Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 04 agosto |
San Juan-Bautista María Vianney
home iconDesde Roma
line break icon

El papa Francisco declara venerables a religiosas muertas por el ébola

Courtesy of Le Suore delle Poverelle dell'Istituto Palazzolo

Ary Waldir Ramos Díaz - publicado el 18/03/21

Promulgación de los Decretos de la Congregación para las Causas de los Santos

En el día en que la Iglesia de Italia recuerda a las víctimas del coronavirus y, especialmente la ciudad símbolo de la tragedia; Bergamo, el papa Francisco declaró venerables a un grupo de religiosas italianas que combatieron heroicamente el virus ‘ébola’ en África.

Hace 25 años, seis misioneras italianas entregaron sus vidas para ayudar a los más pobres y vulnerables de la epidemia de ébola que había asolado la ciudad congoleña de Kikwit.

Asimismo, el pasado 20 de febrero, la Iglesia reconoció las virtudes heroicas de tres de esta hermanas: Sor Floralba Rondi, Sor Clarangela Ghilardi y Sor Dinarosa Belleri.

Ahora, la Oficina de Prensa de la Santa Sede informó hoy que el papa Francisco aprobó, el miércoles 17 de marzo, también la promulgación del decreto relativo para las otras tres religiosas de la congregación de las Hermanas de los Pobres de Bérgamo: Sor Danielangela Sorti, Sor Annelvira Ossoli y Sor Vitarosa Zorza.

Francisco ha recibido ayer en audiencia al cardenal Marcello Semeraro, Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos. Las seis monjas son ahora Venerables y, cuando se reconozca un milagro atribuible a su intercesión, podrán ser declaradas ‘beatas’.

A continuación, algunos datos biográficos de las religiosas reconocidas en el nuevo decreto por sus virtudes heroicas:

Annelvira Ossoli

Annelvira Ossoli (en el siglo Celeste María), religiosa profesa de la Congregación de las Hermanas de los Pobres – Instituto Palazzolo; nacida el 26 de agosto de 1936 en Orzivecchi (Italia) y fallecida en Kikwit (República Democrática del Congo) el 23 de mayo de 1995.

En 1961 fue enviada a Kikwit (República Democrática del Congo) donde, el 25 de marzo de 1962, hizo su profesión perpetua. Allí contrajo una tuberculosis pulmonar que logró superar gracias a los cuidados que recibió y a su notable fuerza de carácter. En 1967 regresó a Italia, donde reanudó sus estudios en la Universidad de Roma, obteniendo una especialización en obstetricia en 1969.

Al regresar al Congo, fue enviada a Kisangani, en las afueras de Kinshasa y, en 1977, a Kikwit como superiora. Un grave problema en sus rodillas la obligó a volver a Italia para operarse en 1979. Curada, pidió y obtuvo permiso para volver al Congo.

En 1992 fue nombrada Superiora de la Provincia de África y se trasladó a Limete, un distrito de Kinshasa, sede de la casa provincial. Cuando se enteró de las graves condiciones en las que vivía la hermana Floralba Rondi, salió de Kinshasa para asistirla y, tras su muerte, se detuvo en Kikwit para ayudar a las demás hermanas enfermas de ébola. Infectada ella misma, murió el 23 de mayo de 1995. Tenía 59 años.

Vitarosa Zorza

Vitarosa Zorza (en el siglo María Rosa), religiosa profesa de la Congregación de las Hermanas de los Pobres – Instituto Palazzolo; nacida el 9 de octubre de 1943 en Palosco (Italia) y fallecida en Kikwit (República Democrática del Congo) el 28 de mayo de 1995.

La hermana Vitarosa Zorza, de nombre María Rosa, nació en 1943 en Palosco (BG). Después de trabajar en el hospital psiquiátrico de Varese, donde conoció a las Clarisas, decidió entrar en la Congregación en 1966. En marzo de 1969 hizo su profesión religiosa temporal y fue enviada a Milán, donde se graduó como «Enfermera Profesional».

Courtesy of Le Suore delle Poverelle dell'Istituto Palazzolo
Vitarosa Zorza

En 1972 prestó sus servicios en una casa de reposo en Torre Boldone (Bérgamo). Al mismo tiempo, obtuvo los certificados de «Habilitación para funciones directivas en enfermería» y «Especialización en asistencia geriátrica». El 6 de septiembre de 1975, en Bérgamo, hizo su profesión perpetua y fue enviada al Hospital Psiquiátrico Provincial de Varese.

En 1982 sus superiores aceptaron su deseo de ir a la misión al servicio de los más pobres y la enviaron a Kikwit. En 1991 realizó un servicio pastoral en la misión de Kingasani, un suburbio  de Kinshasa. El 2 de mayo de 1995, a causa de la epidemia de ébola que se desató en Kikwit, acudió allí para ayudar a sus hermanas. Infectada ella misma, murió el 28 de mayo de 1995. Tenía 52 años.

Danielangela Sorti

Danielangela Sorti (en el siglo Anna Maria), religiosa profesa de la Congregación de las Hermanas de los Pobres – Instituto Palazzolo; nacida el 15 de junio de 1947 en Bérgamo (Italia) y fallecida en Kikwit (República Democrática del Congo) el 11 de mayo de 1995.

La hermana Danielangela Sorti, nacida como Anna Maria, nació en 1947 en Bérgamo. Muy activa y presente en la vida parroquial, tuvo que empezar a trabajar pronto, primero como remendadora y luego en un taller de encuadernación. Mientras tanto, asistió a un curso de corte y confección.

En 1965, a los dieciocho años, se dio cuenta de que estaba llamada a la vida consagrada. Su familia se mostró reacia a aceptar su decisión, hasta el punto de someter el asunto al tribunal de menores, que, sin embargo, reconoció la madurez de la joven. El 1 de marzo de 1966 ingresó en la Congregación de las Clarisas, donde el 26 de septiembre de 1968 hizo la profesión temporal de los votos religiosos.

Enviada a Milán para completar sus estudios como enfermera y jefa de enfermería, obtuvo su diploma en 1970. El 8 de septiembre de 1974 realizó su profesión perpetua en Bérgamo, continuando con el servicio de enfermera en Milán.

Tras expresar su deseo de servir a la misión, en 1978 fue enviada a la República Democrática del Congo, donde pasó sus primeros años en Mosango. Trabajó como enfermera de 1983 a 1991 en Kikimi-Kinshasa y, de 1991 a 1995, en Tumikia. Aquí, durante la epidemia de ébola, se ofreció a ayudar a su compañera Floralba Rondi, que a su vez contrajo el virus del ébola. Murió en Kikwit el 11 de mayo de 1995. Tenía 48 años.

Courtesy of Le Suore delle Poverelle dell'Istituto Palazzolo
Danielangela Sorti
Tags:
papa franciscoreligiosassantidadvirus
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
MADELEINE PAULIAC
Sandra Ferrer
La doctora que ayudó a dar a luz a unas monjas violadas
2
Aleteia Brasil
Los 3 tipos de humildad según san Ignacio de Loyola
3
JAIRO
Esteban Pittaro
La última canción de Jairo a su esposa, fallecida tras 50 años de...
4
FERMIN SOSA
Jesús V. Picón
Mexicano al otro lado del mundo, ciclista y dice que sin miedo al...
5
knoNap
Giovanna Binci
KnoNap: Tras una dura experiencia, Danya crea un pañuelo anti-vio...
6
KEVIN CORDON
Pablo Cesio
Kevin Cordón, el deportista que entrenó en el salón de una iglesi...
7
VIRGIN
Ary Waldir Ramos Díaz
¿Por qué el Papa es tan devoto de la Virgen del Silencio?
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.