Aleteia logoAleteia logoAleteia
jueves 09 diciembre |
San Juan Diego
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

¿Te ha secuestrado tu celular?

Iconic Bestiary | Shutterstock

Claudio de Castro - publicado el 26/03/21

Esta mañana me despertó un mensaje y lo abrí casi sin pensar...

¿Usas las pantallas de manera personal o te ha secuestrado tu celular?

«Pongan en práctica todo lo que han aprendido, recibido y oído de mí, todo lo que me han visto hacer, y el Dios de la paz estará con ustedes»

Filipenses 4, 9

Esta mañana como a las 5:00 a.m. alguien me envió un mensaje por whatsapp. Estaba sobre la mesita de noche, lo abrí para ver el mensaje, casi sin darme cuenta en la somnolencia y lo volví a dejar. Escuché a mi esposa Vida quien al lado mío me decía:

—Duérmete Claudio. Aún no amanece.

Entonces me di cuenta. Sentí de pronto que de alguna forma está todo programado para que nuestro celular nos secuestre y nos quite una parte esencial de la vida.

Con el celular en la mano olvidamos la oración, disfrutar aquellos pequeños momentos en familia durante las comidas, los milagros de la naturaleza, cuando el hijo llega emocionado con algún triunfo para compartirlo.

Un experimento

Recordé un experimento social que vi hace algún tiempo en las redes sociales. Reunieron unas doce personas en una habitación, esperaban su turno para ser entrevistados por un trabajo.

Previo a esa reunión habían colocado en los diarios un anuncio ofreciendo un puesto en la empresa.

Muchos respondieron. Reunidos los primeros doces aspirantes al puesto, un ejecutivo salió a darles la bienvenida y darles las pautas de la entrevista. 

―Mientras esperan para ser llamados a la entrevista, se requiere silencio absoluto. Si escuchan un timbre deberán ponerse de pie y volverse a sentar.

Salió el ejecutivo de aquella empresa de la habitación. Diez minutos después, cuando quedaban ocho aspirantes, sonó un timbre y todos se pusieron de pie al unísono.  Nuevamente el timbre y todos de pie.

Cuando quedaba solo un aspirante en la sala, volvieron a llenarla con otros doce aspirantes.

Sonó el timbre, el que conocía las instrucciones se puso de pie y todos los que lo rodeaban se miraron e hicieron igual, sin tener idea por qué se levantaban de sus sillas ni qué significaba aquello.

Llegó un momento en que en la habitación no había ninguno del grupo original, pero cada vez que sonaba el timbre se miraban sorprendidos tratando de comprender, se ponían de pie y se volvían a sentar, si tener la más mínima idea de por qué lo hacían. Era como un acto reflejo.

Amaestrados

PHUBBING

Así me sentí cuando llegó ese mensaje a mi celular. No dudé en despertarme y ver de qué se trataba. Tenía mi mente programada a reaccionar ante el timbre el teléfono móvil. Me sentí amaestrado por el celular.

Desde ese día mi esposa lo toma antes de acostarnos a dormir y lo esconde, para que tenga un  sueño reparador.

Me he propuesto dejarlo a un lado y retornar a mi vida natural, cuando lo que importaba era dialogar en la mesa cuando desayunamos, almorzamos y cenamos, cuando paseamos en familia y cuando llega a verme alguno de mi familia con cualquier inquietud. Prestarles atención, que es lo más valioso que les puedo dar.

Y a ti, amable lector, ¿te tiene secuestrado tu teléfono móvil? Te haré una pregunta sencilla: “¿Qué es lo primero que haces al abrir los ojos cada mañana?”

Escríbeme y cuéntame tus experiencias. Te dejo mi correo electrónico.

cv2decastro@hotmail.com

¡Dios te bendiga!

Tags:
comunicacionlibertadrelaciones socialestelefonía celular
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.