Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 10 abril |
San Miguel de los Santos
home iconEstilo de vida
line break icon

¿Quieres un reto? Una novena de ayuno para esta Cuaresma

DROGA NAZARETU

fizkes | Shutterstock

Cecilia Zinicola - publicado el 10/03/21

Una propuesta para acumular riquezas espirituales en medio de nuestra vida diaria

En muchas ocasiones se suele recurrir al ayuno para pedir por una gracia especial como la recuperación de un enfermo en la familia o un don espiritual personal como por ejemplo aumentar la fortaleza interior. En esta etapa de Cuaresma, los cristianos estamos invitados especialmente a poner en práctica el ayuno que es una forma más de oración.

Origen bíblico

¿Y si nos proponemos hacer una novena de ayuno? De hecho, rezar durante nueve días tiene un origen bíblico. Los apóstoles lo hicieron como preparación para esperar una gracia muy especial que era la venida del Espíritu Santo. De la misma manera nosotros podemos voluntariamente hacer un ayuno para abrirnos a los tesoros de la gracia que vienen con él.

Como dice el Papa Francisco, “cuando el ayuno es vivido como una experiencia de privación con sencillez de corazón, ‘acumulamos’ la riqueza del amor recibido y compartido. Así, nuestro obrar contribuye a amar más a Dios y a los demás”.

MATKA Z CÓRKĄ
HTeam | Shutterstock
El ayuno nos ayuda a una experiencia de amor más plena.

Al ayunar renunciamos a cosas y nos liberamos de aquello que nos estorba en el camino de  vivir una experiencia de amor más plena. Somos capaces de abrir las puertas de nuestro corazón, hacer espacio y llenarnos de bondades para nuestra vida y las de los que nos rodean. Esto es algo que podemos hacer un día a la vez.

Día 1: Ayuna de quejas y llénate de gratitud.

“Den gracias a Dios en toda ocasión: esto es lo que Dios quiere de todos ustedes, en Cristo Jesús.” (Tesalonicenses 5,18)

Un corazón lleno de gratitud es realmente un corazón feliz. Cuando somos agradecidos nos llenamos con las cosas sencillas de la vida y recuperamos un tiempo valioso. Cuanto más practiques la repetición de los momentos de gratitud en el día, crearás buenos hábitos identificando las necesidades reales y concentrándote en lo que realmente importa.

Cuaresma de agradecimiento

En vez de poner el foco en lo que nos falta o no tenemos, hoy podemos agradecer por las cosas grandes de nuestra vida como la familia y los amigos, pero también por muchas otras que aunque sean pequeñas podemos agradecer como una taza de café, diez minutos extra de sueño o un hermoso atardecer. Busca en los detalles del día y haz tu acción de gracias.

Día 2: Ayuna de presiones y llénate de oración.

“No se angustien por nada, y en cualquier circunstancia, recurran a la oración y a la súplica, acompañadas de acción de gracias, para presentar sus peticiones a Dios. Entonces la paz de Dios, que supera todo lo que podemos pensar, tomará bajo su cuidado los corazones y los pensamientos de ustedes en Cristo Jesús.” (Filipenses 4, 6-7)

Recurrir a la oración por más simple que esta sea ayuda a sintonizarnos para recibir una paz interna que nos permite lidiar mejor con los problemas de la vida. Al poner el foco solo en el problema nos quedamos anclados en la oscuridad. La oración, en cambio, es la luz que puede iluminar una situación difícil para poder mirarla desde un lugar amoroso.

Dios más presente

Cuanto más nos encerramos en las presiones, más débil se vuelve nuestra fe. Cuanto más nos abandonamos en Dios, nos vamos llenando de ella. Hoy puede ser una oportunidad para entregar lo que presiona tu corazón. Con pequeñas jaculatorias, un misterio del Santo Rosario o palabras espontáneas mientras vas conduciendo, caminando, sea en casa o en la iglesia, une tu dolor al de Cristo y llena tu alma de paz.

Día 3: Ayuna de enojos y llénate de paciencia.

“Descansa en el Señor y espera en él; no te exasperes por el hombre que triunfa, ni por el que se vale de la astucia para derribar al pobre y al humilde. Domina tu enojo, reprime tu ira; no te exasperes, no sea que obres mal; porque los impíos serán aniquilados, y los que esperan al Señor, poseerán la tierra.” (Salmo 37, 7-9)

La paciencia es la capacidad de ver lo que otros tienen y confiar en que lo que tienes ahora es exactamente lo que Dios sabe que necesitas, libre de comparaciones y confiado de que tu futuro traerá solo lo que te ayudará a acercarte a él y a las personas que te importan. La paciencia es una de las virtudes más valiosas para ser felices.

ZROZUMIENIE
fizkes | Shutterstock
La paciencia requiere fortaleza interior y amor hacia los demás.

En nuestro día nos toparemos con situaciones frustrantes. Alguien que no nos trata bien o padecer demoras a causa de otros. En lugar de llenarte de enojo en ese momento, elige ser paciente y recuerda que estás sacándole provecho para fortalecer tu capacidad para vencer la ansiedad, evitar caer en acciones que te hagan más daño y encontrar armonía.

Día 4: Ayuna de palabras y llénate de silencio para escuchar a otros.

“Tengan bien presente, hermanos muy queridos, que debemos estar dispuestos a escuchar y ser lentos para hablar…” (Santiago 1, 19)

Darle a alguien toda nuestra atención cuando está hablando es un acto de amor. Es importante mantener el foco en la otra persona, resistiendo a la tentación de solo hablar sobre nosotros mismos. Siempre es posible que nuestro dolor de ser pacientes tenga propósitos providenciales. La paciencia requiere humildad y eso implica saber escuchar.

La Cuaresma de la escucha

Durante el día de hoy tómate un momento para escuchar a un amigo o un familiar o a alguien con quien tengas contacto. Dale la oportunidad de ser receptor de tu tiempo y atención. Al hablar menos podrás empatizar más fácilmente, reconocer necesidades para poder ayudar mejor, nutrirte con un punto de vista y aprender mucho sobre los demás.

Día 5: Ayuna de preocupaciones y llénate de confianza en Dios.

“Tampoco tienen que preocuparse por lo que van a comer o beber; no se inquieten, porque son los paganos de este mundo los que van detrás de esas cosas. El Padre sabe que ustedes las necesitan. Busquen más bien su Reino, y lo demás se les dará por añadidura.” (Lucas 12, 29- 31)

Gran parte del estrés y las preocupaciones diarias vienen por la expectativa de encontrar respuestas fáciles y rápidas como si tuviéramos control total de todas las situaciones que vivimos en lugar de creer que Dios puede guiarnos a encontrar una solución real mientras nos da aquello que necesitamos para atravesar mejor esos tiempos difíciles.

El reto de esperar (en quien merece nuestra confianza)

Si hay algo que te preocupa hoy es muy posible que también te preocupe mañana. Aunque no tengas certezas, confía en Dios. Muchas veces no sabemos lo que de verdad necesitamos o queremos, pero al depositar nuestra confianza en Dios sabemos que todo lo que vendrá saldrá bien porque nunca falla. Por más complicado que sea lo que estamos viviendo, Dios nos conoce mejor que nadie y nunca se equivoca.

Día 6: Ayuna de tristezas y llénate de alegría.

«Hermanos, alégrense profundamente cuando se vean sometidos a cualquier clase de pruebas, sabiendo que la fe, al ser probada, produce la paciencia.» (Santiago 1, 2-3)

La alegría es un fruto espiritual, lo que significa que es un resultado directo de cómo elegimos vivir nuestra vida. Si comenzamos haciendo un esfuerzo consciente para elegir estar alegres, es decir, como un acto de la voluntad, entonces comenzaremos a notar que el gozo se convierte en una consecuencia de nuestro caminar cristiano diario.

Hoy puedes decidir alimentar una actitud alegre. Busca señales sutiles de bondad y belleza en tu casa o en tu trabajo. Aún sin muchas ganas sonríe detrás de tu mascarilla y encuentra un motivo por el cual podrías celebrar. Aun en medio de los dolores, somos capaces de sentir una alegría que sobrepasa todo entendimiento y nos llena el alma.

Día 7: Ayuna de egoísmo y llénate de compasión por los demás.

“¿Cuál de los tres te parece que se portó como prójimo del hombre asaltado por los ladrones?». «El que tuvo compasión de él», le respondió el doctor. Y Jesús le dijo: ‘Ve, y procede tú de la misma manera’.” (Lucas 10, 36-37)

Nadie quiere tener un corazón frío. Eso sucede cuando todo lo que vivimos se trata sobre nosotros mismos y no nos detenemos en los demás. La compasión nos incita a poner la mirada en otro y sentir su sufrimiento. Este sentimiento puede ampliar nuestro universo más allá de nuestra experiencia inmediata y darnos la oportunidad de hacer un bien.

Hoy puedes proponerte abrazar más tu humanidad. Tómate un tiempo para mirar a tu alrededor, pensar quién podría estar necesitando una palabra de aliento, ser acompañado o recibir una ayuda material. Al dar, tenemos la oportunidad de encontrarnos con Cristo.

FEMMES S'ENLAÇANT
© Shutterstock
Aprende a perdonar y descubrirás un tesoro de alegría.

Día 8: Ayuna de falta de perdón y llénate de misericordia.

“Si perdonan sus faltas a los demás, el Padre que está en el cielo también los perdonará a ustedes.” (Mateo 6, 14)

El perdón comienza reconociendo que la persona que te ha lastimado u ofendido te debe algo. En cierto sentido, está «en deuda» contigo. La justicia exigiría que te de lo que te debe, pero la misericordia es cuando tomas la decisión de liberarlo de su deuda. Así como Dios nos ha liberado de las nuestras en la Cruz, nosotros podemos buscar liberarnos del pecado.

Que sea una Cuaresma inolvidable

Hoy puedes perdonar a una persona que te haya ocasionado daño haciéndolo en tu corazón o hablando con ella. Aunque la persona que te ha lastimado nunca reconozca ni reciba tu oferta de perdón, cuando perdonas te liberas de la esclavitud, de las amarguras y ataduras del pasado. Puedes sentir dolor, pero serás libre, podrás sanar y avanzar en el amor.

Día 9: Ayuna de pesimismo y llénate de esperanza.

“Mantengamos firmemente la confesión de nuestra esperanza, porque aquel que ha hecho la promesa es fiel.” (Hebreos 10, 23)

El pesimismo puede convertirse en una perspectiva casi constante que nos aleja de cualquier pensamiento optimista si dejamos que tome control sobre nosotros. Sabemos que incluso de los eventos negativos podemos recoger puntos positivos. Tomarlos como parte del proceso de lo que nos has permitido llegar a ser hoy y convertir nuestras pruebas en historias de triunfo.

Hoy puede ser un día para renovar la esperanza. Concéntrate en aquellos signos de victoria en la adversidad de tu vida y llénate de un sentido más profundo que viene de Dios, quien vela por los sueños del corazón de sus hijos. Ninguna persona o sistema puede interponerse en su camino para que eso suceda. Poner nuestra esperanza en Dios nunca nos defraudará.


PORTRAIT

Te puede interesar:
¿Puede la fatiga pandémica apagar la alegría cristiana?


THINK

Te puede interesar:
Una frase y un compromiso para esta Cuaresma (Día 22): Por amor

Tags:
ayunocuaresma
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
QUEEN ELIZABETH WEDDING
Adriana Bello
Las bodas de titanio de la reina Isabel II y el príncipe Felipe
2
EVALUNA MONTANER
Angeles Conde Mir
Evaluna Montaner trata “de explicar lo inexplicable” en su última...
3
Portaluz
Cuando la Virgen anunció un genocidio
4
SZCZEPIONKA NA KORONAWIRUSA
Kathleen M. Berchelmann
Lo que los católicos necesitan saber sobre las vacunas
5
Attentat Indonésie
Agnès Pinard Legry
Este héroe evitó una masacre en la catedral esta Semana Santa
6
Archbishop Georg Gänswein
I.Media
Gänswein: Benedicto XVI esperaba vivir solo unos meses después de...
7
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.