Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 21 abril |
San Anselmo de Canterbury
home iconDesde Roma
line break icon

Papa Francisco: Aprovechar el tiempo, don de Dios

TIZIANA FABI / POOL / AFP

Ary Waldir Ramos Díaz - publicado el 22/03/21

El Papa invitó a "conocer el pasado, proyectados hacia el futuro, para vivir mejor el presente", acogiendo las oportunidades de Dios

El papa Francisco realizó este 22 de marzo una reflexión sobre el tiempo y cómo aprovecharlo por ser un don de Dios. Lo dijo a la comunidad del Pontificio Colegio Filipino «de Nuestra Señora de la Paz y Buen Viaje» de Roma.

El tiempo», – dijo –  es un «don que Dios», confiado «a nuestra responsabilidad para que sepamos aprovechar la oportunidad para decir nuestro «gracias», para hacer buenas obras y mirar al futuro con esperanza».

El Papa encontró hoy esta comunidad (la mayoría seminaristas, sacerdotes) con motivo del 500 aniversario del primer anuncio de la fe cristiana en Filipinas y de la celebración de la primera misa, que fue el 31 de marzo de 1561, día de Pascua. Además, del aniversario de la fundación de su colegio, el 29 de junio de 1961.

Pasado

En primer lugar, se refirió al pasado: «en la historia que cada persona y cada realidad llevan consigo».

El Papa invitó a «retroceder en el tiempo», «desandando los pasos de los que nos han precedido, para volver a los orígenes» de la propia fe con sentimientos de gratitud y asombro.

«Cada aniversario nos da la oportunidad de hojear ‘el álbum familiar’ y recordar de dónde venimos, qué fe hemos vivido y qué testimonios evangélicos nos han permitido ser lo que ahora somos».

Memoria

Luego, afirmó que «la memoria del camino recorrido»… «Es recordar los tiempos, las gracias de Dios, no olvidar».

«Recordar la raíz. Pablo decía a Timoteo : ‘Acuérdate de tu madre, de tu abuela…’ Las raíces, la memoria».

Por que sostuvo: «Un cristianismo sin memoria es una enciclopedia, pero no es vida».

«Cada uno de nosotros debe mirar atrás y recordar los tantos pasos, bonitos y feos, buenos y malos, pero viendo siempre que allí está la Providencia de Dios».

Cansancio y desanimo

Cuando se sientan cansados y desanimados, – nos pasa a todos sentirnos abatidos- por alguna prueba o fracaso, miren hacia atrás, a su historia, no para huir a un pasado «ideal», sino para redescubrir el ímpetu y la emoción del «primer amor», el de Jeremías».

Volver al primer amor. «Sienta bien volver sobre los pasos de Dios en nuestra vida, todas las veces que el Señor se ha cruzado en nuestro camino, para corregir, animar, retomar, revivir, perdonar».

Así, indicó el Papa, la persona tiene claro que el Señor nunca le ha abandonado, que siempre «ha estado cerca», a veces de «forma discreta, otras de forma más evidente, incluso en los momentos que nos parecían más oscuros y áridos».

Maslowski Marcin | Shutterstock

Futuro

En esta línea, aseguró que «el futuro ensancha nuestros horizontes y es una escuela de esperanza».

«La vida cristiana se proyecta, por su naturaleza, hacia el futuro, el cercano, pero también el más lejano, al final de los tiempos, cuando podremos encontrarnos con el Señor resucitado».

«Así como el pasado no debe ser un retiro intimista, también debemos combatir la tentación de la huida hacia adelante, cuando no vivimos nuestro presente en paz».

El Papa invitó a evitar imaginarse en cómo será la vida después de obtener el resultado, por ejemplo después de los estudios o de una promoción personal.

«Y así sucesivamente, una procesión pecaminosa sobre el futuro, inmadura, para escapar del presente«.

«El verdadero futuro – añadió – está anclado en el presente y en el pasado. Y así tanto gente durante años o durante toda la vida, no llega a la conversión. Es un poco la mística de las quejas: “Y esto, esto, eso…” Pero mira hacia adelante, mira hacia atrás. Tú tienes la promesa.

Tú tienes la lección. Haz que ahora sea una alianza que te lleve hacia atrás, pero no des vueltas en ese laberinto de las quejas propias, de las propias insatisfacciones, de los disgustos propios. Este es el principio de una enfermedad muy fea que es la amargura del alma».

Procrastinación

El Papa insistió: «no sean hombres del eterno mañana, que sitúan siempre más allá, en una hipotética condición ideal -la mala utopía que atrasan el momento oportuno y decisivo para hacer algo bueno».

Asimismo, recomendó, «no vivan en una perpetua condición de «respiración contenida», limitándose a soportar el presente y a esperar que pase. “Si, Señor. Mañana, mañana”. Ese mañana, enfermo».

Mirada profética

«Futuro en sentido positivo significa, en cambio, una mirada profética, la capacidad del discípulo que, fiel al Maestro, partiendo de lo que tiene frente a sí, sabe ver lo que todavía no existe y actúa según su propia vocación para realizarlo, como instrumento dócil en las manos de Dios».

Presente

El presente, afirmó el Papa, es el único tiempo que está ahora en nuestras manos, y que estamos llamados a aprovechar para un camino de conversión y santificación.

«El presente es el momento en el que Dios llama, no el ayer, ni el mañana: hoy; estamos llamados a vivir el hoy, incluyendo sus contradicciones, sufrimientos y miserias -incluidos nuestros pecados-que no hay que huir ni evitar, sino asumir y amar como ocasiones que el Señor nos ofrece para estar más íntimamente unidos a Él y también en la cruz».

Tiempo de la concreción

«Y hoy, queridos amigos, es el tiempo de la concreción. El hoy es concreción». El Papa invitó a no añorar » plazas «prestigiosas» que seguramente el obispo querrá encargaros a vuestro regreso… No, ¡esto no! Esto es fantasía».

El ahora: «Se trata más bien de amar a esta comunidad concreta, de servir a los hermanos que Dios ha puesto a vuestro lado -¡y no chismorrear de ellos!- de aprovechar las oportunidades de formación pastoral que se os brindan».

El Papa instó a ser serios y diligentes en los estudios y en la vida. «Conocer el pasado, proyectados hacia el futuro, para vivir mejor el presente, un tiempo oportuno para la formación y la santificación, acogiendo las oportunidades que el Señor les da para seguirle y configurar su propia vida a Él».


KISS

Te puede interesar:
Es tiempo de valentía creativa

Tags:
cristianismodiosespiritualidadpapa franciscotiempo
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
DIOS ASI LO QUISO
Adriana Bello
Juan Luis Guerra y Ricardo Montaner le cantan al amor eterno
2
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
3
Salvador Aragonés
La gran preocupación del Papa (y de la que no hablan los medios)
4
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
5
Amii Stewart
Silvia Lucchetti
Amii Stewart: Un día la estatua de la Virgen me habló
6
Juan Daniel Escobar Soriano
¿Por qué un católico no puede pertenecer a la masonería?
7
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.