experiencias para modificar positivamente ciertas actitudes, es correcto. Pero, comprenderá, que existirán hechos que no le será posible olvidarlos, sobre todos aquellos, según me ha compartido, se sabe responsable o culpable.   

Y es con esos hechos, que debe y puede reconciliarse. 

Perdonarse a uno mismo

– ¿Reconciliarme dice?… ¿Con mi miseria?

– Las personas nunca podemos resolver del todo aquello que forma parte de nuestro complejo mundo interior, pero siempre es posible hacer algo respecto de las heridas del alma, esas que duelen al menor roce.

Para ello, es necesario perdonar, no solo a quienes nos las causaron, sino también a nosotros mismos.

– ¿Aceptar la parte más dolorosa de mi pasado? …¡Cómo!

Ciertamente, en un buen presente no necesariamente se borran los malos recuerdos, pero estos no le impiden en absoluto ser mejor persona, y ahogar en abundancia de bien, todo lo malo que haya hecho y que le hayan hecho.

Entonces el dolor de sus recuerdos se atenuará y dará frutos.

Lo puede lograr con motivos de amor, ya que como dijera un personaje muy sabio: “el amor hace fecundo el dolor y el dolor hace profundo el amor”.

Endorfinas espirituales

Algunos ejemplos:

  • Comenzando por tratar a los demás, como quisiera que le trataran a usted, sin pensar si lo merecen o no.
  • Sintiéndose libre en su interior al hacer el bien “solo porque le da la gana” como el mejor de los motivos, porque en el amor maduro se es libre de, y para los demás.
  • Vigilando que su amor tenga rectitud de intención, evitando el propio interés.
  • Sacrificándose por los demás, con independencia de las ganas que sienta, o el esfuerzo que le cueste.
  • Evitando el acaparamiento o imposiciones sobre los que ama, en vez de ello, respetando su libertad y busque buscando el pertenecerles.

Y muchos más…

Los motivos de amor, son por así decirlo “endorfinas espirituales”, ya no como substancias químicas que produce el organismo físico, sino como emociones que produce el espíritu, también en forma natural, y son la más efectiva terapia contra secuelas negativas del pasado.

—Comprendo —asintió esperanzadamente mi consultante. 

No basta la buena voluntad

—Bueno, llegamos a un punto en que debemos clarificar, que, para reconciliarse con su pasado, se necesita además de la ayuda del corazón, pues este es el punto de encuentro entre el cuerpo y el alma, través de tres profundos sentimientos.  

¿Cómo entenderlos?

Que, al reconciliarse con su pasado, usted podrá sentir misericordia por sí mismo, y eso le permitirá sentir, que nada lo puede hacer mas feliz que el darse a los demás, y, finalmente sentir que Dios lo ama, tal cual es, mientras lucha por corresponderle. 

El hombre no se comprende solo en su biología o en su psicología, sino además y necesariamente, por las necesidades de su alma, cuya “terapia divina” puede lograr siempre un corazón nuevo.

Consúltanos escribiendo a: consultorio@aleteia.org

Tags:
bienestarcrisisheridaspasadoperdon
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.