Aleteia logoAleteia logoAleteia
lunes 06 diciembre |
San Nicolás
Aleteia logo
Historias que inspiran
separateurCreated with Sketch.

George Dennehy: toco la esperanza con mis pies

GEORGE DENNEHY, MUSICIAN

M&G Dennehy | Youtube

Annalisa Teggi - publicado el 11/04/21

Nació sin brazos y fue abandonado en un orfanato, luego fue adoptado en Estados Unidos. Con su música, George quiere enviar un mensaje de esperanza: Dios trabaja con nuestras vidas, hay que adoptar también a los niños discapacitados.

Ese-sin-brazos es el apodo en las redes sociales de George Dennehy, un joven músico estadounidense de 26 años.

Los alias virtuales se eligen a menudo para ofrecernos una máscara, la suya es como un dedo que señala.

Durante muchos años, George ha sido considerado el sin brazos, una discapacidad que lleva consigo desde que nació.

De esta discapacidad sacó un gran talento: toca el violonchelo, la guitarra y el piano y lo hace con los pies.

Un certificado de defunción en la cuna

George Dennehy nació en Rumanía y fue abandonado de inmediato en un orfanato debido a su grave discapacidad.

Además de haber nacido sin brazos era un niño muy frágil, al punto que ya le habían redactado el certificado de defunción:

A los 18 meses pesaba 4 kg, George dice que un médico había rellenado un certificado de defunción y lo había colgado en su cuna, dejando que las enfermeras solo agregaran la fecha cuando llegara el momento. (por Nbc16)

George no murió, pero pasó 3 años terribles en ese orfanato rumano:

Me despreciaban y me dejaban en un rincón -dice-. Me consideraban irrecuperable, pero los padres que me adoptaron, para ellos yo no fui para nada irrecuperable. (Ibídem)

Esto es lo que ese pequeño niño etiquetado apresuradamente como irrecuperable es capaz de hacer hoy

Entre ese niño frágil en el orfanato y el niño con la voz asombrosa de hoy, hay una vida difícil en el medio. El final feliz no llegó por arte de magia gracias a la familia adoptiva. Ese fue solo el comienzo de un arduo viaje, una inmersión total en los muchos agujeros negros que ardían en el interior.

Hoy George toca en público, sus videos musicales tienen millones de visitas en Youtube. Su misión es sensibilizar a la gente sobre las adopciones más difíciles:

Es triste decirlo, pero hay muchos países donde se descarta a los niños – reitera – Nadie creería que casi muero en un orfanato y ahora estoy aquí. Y este es el poder que tiene el amor y el cuidado incondicional por aquellos que no son deseados. (Ibídem)

La dura escuela de la vida

De Rumanía a Virginia. Fue un gran cambio para George, quien finalmente entró en una familia donde su presencia no era simplemente tolerada, sino amada.

Pero había un mundo fuera de las cuatro paredes del hogar, un mundo muy hostil a lo diferente.

Los años escolares fueron un túnel oscuro para este chico, rápidamente etiquetado como «el sin brazos».

George recuerda con terror el momento de la comida, que trataba de evitar en la medida de lo posible.

De hecho, había aprendido a suplir la ausencia de los miembros superiores con el uso de los inferiores y por lo tanto comía con los pies: mostrarse a sus compañeros para comer lo expondría a un tremendo ridículo.

Viví sin esperanza durante mucho tiempo mientras iba a la escuela. Estaba convencido de que estaba aquí sin un propósito. Durante mucho tiempo estuve enojado, deprimido, triste.

En el caso de George, a partir de ese momento de oscuridad se dio cuenta de una cosa:

Y luego me di cuenta de que había una opción. La elección de decirme a mí mismo: hay cosas en la vida que no puedes controlar, naciste de cierta manera. La única opción que tenemos es cómo respondemos con nuestra presencia a estas cosas que se nos dan. Podemos sacar lo mejor o podemos pasar el tiempo quejándonos. (Ibídem)

View this post on Instagram

A post shared by George Dennehy (@thatarmlessguy)

Tocar la esperanza con los pies

Algunos amigos con quienes George comparte su camino de fe dicen que su presencia hoy expresa este mensaje alto y claro: Dios está obrando en mi vida, me está dando muchas cosas más allá de la condición con la que nací.

Para usar una metáfora, se puede decir que de una hoja de papel escrita apresuradamente con una sentencia de muerte, George pasó a una veintena de elogios.

Sí, la música fue el hogar en el que este niño se sintió llamado a expresar la parte luminosa de su alma.

A los 8 años estudió violonchelo y luego por su cuenta aprendió a tocar la guitarra y el piano.

Creo que él mismo bromeó diciendo que toca con los pies, pero lo que aporta a sus oyentes es cualquier cosa menos música amateur.

Hacer música para mí es vivir con esperanza, es el lugar donde me refugio. Mi misión al escribir música y tocarla es inspirar a otras personas a dar un paso en su vida, un paso de esperanza. (por Youtube)

Tags:
adopciondiscapacidadmúsicasuperación
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.