Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 23 septiembre |
San Pío de Pietrelcina
home iconEspiritualidad
line break icon

Por qué vivir muriendo es el camino

Lokana | Shutterstock

Carlos Padilla Esteban - publicado el 21/03/21

A qué renunciar y qué escoger para amar, ser feliz, habitar en Dios

Las palabras de Jesús tocan hoy mi alma. Me conmueven esas palabras llenas de vida y esperanza:

«Os aseguro, que si el grano de trigo no cae en tierra y muere, queda infecundo; pero si muere, da mucho fruto. El que se ama a sí mismo, se pierde, y el que se aborrece a sí mismo en este mundo, se guardará para la vida eterna. El que quiera servirme, que me siga y donde esté yo, allí también estará mi servidor; a quien me sirva, el Padre le premiará».

El grano ha de morir en la tierra para dar fruto. Es el camino del desprendimiento de mi propio yo para poder seguir a Jesús. El camino del servicio, para servir con Él.

Está claro lo que tengo que hacer. ¿Por qué no lo hago? No quiero morir como la semilla. La muerte habla de ponerle un punto final a mis sueños y deseos. Morir a mis caprichos, a mis sueños, a lo que yo quiero y mi amor propio intenta conseguir. Renunciar siempre duele.

Morir a lo mezquino

MAN, HAND, SEED
Singkham | Shutterstock
¿Qué es lo que tú quieres?.

Esta pregunta resuena en mi corazón. ¿Qué es lo que yo quiero de verdad? No quiero morir. Ni en el sentido real ni en el figurado de la palabra. No quiero que mi vida cambie. No quiero perder nada de lo que atesoro.

Y hoy Jesús, a las puertas de la Semana Santa, me habla de muerte. El que no muere no tendrá vida eterna. En eso consiste revivir cada año la Semana Santa.

Significa que me tengo que adentrar en el corazón herido de Jesús para recorrer con Él las calles de Jerusalén.

Morir a mi egoísmo, a mis deseos mezquinos, a mis planes pensando sólo en mi bienestar. A las ideas que tengo sobre mí mismo. Morir a los caprichos que guardo dentro de mí como un deseo molesto e incómodo.

Morir es lo contrario a vivir y yo estoy hecho para la vida, no para la muerte. No quiero morir, nunca lo he querido.

Optar por la verdadera vida

Golden wheat
Di irin-k

Y Jesús me pide que lo intente, que me deje hacer por Él. Que opte por Él, que es la vida.

Y para eso tendré que renunciar a lo que no me deja vivir en libertad. El otro día leía:

«No hagas tantas preguntas, coge lo que llega y ya está. Coge lo que te viene dado sin más y te encontrarás en las manos precisamente con lo que te gusta«.

Me gustó esta mirada. Quiero tomar lo que tengo ante mí, lo que la Providencia me ofrece. Sin miedo, sin pesar, sin angustia, sin ansiedad.

Y precisamente eso que súbitamente tengo entre mis manos será lo que me va a hacer feliz. Será mi camino de plenitud. Esta mirada sobre la vida me consuela y llena de esperanza.

Semana Santa renovadora

France Stele

La Semana Santa es un adentrarme en el misterio de mi propia muerte para salir victorioso en una vida más grande, mucho mejor que le que llevaba hasta ahora.

Esta forma de mirar las cosas me llena de esperanza.

Me amo a mí mismo, es cierto, pero no quiero que mi amor propio impida que pueda entregarme a los demás.

Sueño con un amor que se da sin reservas en un servicio desinteresado, generoso y grande. Una forma de servir personal y única. Que viva preocupado por las personas que Dios me confía. Sin miedo a perderme en ese amor concreto que Dios me pide.

No podré amar a todos, eso es imposible, pero sí amaré en lo personal a aquellas personas concretas por las que tengo que entregar la vida.

Y moriré un poco a mí mismo para vivir pensando en ellas, en lo que desean, en lo que quieren. ¿Qué quieren realmente ellas? ¿Qué sueñan?

Vivir muriendo

KNEADING BREAD
Shutterstock

A veces estará en oposición a lo que yo quiero. ¿Qué es lo que yo quiero? Creo que no siempre coincidirá. Los deseos puede que sean opuestos, distintos, y entrarán en colisión.

Entonces tendré que elegir la muerte a lo mío para que surja la vida. La renuncia a mis planes para que el cielo se llene de estrellas como esa señal de esperanza que Dios me regala.

Quiero vivir mi vida muriendo. Quiero vivir sirviendo a aquellas personas que más necesitan mi entrega. No tengo miedo a servir y a morir porque después viene la vida y Dios me regala un corazón nuevo, renovado, lleno de su presencia que todo lo transforma.

Y la promesa de Jesús me tranquiliza. Él estará conmigo porque está con el que sirve, con el que muere por amor, con el que pierde la vida amando. Está conmigo que me pongo a servir a aquellos que me confían su amor.

Y entonces tengo paz. Él no se aleja de mí y yo puedo habitar en Él para siempre.

Africa Studio | Shutterstock


SUNSET GIRL PRAYER

Te puede interesar:
Oración de la entrega total a Dios (de san Ignacio)

Tags:
amorentregafelicidadsacrificiovida
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
JIM CAVIEZEL
J.P. Mauro
El impactante tributo de Jim Caviezel a la Virgen María
2
Ary Waldir Ramos Díaz
Papa Francisco: Puede que yo merezca insultos, pero la Iglesia no
3
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa Francisco afirma que la ideología de género es «diabólica...
4
crisis man
Marzena Wilkanowicz-Devoud
Los poderosos consejos de 3 monjes para vencer la desgana
5
ANMOL RODRIGUEZ
Domitille Farret d'Astiès
Atacada con ácido cuando era bebé, Anmol Rodriguez supera e inspi...
6
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
7
Christine Stoddard
5 pequeñas oraciones para disminuir el estrés y tener paz
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.