Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 21 abril |
San Anselmo de Canterbury
home iconA Fondo
line break icon

Rabino Cohen: «El antisemitismo será erradicado cuando eduquemos para la paz»

ISAAC COHEN

@AIV_Vzla

Macky Arenas - publicado el 01/03/21

El rabino Isaac Cohen cuenta a Aleteia cómo es vivir en Latinoamérica y reflexiona sobre la educación para la paz y la cooperación interreligiosa

Sus ancestros vienen del norte de África. Son los sefardíes, descendientes de los judíos que vivieron en la Península Ibérica antes de la expulsión de 1492. Tal vez eso explica su carácter abierto, su talante extrovertido y su trato tan grato. Todo el mundo, en este país polarizado y engrinchado (*), aprecia la cercanía y simpatía del Rabino Isaac Cohen. Recibe a quien lo solicita en su oficina del este de Caracas, situada sobre una sinagoga que cada sábado congrega a los judíos-caraqueños quienes acuden a cumplir sus obligaciones religiosas.

Gran conversador, recibió a Aleteiapara intercambiar, de una manera amena y distendida, sobre grandes temas cuya actualidad también impacta a nuestro continente sumido en complejas problemáticas. Nos motiva la especial significación hemisférica de este Rabino, en su carácter de asesor de leyes rabínicas para las comunidades de América Latina.

Un Rabino Principal

Isaac Cohen Anidjar,Rabino Principal desde 1977,  nació en Tánger, Marruecos. Con avanzados estudios Talmúdicos y Judaicos además de alcanzar post grados en Leyes Rabínicas ha ejercido como Juez Rabínico y actualmente es miembro de los Rabinatos de Israel, Francia y Estados Unidos. Ha publicado numerosos libros, es profesor universitario en Caracas, obtuvo el Premio Nacional del Libro en 2004 y ha sido distinguido con las principales condecoraciones que el Estado venezolano otorga.

Su español es perfecto, con un dejo hebreo-francés entremezclado en las tonalidades de un diálogo fluido, en el cual nos vimos envueltos, casi sin percatarnos…

En la actualidad se vive un momento interesante para la humanidad. Mientras proliferan conflictos y la tranquilidad del mundo parece colgar de un hilo  viejas luchas, que han cobrado miles de vidas, conocen el sosiego y se proyectan hacia una convivencia sana y pacífica. ¿Es sólo un espejismo?

– Creo que es crucial esta relación a la cual Israel se ha abierto hacia los países vecinos. Esta paz que está desarrollando con los distintos países árabes -exceptuando a unos cuantos que estoy seguro se van a integrar igualmente- no se ha dado de ayer para hoy.  Lo que se ha logrado con los Emiratos Árabes ha sido un largo trabajo de cultivo y desarrollo. Ya hay intercambio de embajadores, por ejemplo, con Marruecos y Catar. Eso es muy importante pues, según la tradición judía, tenemos que lograr vivir en paz con nuestros vecinos. Los profetas lo dijeron, debemos vivir en paz los débiles con los fuertes, los ricos con los pobres, convivir los unos con los otros. Eso hace parte del mesianismo judío.

Educar para la paz, no para defenderse

-En todas partes hay diferencias de visión y posturas. Israel no es la excepción. ¿Cómo manejan los extremismos ante este esfuerzo de acercamiento y conciliación?

– Israel debe, tanto como los países árabes, educar a sus ciudadanos para la paz. Por ahora, no existe. La educación que impartimos es para defenderse. “Éste es mi enemigo y, por tanto, me tengo que defender”. En estos momentos y teniendo en cuenta los pasos que se han dado, pienso que estamos llegando a ese punto donde se impone educar para la paz, crear confianza. Si nos remontamos a la época bíblica, Ismael no es un desconocido para el pueblo judío, es hijo de Abraham. Nosotros también somos hijos de Abraham. Somos hermanos. Debemos  rescatar esa confianza, volver a construirla para vivir en paz y armonía. Aportarnos, los unos a los otros, el bien, la riqueza, la inteligencia, lo cual creo fundamental.

– ¿Cree usted que permanece o incluso se incrementan en el mundo mentalidad y prácticas antisemitas sea por razones “religiosas” o por realidad política del Estado de Israel en su entorno real, en concreto con los palestinos?

-Debo decir que el antisemitismo lo interpreto como antijudaísmo. Hay gente que nace o se educa visceralmente para incubar un odio hacia el judío, aunque no te haya hecho absolutamente nada.  A mi hay gente que me ve con la kipá en la calle y se dicen: “Este es judío, por lo tanto no es mi amigo”. Y yo me pregunto, qué he hecho? Nada, entonces por qué me odias?. Volvemos al punto de partida: tenemos que educar para convivir, para aceptarnos los unos a los otros en nuestras diferencias. Somos distintos pero podemos respetarnos y tolerarnos. Hay un solo Dios, creador del universo, cada quien lo denomina como lo prefiere pero todos somos sus hijos.  Siendo así, ése Dios en el cual yo creo, bondadoso, magnánimo, lleno de deseos de paz, de justicia y verdad nos llama a cultivar el anhelo de paz en lugar de anidar odio.

Antisemitismo 

¿Se puede pensar en un mundo sin antisemitismo?

-El antisemitismo será erradicado cuando eduquemos para la paz.  Es un sentimiento, del cual mucha gente no tiene ni siquiera conciencia, pero actúan con hostilidad. Estoy convencido de que todo se puede lograr a través de la educación, todo! Fíjate, quién pensaría que a finales del 2020, principios del 2021, ¿lograríamos concretar la primavera de ver sentarse en una mesa a las partes en Dubai? En estos momentos hay Sinagoga en Dubai, algo que jamás habríamos pensado apenas dos años atrás. El árabe es semita, como el judío. Hay puntos de encuentro. No obstante, mediciones recientes muestran un incremento del antisemitismo. Hay un antisemitismo histórico que se transmite de generación en generación, entre familias. Es lo que hay que terminar.

Alivian esos acercamientos hacia la paz, pero en otras partes del mundo se multiplican los conflictos, muchos de ellos con ese tinte religioso que  suena a excusa…

-Pero es verdad. Los líderes religiosos tienen la fuerza y la capacidad para influir en su grey diciendo la verdad y dirigiendo las voluntades hacia el entendimiento, hacia borrar los prejuicios. La religión influye para bien y para mal. A veces, para fanatizar y eso es para mal. Pero si la religión influye para la concordia y la paz, para la verdad y para la Palabra de Dios, otro será el panorama.

ISAAC COHEN
@AIV_Vzla

Estamos viviendo un desierto espiritual

-Ustedes no ven con preocupación que Europa se esté alejando tanto de sus raíces, ciertamente cristianas, pero inquietante desde el punto de vista de que se desvincula de Dios tanto como de sus valores identitarios, lo que  afecta a la sociedad independientemente de su religión ¿Ello no está encaminando a la humanidad hacia una suerte de desierto espiritual muy peligroso?

– Estamos viviendo en un desierto espiritual. Si no educas, ¿cómo no vas a tener un vacío espiritual?  Desde que el ser humano es un niño hay que enseñarle que hay una fuerza suprema que nos dio la vida y que cada día nos regala el soplo para  mantener esa vida. Y ese Dios  nos reclama que nos entendamos. Recuerdo una frase bíblica de un profeta: “A mí no me importa –dice Dios- que ustedes me den la espalda, pero sí que convivan en paz los unos con los otros”. Eso es lo que no estamos entendiendo. Hay mucho odio en la sociedad, mucha injusticia. Quién es el Ente regulador de todo esto? Dios y Él dice que no odiemos, que busquemos la justicia y la paz. Si estamos en esos valores, disminuyen las posibilidades de extraviarnos.

El Papa Francisco y su cercanía

-Lo escucho y noto mucha coincidencia con el Papa Francisco. ¿Usted entrevé expectativas realistas de colaboración o cooperación interreligiosa a partir de algunas iniciativas del Papa en las agendas humanitaria, de justicia social, educativa, climática o de libertad religiosa?

-El Papa ha sido muy cercano a la comunidad judía. Ciento por ciento. Tiene  grandes amigos judíos, entre ellos a un Rabino argentino que conoce muy bien. En la medida en que nos aceptemos, tal y como somos, en nuestras diferencias, lograremos mejorar muchísimo las cosas. Hay muchos puntos en común entre todas las religiones del mundo. ¿Puede haber una religión que no predique la paz, el amor, la justicia? Entonces, vamos a unirnos en esos puntos!. Si lo hacemos, la sociedad será distinta.

– Algo en lo que el Papa ha enfatizado con ocasión y sin ella…

-Cierto. Pero los políticos podrían hacer mucho también por la paz y el entendimiento. Cuando los imanes, los rabinos o los sacerdotes ven que en sus países hay diálogo y entendimiento entre la Iglesia, Mezquitas o Sinagogas con los dirigentes políticos, eso influye de manera determinante pues los gobernantes deben dar el ejemplo al pueblo y señalarles el camino a seguir.  En la medida en que se produzca ese acercamiento entre los políticos y los religiosos la sociedad entrará en una dinámica diferente.

Con el latino puedes hablar

-Dada la proyección de su trabajo sobre América Latina, ¿cuál es la realidad de la comunidad judía en nuestros países, cada uno de ellos sufriendo su propia crisis?

-Nosotros seguimos una prédica del Tratado de Ética el judaísmo: Reza por la paz del país en el cual te encuentres. Cuando digo rezar por la paz, digo ser personas que contribuyan al desarrollo y el crecimiento del país. Eso es lo que han hecho los judíos en cada uno de nuestros países. Ese ha sido el aporte de los judíos en cualquier parte del mundo, en este caso, en América Latina.  Nos empeñamos en colaborar, cada uno desde su oficio, como médicos, ingenieros, constructores, profesiones en general donde se encuentran involucrados los judíos. Nosotros, en Venezuela, no hacemos política. Cada quien tiene su corazoncito y sus preferencias en esa materia, pero la Comunidad, como ente representativo, no hace política. Por supuesto, mantenemos buenas relaciones  con el país donde vivimos, con todos los sectores y ayudamos en todo lo que podemos. Eso contribuye al entendimiento y la paz en cada país.

-Aún así, debe haber países más favorables a esa labor de la Comunidad judía que otros…

-Es verdad. Y eso depende de si los gobernantes tienen una posición favorable a Israel o no. Eso afecta al judío, obviamente, en todos los aspectos. En unos países nos sentimos mejor que en otros. Cuando nos sentimos mal, en forma muy discreta, hacemos las maletas y nos vamos. De una manera, insisto, muy discreta. No obstante, mi opinión es que en América Latina hay posibilidades de dialogar, de conversar, de entendernos. En líneas generales, conociendo muy bien a este continente, sostengo que con el latino puedes hablar, incluso hacerle cambiar de opinión a través de la argumentación. Y eso es favorable. Hemos visto cambios positivos.

Excelentes relaciones con los católicos

-¿La fuerte tradición cristiana y católica en América Latina no ha supuesto inconvenientes?

-Nosotros tenemos excelentes relaciones con los católicos. Eso no es problema, eso es convivencia y aceptación de las diferencias que deben existir en una sociedad pluralista.

-¿Se han integrado sin problemas desde el principio?

-Si te cuento que Cristóbal Colón era judío, ¿qué me dices? Comprobado históricamente. Él firmaba siempre colocando algo en hebreo. Lo sabemos arqueológicamente y por diferentes fuentes. Él lo sabía y ponía dos letras en hebreo cada vez que estampaba su rúbrica en cualquier documento. Luego, quien lo ayuda en su empresa es la reina Isabel La Católica. Reafirmo: los representantes de las religiones podemos hacer mucho por la paz del mundo.

-Después de tantos años en Venezuela y a pesar de ese ADN universal que tienen los judíos, ¿qué país es más amigable para vivir en nuestro continente?

– Yo me siento muy cómodo en Venezuela, donde he residido por más de 43 años. Este país no sólo me acogió sino también a todos los que llegaron antes de mi, brindándoles todo lo que el país podía dar. Les facilitaron integrarse y desarrollarse.  Yo nunca olvido que Israel es mi tierra ancestral y siempre rezamos hacia el Este, pensando en Israel.  Pero me siento muy cómodo con los venezolanos, entre los cuales están mis hijos que nacieron aquí. En este país evolucioné. Ignoro cuál será mi destino en el futuro, no puedo decirte dónde estaré pero, con el favor de Dios, me quedaré en Venezuela donde me gustaría vivir para siempre.

(*) Agresivo


ISRAEL

Te puede interesar:
¿Cómo ha cambiado la relación entre la Iglesia y los judíos?


ARISTIDES DE SOUSA MENDES

Te puede interesar:
Papa Francisco recordó a Sousa Mendes el justo que salvó a miles de judíos

Tags:
america latinajudaismovenezuela
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
DIOS ASI LO QUISO
Adriana Bello
Juan Luis Guerra y Ricardo Montaner le cantan al amor eterno
2
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
3
Salvador Aragonés
La gran preocupación del Papa (y de la que no hablan los medios)
4
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
5
Amii Stewart
Silvia Lucchetti
Amii Stewart: Un día la estatua de la Virgen me habló
6
Juan Daniel Escobar Soriano
¿Por qué un católico no puede pertenecer a la masonería?
7
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.