Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 15 abril |
San Damián de Molokai
home iconEstilo de vida
line break icon

¿Es rentable ser generoso?

generosity

ntkris - Shutterstock

Miriam Esteban Benito - publicado el 01/04/21

Quien es generoso, multiplica sus bendiciones; o bien, como dice la sabiduría popular, “el que por otros pide, por sí aboga”

La generosidad es la virtud de dar o compartir con el prójimo, sin recibir nada a cambio. Sí, es eso de hacer las cosas “gratis”, aunque a algunos pueda parecerles extraño.

Por suerte somos muchos los que consideramos que la generosidad es una de las mayores virtudes e incluso la impulsora de todas las demás. Pero en ciertos ámbitos, como por ejemplo el laboral, puede que no parezca muy rentable esta forma de proceder. ¿Es posible despuntar y alcanzar grandes metas siendo generoso?

¿Es esa la manera más efectiva y productiva de vivir la vida? ¿De dónde viene nuestro éxito?

Más generosidad, más ventaja emocional

Sonja Lyubomirsky, de la Universidad de California Riverside, realizó un estudio entre los trabajadores de Coca-Cola Iberia. Analizó durante unos meses la forma de actuar de sus empleados y llegó a deducir que los trabajadores más generosos eran los que obtenían mayor ventaja emocional y se sentían más a gusto en el trabajo.

El actuar de una manera generosa establecía en ellos una conexión directa con un estado de felicidad. Ya lo decía San Josemaría Escrivá: “Cuanto más generoso seas, por Dios, serás más feliz.”

La generosidad cristiana es fruto de la gracia de Dios. Hemos sido creados para servir. “No hay amor más grande que dar la vida por los amigos”. El que intenta vivir con la conciencia de entrega y generosidad nos muestra lo beneficiosos que podemos ser para los demás y experimentará la alegría del “darse” por amor.

El hecho de cultivar una actitud generosa no es un valor pasado de moda. Aunque a veces se nos olvide, la generosidad va en nuestro ADN: es el motor de nuestra humanidad y del mundo. Ninguno estaríamos aquí si no fuese por la generosidad de nuestros padres.

Vivir una vida generosa

La generosidad es una cualidad estrella en la espiritualidad cristiana. Dios no se deja ganar en generosidad. Además, dentro de nosotros, instauró el deseo de vivir una vida generosa. La generosidad nace de la confianza en Dios. Y como decía San Francisco de Asís: “es en el dar que recibimos”.

MATURE WOMAN
Amar implica dar y, más importante aún, darse.

Seguramente, todos somos capaces de dar sin amar, pero no podemos amar sin dar, sin darnos. La generosidad nos empodera el corazón y nos lleva a amar sin medida.

Ahora bien, aterrizando a la miseria humana, ¿es rentable ser generoso?

Si quieres alcanzar la “Riqueza”, haz de la generosidad tu forma de vida.

-Tu generosidad te permitirá vivir cada momento como una oportunidad.

A veces no somos conscientes del regalo que esconde cada momento del día. Si buscamos el servicio en cada uno de nuestros actos, estaremos continuamente en el camino de ser felices.

-Ser generoso te ayuda a ser agradecido. Pues te hace consciente continuamente de la suerte que tienes con todo lo que diariamente se te es dado.

-Tu generosidad ayuda a dar a cada problema el peso correcto. Te empuja a ser positivo. La generosidad nace de la confianza en Dios y eso mismo es lo que hace que pesemos cada circunstancia con la balanza correcta.

Beneficios para ti y para los demás

-Ser generoso crea fuertes relaciones personales y de amistad. Si nos entregamos a los demás, agrandamos el sentido de comunidad. Esto hace que nos sintamos más cerca de otros y ellos de nosotros. La generosidad, poco a poco, va reforzando ese vínculo de interconexión.

-Tu generosidad promueve la generosidad de los demás. Pues te hace salir de ti mismo y buscar aquello que es más importante para el otro. Nadie se siente indiferente ante un acto de amor. El amor genera más amor.

-La generosidad te hace gozar de una buena salud emocional y mental. Por tanto, te ayuda a tener una vida saludable con menos estrés.

En definitiva, como nos recuerda Clemente Alejandrino, ««Dios ama a quien da con alegría» (2 Co 9, 7), a quien goza dando y no siembra con mezquindad, para no recoger del mismo modo, sino que comparte sin tristeza, sin hacer distinciones y sin dolor; esto es auténticamente hacer el bien» (31, 8: Collana di Testi Patristici, CXLVIII, Roma 1999, pp. 56-57).

Esta es la auténtica rentabilidad de nuestra generosidad: obtener la felicidad que viene de Dios y que dura eternamente.

Tags:
amistadbienestargenerosidadtrabajo
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
RIVELAZIONE
Maria Paola Daud
La Virgen que se apareció en Roma, revelándose a un adventista
2
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
3
Dicas de amor
Una hermana es más que una amiga, es la mitad de nuestro corazón
4
SANDOKAN
Inma Álvarez
La verdadera historia de Sandokán: era español y obispo
5
MIRACLE
Maria Paola Daud
Mateo se perdió en el mar… ¡y apareció en brazos de papá!
6
Miriam Díez Bosch
¿Un santo en el Titanic?
7
MARIA DEL VALLE
Esteban Pittaro
Conmoción en Argentina por una joven que falleció tras un aborto ...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.