Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 22 septiembre |
San Mauricio y compañeros mártires
home iconEspiritualidad
line break icon

¿Las personas más cercanas apoyan o limitan?

fizkes | Shutterstock

Carlos Padilla Esteban - publicado el 05/03/21

Pienso en todos aquellos que Dios pone en mi camino: me está pidiendo algo a través de estas personas, me está ayudando así a ser la mejor versión de mí mismo

Tengo claro que mis amigos, las personas más cercanas, las que viven cerca de mí, son las que más influyen en mí. Me han marcado, han dejado su poso dentro de mi alma.

Quiero mirar mi historia y mi presente. Y pienso en los que me rodean. ¿Me apoyan o me limitan? ¿Le suman o le restan energía a mi corazón?

¿Me alegran o me amargan y entristecen? ¿Esas personas me hacen ser positivo o vivir lleno de quejas? ¿Me liberan de mis ansiedades y miedos o más bien me limitan haciendo que renuncie a una parte importante de mí para ser acogido?

¿Ellas me hacen sentir orgulloso de quien soy o vivo defendiéndome y ocultándome para evitar su juicio? ¿Me animan a luchar y a ser yo mismo o vivo siendo criticado por ellos en todo lo que hago?

Alguien a quien abrir el corazón

CHORES
Erickson Stock | Shutterstock

Me gustaría pensar en las personas a las que amo. En mis amigos, en mis hermanos, mis padres. En mi novio, en mi novia, mi cónyuge, en mi compañero de trabajo.

Son los más cercanos los que tienen acceso a mi vida por dentro. Pero a menudo no tengo a nadie con quien compartir mi mundo interior, mis emociones, mis sentimientos, mis miedos e ilusiones. Mis aventuras del pasado.

No hay nadie a quien pueda contarle todo, incluso mis pecados más íntimos, sin recibir un juicio. Alguien a quien pueda abrirle mi corazón y contarle lo que me ocurre por dentro. Lo que estoy viviendo tal vez sin que él lo sepa. Decía el padre José Kentenich:

«El hombre que crece sanamente necesita un organismo sano de vinculaciones. Cuando le falta, el hombre se enferma, y el mundo de hoy está muy enfermo«.

Vivo en un mundo enfermo en los vínculos. Las heridas de amor me incapacitan para el amor sano y hondo, auténtico y puro.


MĘŻCZYZNA

Te puede interesar:
Transparencia vs. hermetismo: ¿Permites que te conozcan?

Personas que ayudan a ser mejor

Shutterstock | Bignai

Las personas cercanas a mí tienen un rol en mi vida, un peso en mi alma. ¿Me gustan las personas que me rodean, me hacen bien, me ayudan a crecer?

¿Y yo? ¿Les ayudo a crecer, son mejores personas gracias a mí? El otro día escuchaba una pregunta:

«¿Con quién estás cuando mejor estás?».

Hay personas que me acogen como soy, me tratan enalteciéndome, me levantan cuando caigo, me sostienen en mi debilidad. Esas personas son las que me hacen creer en mí mismo, en mis capacidades, en mi valor.

Valgo por lo que soy, por lo que tengo dentro de mí. Y sé que necesito a personas que me ayuden a ser mejor, más hondo, más valiente, más grande, más libre, más sencillo.

Quiero ampliar el círculo de personas positivas que me ayudan a crecer. Yo elijo. Muchas personas llegan ante mí sin yo buscarlas.

Pienso en todos aquellos que Dios pone en mi camino. Me está pidiendo algo a través de estas personas. Me está ayudando así a ser la mejor versión de mí mismo.

Relaciones que llevan a Dios

Di Iakov Filimonov|Shutterstock

¡Qué importantes son los vínculos que me construyen por dentro! Un mundo sano en sus vínculos. Un entramado de lazos que me llevan en definitiva hasta el corazón de Dios. Comenta el Padre Kentenich:

«El hombre actual necesita un tiempo mucho más prolongado para alcanzar una sana vinculación a personas y a lugares. Primero debemos preparar el terreno para un sano amor a los hombres y a Dios. Este amor a los hombres es presupuesto y hasta coronación de un auténtico y profundo amor a Dios«.

Una red sana de vínculos me lleva a un amor hondo y cálido a Dios. En relaciones sanas y profundas veo a Dios oculto hablándome, acogiéndome.

Cuidar los vínculos

to-write.jpg
https://pixabay.com/photos/to-write-girl-child-schoolboy-774648/

Pienso en los vínculos que tengo. En los que se han frustrado. En los que están heridos. ¿Qué estoy haciendo por curarlos y sanarlos en este tiempo de pandemia que vivo? ¿Qué pasos estoy dando para cuidar a las personas que Dios ha puesto en mi camino?

Las personas me pueden hacer un bien con su presencia o pueden limitarme. ¿Y yo? Yo también puedo producir el mismo efecto en los que amo. Puedo limitarlos. Bloquearlos con mis juicios y presiones. Puedo quitarles la paz y la calma con mis críticas y exigencias.

O puedo hacer que sean mejores personas y vean la belleza que tienen escondida en su interior. Puedo ser el espejo en el que vean reflejada su mejor versión.

Quiero elegir cada día a mis amigos, a las personas que quiero. Opto por ellos de nuevo y cuido esos vínculos cercanos que por distintos motivos he descuidado.

Mando mensajes de cariño deslavados. No les cuento lo que de verdad estoy viviendo en mi corazón. Tengo miedo de sus juicios y me asusta no ser comprendido y aceptado. Vivo escondiendo quién soy de verdad a los que más me importan. ¿Están sanos esos vínculos que me sostienen?


KOBIETA ROZMAWIAJĄCA PRZEZ TELEFON

Te puede interesar:
8 consejos para mantener vivo el amor en la distancia 

Tags:
amorcariñolimitesrelaciones
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
JIM CAVIEZEL
J.P. Mauro
El impactante tributo de Jim Caviezel a la Virgen María
2
HERALDOS
I.Media
La Santa Sede intenta cerrar las escuelas de los Heraldos del Eva...
3
Ary Waldir Ramos Díaz
Papa Francisco: Puede que yo merezca insultos, pero la Iglesia no
4
Gelsomino del Guercio
Los asombrosos diálogos entre el diablo y un exorcista del Vatica...
5
DEVIL,THUMBS UP
Marcello Stanzione
Así avanza la propaganda satanista en internet
6
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
7
FATIMA
Marta León
Ingresa en el Carmelo a los 17 años: “Me lanzo a los brazos de Di...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.