Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 24 septiembre |
Virgen de la Merced
home iconHistorias que inspiran
line break icon

Miguel, un “santo con corbata”

MIGUEL PEREZ

@luciacapape

Benito Rodríguez - publicado el 25/03/21

Ya está en el Cielo. Miguel Pérez (40 años), ingeniero, director de colegio, padre de familia (5 hijos), abrazó su enfermedad hace más de dos años: ELA. Le impidió caminar, hablar, servirse por sí mismo… pero no le quitó nunca la fe ni la capacidad de amar hasta el extremo a Dios, a su familia, a sus amigos, a su profesión

Su testimonio se ha convertido en luz para miles de personas. Ayer falleció en Sevilla. Como dice Lucía -su mujer- es “un santo con corbata”.

Su última foto

View this post on Instagram

A post shared by Lucía Capapé (@luciacapape)

El pasado fin de semana, Lucía publicaba esta foto en Instagram. Miguel, en su silla de ruedas, observaba a los dos pequeños de sus cinco hijos, que celebraban su Primera Confesión.

La hicieron en casa, bajo la atenta mirada de su padre. Esa mirada, la de un padre orgulloso, profundamente trascendental porque la enfermedad le ha unido a la Cruz hasta convertirle, sin él quererlo, en un faro para miles de personas. Esa mirada, la de un padre que se sabe cerca de Dios Padre y que ve, en esa habitación, el abrazo de Dios a sus hijos. 

Después sufrió un empeoramiento de su estado de salud. Tuvo que ingresar en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, donde este miércoles –como dice su cuñado Elías, sacerdote- “entró por la puerta grande en el Cielo”. Lucía, a través de las redes sociales, anunciaba su fallecimiento y daba las gracias por tantísimas muestras de cariño. 

“No somos tan buenos”

El pasado 30 de octubre publicábamos en Aleteia su testimonio. 

Mandé a Miguel, buen amigo mío desde hace muchos años el artículo. Nos comunicábamos por WhatsApp porque él no podía hablar. Yo le mandaba notas de voz y él me respondía con textos.

Me agradeció el artículo, pero con su habitual sinceridad me confesó que tenía miedo. No se sentía un ejemplo. Siempre ha sido una persona muy humilde, y estaba abrumado por cómo su caso estaba difundiéndose.

Él, que nunca le gustaba ser el centro de atención pese a ser un líder natural, de repente se veía en el foco. Si no le gustaba en sus mejores momentos, imaginen así, sin hablar, en silla de ruedas, enfermo. Me decía “no somos tan buenos”, en referencia a Lucía y él.

Un diario nacional le acababa de hacer otra entrevista, y hasta le habían grabado un vídeo testimonial. Sentía vértigo.

Le insistí en que no había dicho nada de él que no fuera ya antes de la enfermedad, una persona diez, pero que ahora, quizás fuera parte de su misión dar testimonio de cómo encontrar a Dios y encontrarse con Dios en una enfermedad tan cruel, como contrapunto a quienes defienden la eutanasia como único camino ante el sufrimiento. Se me entrecortaba la voz cuando le pedía eso.

Inspiración

Y él, con una simple frase de texto, me mandó “un abrazo inmenso” que sentí como si me lo estuviera dando físicamente, el que me hubiera gustado darle yo. Y vaya si han dado testimonio. Su forma de afrontar la enfermedad en familia les ha convertido en una fuente de inspiración para miles de personas.

Lucía publicaba en Instagram cosas de su día a día en familia. Con fotos tan radiantes por la belleza que entrañan que no necesitan filtros, y con la certera prosa de una filóloga conseguían transmitir con cada publicación la grandeza de un matrimonio enamorado, generoso, volcado con sus hijos, con todos los que le quieren… y confiados absolutamente en la Voluntad de Dios. Sin trampa ni cartón.

La crudeza de la enfermedad, sin ocultar los momentos duros y las lágrimas, pero demostrando que no era postureo cuando decían que “no hemos hecho nada para merecer este regalo que nos permite vivir la vida con una perspectiva diferente y, sin duda, nos aporta una felicidad verdadera y profunda”.   

La meta del Cielo

Lucía decía que la meta de este camino que les tocaba recorrer juntos era el Cielo. Él ya está allí, “un santo con corbata” le llama su mujer. Yo diría más: un santo contemporáneo, un santo de familia. Su huella en la Tierra es muy profunda. Quienes le conocemos sabemos que –si Dios quiere- también intercederá para grandes milagros desde el Cielo.

Quien les escribe se siente muy afortunado, con la certeza de haber conocido y tratado a un santo en vida, a un amigo que se ha ido, pero con quien seguiré hablando y riendo. Y esas carcajadas suyas seguirán resonando tan fuertes y tan cercanas. Un amigo en el Cielo. 

En una entrevista a ABC, en un solo párrafo, lo dijo todo: 

“Con esta enfermedad he descubierto algo que todos sabemos, pero que no pensamos, y es que nos vamos a morir. Desde que me dijeron que tenía fecha de caducidad he aprendido a vivir sabiendo que me voy a morir y veo todo de otra manera. Hay gente que muere de repente, yo he tenido la suerte de ser avisado y así poder prepararme (…). He tenido la bendición de entender mejor muchas cosas, de sentir la cercanía de Dios, de ver el poder de la oración y de sentir que todo lo de este mundo es temporal y caduco. Creo que todos deberíamos pasar por algo parecido para valorar todo y acercarnos a Dios: amor puro y que llena el corazón”.

Tags:
enfermedadfamiliapadres-hijostestimonio
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
2
Ary Waldir Ramos Díaz
Papa Francisco: Puede que yo merezca insultos, pero la Iglesia no
3
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa Francisco afirma que la ideología de género es «diabólica...
4
JIM CAVIEZEL
J.P. Mauro
El impactante tributo de Jim Caviezel a la Virgen María
5
crisis man
Marzena Wilkanowicz-Devoud
Los poderosos consejos de 3 monjes para vencer la desgana
6
Maria Paola Daud
Cuando la Virgen María detuvo la lava del volcán Etna
7
ANMOL RODRIGUEZ
Domitille Farret d'Astiès
Atacada con ácido cuando era bebé, Anmol Rodriguez supera e inspi...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.