Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 18 septiembre |
San José de Cupertino
home iconEspiritualidad
line break icon

Cuando un ateo te lo recuerda: “¿Amas a los demás?”

Shutterstock / pathdoc

Claudio de Castro - publicado el 01/03/21

En las redes sociales, me echaron en cara que los católicos que decimos amar, señalamos y criticamos... Y me puse a pensar, y a rezar

Desde niño era una especie de “bicho raro”, caminaba distraído con el corazón en el cielo. Mantenía largos diálogos con Jesús mientras andaba de vuelta de la escuela hacia mi casa. Venía de visitarlo en la capilla del colegio y sentía que iba conmigo, que estaba a mi lado, en mí. Iba solo, en apariencia. Él estaba conmigo. Y yo lo sabía.

Frente a mi casa en la ciudad de Colón, estaba el Hogar de las Siervas de María. Tenían allí una capilla pequeña, pero luminosa, hermosa.

El sagrario de aquella capillita siempre me marcó porque sabía con absoluta certeza, en mi corazón infantil, que allí habitaba Jesús.

Fr. Lawrence Lew, O.P. | CC BY-NC-ND 2.0




Te puede interesar:
¿Qué es el tabernáculo o sagrario?

Se notaba el cariño y las delicadezas hacia Jesús de esas dulces monjitas. Me asomaba por la ventana de mi casa para enviarle saludos: “Eh Jesús, aquí estoy”.

Creo que todavía soy ese “bicho raro”, pero ya no me importa. Ahora me impulsa un anhelo de eternidad y de compartir este Tesoro que he descubierto. No es cualquier cosa, hablamos de un cielo prometido.

Críticas en las redes sociales

SOCIAL MEDIA
Shutterstock | sitthiphong

En las redes sociales me he topado con todo tipo de personas, ateos, agnósticos, otros que nos ofenden por nuestra fe, y nos llaman: “esos católicos”.

Veo tal silencio alrededor de estas acusaciones que he pasado un tiempo respondiendo: “No critiques el bosque por los errores de un árbol”. Inmediatamente replican y respondo: “Millones se esfuerzan por vivir su fe y corresponden al amor de Dios”.

NO ME DA PENA decir públicamente que soy católico,QUE AMO A JESÚS, que lucho cada día por seguir sus pasos y si caigo me levanto y sigo adelante.

No me callo.

Ante tantos ataques a nuestra Iglesia, la Virgen María y nuestra fe, el silencio no es una opción. Procuro con caridad defender la verdad. Los creyentes estamos llamados a “Anunciar y denunciar”.

¿Nos estamos amando?

Un ateo con fiereza me dijo: Ustedes los católicos pregonan una cosa y hacen lo contrario. ¿Acaso tú amas a tu prójimo? Si aman, ¿por qué señalan y critican?”.

Supe de inmediato que había algo de cierto en sus dolorosas palabras. Le di en parte la razón y le pedí perdón por nuestro comportamiento como católicos, por el mal ejemplo de algunos, por nuestra carencia de amor al prójimo.

“Nos has llamado al amor, buen Jesús, ¿y qué hacemos?”.

SOCIAL MEDIA
Rawpixel.com - Shutterstock

Me dolió profundamente porque supe que ese ateo tenía algo de razón. Reflexioné un buen rato sobre sus palabras y sencillamente me pregunté:

“¿Amas Claudio?”

La respuesta fue:

Poco”.

Una oración para amar más

Le he pedido a la Virgen que me regale un poquito de su amor puro y santo para amar como Jesús nos pide.

En aquel difícil momento me brotó del alma esta hermosa oración del Cardenal Newman:

Jesús mío: ayúdame a esparcir tu fragancia
donde quiera que vaya;
inunda mi alma con tu espíritu y tu vida;
llena todo mi ser y toma de él posesión
de tal manera que mi vida no sea en adelante
sino una irradiación de la tuya.

Quédate en mi corazón en una unión tan íntima
que quienes tengan contacto conmigo
puedan sentir en mí tu presencia;
y que al mirarme olviden que yo existo
y no piensen sino en Ti.

Amable lector, cuando te pregunten si eres católico, responde con el corazón lleno de alegría: “Lo soy”. Ama, da ejemplo con tu vida para que te reconozcan por el amor.

Reza por mí. Yo rezo por ti ante el sagrario.




Te puede interesar:
Oración para irradiar a Cristo (de san John Henry Newman)

Tags:
amorcatolicismocriticasdefensaodiooracionredes sociales

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Gelsomino del Guercio
Los asombrosos diálogos entre el diablo y un exorcista del Vatica...
2
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
3
Maria Paola Daud
Quiso usar una Hostia para hacer brujería y… comenzó a sangrar
4
PAURA FOBIA
Cecilia Pigg
La oración corta que puede cambiar un día estresante
5
VACCINE
Jaime Septién
¿Covid-19: vacunarse o no vacunarse?
6
BEATRIZ
Pablo Cesio
¿Dónde está Beatriz? El extraño caso de la mujer que desapareció ...
7
EUCHARIST
Philip Kosloski
Esta hostia eucarística fue filmada sangrando y latiendo como un ...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.