Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 16 octubre |
Santa Margarita María Alacoque
Aleteia logo
home iconDesde Roma
line break icon

Papa Francisco: Cuando rezamos, ya no estamos solos

MONTEFORTE / POOL / AFP

Vatican News - publicado el 07/04/21

Las palabras del Papa hoy en la audiencia general

«Cuando rezamos, nunca lo hacemos solos: aunque no lo pensemos, estamos inmersos en un majestuoso río de invocaciones que nos precede y nos sigue». Con estas palabras inicia el Papa Francisco su catequesis, en la audiencia general de este miércoles, dedicada al vínculo entre la oración y la comunión de los santos.

Las palabras del Papa se introducen con la lectura de un pasaje de la Carta a los Hebreos en el que se habla de los primeros cristianos en su camino, con la mirada fija en Jesús, rodeados de una ‘multitud de testigos’.

Tantas historias que hacen historia

Francisco subraya el continuo entrelazamiento entre la experiencia personal y la del pueblo y de la humanidad en su conjunto, a la que pertenecemos, expresada en las oraciones contenidas en la Biblia: liberaciones, deportaciones, exilio, momentos de alegría como el encuentro entre María y su prima Isabel cantaba en el Magnificat. En las oraciones, el dolor de uno se convierte en el dolor de todos y también la felicidad.

Las oraciones siempre renacen: cada vez que unimos nuestras manos y abrimos nuestro corazón a Dios, nos encontramos en una compañía de santos anónimos y santos reconocidos que oran con nosotros, y que interceden por nosotros, como hermanos y hermanas mayores que han pasado por la nuestra, la misma aventura humana. En la Iglesia no hay duelo que se quede solo, no hay lágrima que se derrame en el olvido, porque todo respira y comparte una gracia común.

Incluso en nuestra existencia, la santidad puede florecer

El Papa Francisco observa que alguna vez las tumbas se ubicaron cerca de las iglesias «como para decir que en cada Eucaristía participan de alguna manera las filas de los que nos precedieron».

Está la fe transmitida que hemos recibido y con ella también la forma de orar, la oración. «Los santos todavía están aquí – dice –no lejos de nosotros» y especifica:

Son testigos que no adoramos -por supuesto- no adoramos a estos santos sino que veneramos y que de mil maneras diferentes nos remiten a Jesucristo, único Señor y Mediador entre Dios y el hombre. Un santo que no se refiere a Jesucristo no es santo, ni siquiera cristiano. El santo te recuerda a Jesucristo porque caminó de esa manera de vivir como cristiano. Los santos nos recuerdan que incluso en nuestra vida, incluso si estamos débiles y marcados por el pecado, la santidad puede florecer.

Incluso en el último momento de la vida, dice el Papa, es posible convertirse y recuerda que el primer santo canonizado, por el mismo Jesús, fue un ladrón, el buen ladrón. «La santidad, dice, es un camino de vida, de encuentro con Jesús, tanto largo como corto, y en un instante».

Solidaridad misteriosa

Refiriéndose al Catecismo, Francisco explica que los santos «no cesan de cuidar a los que han dejado en la tierra» y que, por tanto, «podemos y debemos rogarles que intercedan por nosotros y por el mundo entero».

Se trata de «una misteriosa solidaridad» en Cristo entre nosotros y los que nos precedieron.

Este vínculo de oración entre nosotros y los santos, es decir, entre nosotros y las personas que han llegado, ya experimentamos este vínculo de oración aquí, en la vida terrena: oramos los unos por los otros, pedimos y ofrecemos oraciones … para orar por alguien es hablar con Dios sobre él o ella. Si lo hacemos con frecuencia, todos los días, nuestro corazón no se cierra, permanece abierto a los hermanos. Orar por los demás es la primera forma de amarlos y nos empuja a una cercanía concreta.

Y espontáneamente, agrega:

Incluso en tiempos de conflicto, una forma de disolver el conflicto, de suavizarlo, es orar por la persona con la que estoy en conflicto. Y algo cambia con la oración. Lo primero que cambia es mi corazón, es mi actitud. El Señor lo cambia para hacer posible un encuentro, un nuevo encuentro y para evitar que el conflicto se convierta en una guerra sin fin.

Los santos desconocidos que nos echan una mano

Muchos de nosotros hemos sido bautizados con el nombre de María, santa o santa, señala el Papa, y esto no deja de tener sentido. Ellos, dice, solo están esperando para «echarnos una mano» y concluye:

Si en nuestra vida las pruebas no nos han superado, si todavía somos capaces de perseverar, si a pesar de todo seguimos adelante con confianza, quizás todo esto, más que a nuestros méritos, se lo debemos a la intercesión de tantos. santos, algunos en el Cielo, otros peregrinos como nosotros en la tierra, que nos han protegido y acompañado porque todos sabemos que aquí en la tierra hay santos, hombres y mujeres santos que viven en santidad, ellos no lo saben, ni saben. lo sabemos pero hay santos, de santos cotidianos, de santos ocultos o como me gusta decir los «santos de al lado», los que viven con nosotros en la vida, que trabajan con nosotros y llevan una vida de santidad.

Divina Misericordia

Al final de la catequesis, dirigiéndose a los fieles de habla polaca, el Papa recuerda que el próximo domingo la Iglesia celebrará la Fiesta de la Divina Misericordia, instituida por San Juan Pablo II.

Nos recordó, prosigue Francisco, «que la liturgia de este domingo parece trazar el camino de la misericordia que, al reconstruir la relación de cada uno con Dios, suscita también nuevas relaciones de solidaridad fraterna entre los hombres».

El hombre, de hecho, recibe la misericordia de Dios, «pero también está llamado a ‘mostrar misericordia’ hacia los demás». Pedimos, concluye el Papa, «la gracia del perdón y el amor activo al prójimo»

Por Adriana Ghisotti, artículo publicado originalmente en VaticanNews

Tags:
catequesisoracionpapa franciscosantos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
squid game
Dolors Massot
¿Qué ocurre con la serie «El juego del calamar» (Squid Game)?
2
main de robot
Francisco Vêneto
«Estamos creando a Dios»: ex funcionario de Google sobre la (IA) ...
3
ZARAGOZA
Maria Paola Daud
Las bombas que por “milagro” de la Virgen del Pilar no explotaron
4
Gelsomino del Guercio
Carlo Acutis habló de un regalo que le hizo Jesús, ¿de qué se tra...
5
THERESA
Maria Paola Daud
¿Santa Teresa de Ávila fue la inventora de las papas fritas?
6
ORDINATION
Francisco Vêneto
Ex testigo de Jehová será ordenado sacerdote católico a los 25 añ...
7
Philip Kosloski
6 de los más notables santos incorruptos
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.