Aleteia logoAleteia logoAleteia
domingo 05 diciembre |
San Sabas
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

10 libros clásicos infantiles que toda familia debería tener en su biblioteca

TREASURE

Vector Micro Master | Shutterstock

Merche Crespo - publicado el 01/03/21

Los clásicos de literatura infantil con valores que deberían tener nuestros hijos en las estanterías de su habitación.

Te proponemos una «lista imprescindible» de clásicos infantiles. Su carácter clásico los convierte en libros atemporales y universales, por eso hoy también pueden servir para aportarvalores, entretenimiento y conocimientos a los niños.

Estos libros han acompañado las vidas de muchas generaciones, enseñándoles a vivir en el mundo y a relacionarse con los demás. Además, su calidad literaria, el planteamiento de sus historias y sus valores transmitidos son tan potentes que siempre provocan el agrado de sus lectores.

Sin duda, es difícil elaborar una lista de libros imprescindibles ya que cada persona o cada familia tiene sus preferencias. En muchas ocasiones, la decisión y elección de los adultos, ya sean padres o docentes, es la que marca las lecturas iniciales de los más pequeños. Más tarde, cada niño se inclinará por una clase de historia concreta o se formará sus propios gustos. Incluso elegirá un personaje preferido que no olvidará a lo largo de su vida.

Para facilitar esta elección inicial, desde Aleteia hemos realizado el ejercicio de seleccionar las mejores obras clásicas de la literatura infantil (para niños de 10 años, aproximadamente). Todas ellas son un compendio de valores, imaginación, aventuras y fantasía que provocarán en nuestros hijos la mejora de su comprensión lectora, el enriquecimiento de su vocabulario, el aumento de su creatividad y les ayudará a gestionar sus emociones.

Son las siguientes (puedes ver también la selección clicando en la galería fotográfica:

Cuentos de Charles Perrault, los Hermanos Grimm y H. C. Andersen.

Charles Perrault (Francia, 1628-1703) dio forma literaria a muchos cuentos clásicos infantiles de tradición oral que luego fueron versionados por otros autores, como los hermanos Grimm.

“La Caperucita roja” era un cuento de transmisión oral difundido en gran parte de Europa que el autor francés dejó por escrito. Su protagonista, una niña que viste con un abrigo de capucha de color rojo, se deja engañar por un lobo y cae en su trampa.

Este relato nos recuerda el valor de la prudencia y la obediencia.

“El gato con botas” cuenta la historia de un gato, astuto y algo mentiroso, que recibe en herencia el hijo pequeño de un pobre molinero. El gato, mediante trucos y algún que otro engaño, logró que su amo se casara con la hija del rey. Pero antes, el mismo joven se sinceró con la princesa y el rey, explicándoles los enredos de su gato para conseguir ese fin.

Esta es la enseñanza y los valores de esta historia: Gracias a la honestidad del joven, terminó casándose con la princesa. Ser siempre sincero y honesto, ya que las mentiras acaban saliendo a la luz.

Charles Perrault es autor también de otros cuentos como “La Cenicienta”, “La Bella Durmiente” o “Piel de Asno”.

THREE LITTLE PIGS
Artisticco | Shutterstock

Los hermanos Grimm

Los Hermanos Grimm, Jacob (1785-1863) y Wilhelm (1786-1859) (Alemania) vivieron el auge del Romanticismo y su interés por la tradición popular oral, así que recopilaron este tipo de historias y las registraron por escrito en forma de cuentos. Escribieron más de 200.

Entre ellos destaca “Blancanieves”, la historia de una inocente princesa de piel blanca como la nieve que es envenenada con una manzana por su malvada y envidiosa reina, a pesar de los esfuerzos y la ayuda de siete enanitos que la cobijan en su humilde cabaña.

Un cuento sobre la envidia, la belleza, el amor y la generosidad de los enanitos que arriesgan su vida por ella.

“Hansel y Gretel” es otro clásico de los hermanos Grimm, en el que dos hermanos logran vencer a una malvada bruja que les atrapa en su casa llena de dulces y golosinas.

Gracias a la colaboración y fraternidad entre los dos, logran vencer las adversidades que se van encontrando por el camino, pero también gracias a su ingenio. Además, este cuento también puede enseñar a los pequeños de la casa de que no hay que fiarse de las apariencias engañosas: La casita donde quedan retenidos por la bruja parecía segura y era muy apetecible, pero finalmente era todo lo contrario.

A los más pequeños les encantará también “Los tres cerditos”, la historia de tres hermanos con personalidades muy diferentes, que deciden construirse cada uno una casa para vivir. Los tres lo hacen de manera distinta y con materiales diferentes. El resultado y calidad de su trabajo se pone de manifiesto cuando aparece un lobo salvaje que decide destruir sus casas.

Se trata de un relato que nos habla sobre los valores del esfuerzo y del trabajo duro. De que las cosas bien hechas llevan su tiempo y el resultado es mejor.

Cuentos de Andersen

Hans Christian Andersen (Dinamarca, 1805-1875) también es conocido por sus cuentos infantiles, muchos inspirados en cuentos y leyendas nórdicas, pero la mayoría de ellos son compuestos por él con grandes dosis de imaginación, sensibilidad y sentido del humor.

Una de sus historias, “El patito feo” no puede faltar en nuestra selección de cuentos clásicos: un pequeño patito, no muy agraciado, sufre burlas y humillaciones en la granja en la que vive. Pero él nunca desea el mal a quien se lo hace. Al final del cuento, el pequeño pato resulta ser un hermoso y elegante cisne.

Sin embargo, él nunca se cree mejor que el resto y sigue siendo humilde. Además, por fin es muy feliz. Otra de las enseñanzas de esta historia es que no debemos juzgar a nadie por su apariencia.

Por último, si hay un cuento sobre el amor y la fidelidad este es el “El soldadito de plomo”. El relato nos narra que un niño recibió como regalo una caja con 25 figuritas de soldado, y a una de ellas le faltaba una pierna. A pesar de todo, para el niño esa era su favorita.

Un día, el soldadito se enamoró de una princesa bailarina de cartón a la que vió bailar en lo alto de un castillo. Pero el destino les separó y el soldadito tuvo que lidiar con muchos obstáculos hasta reencontrarse con ella. Pero una corriente de aire les arrastró hasta el fuego de una chimenea, donde ambos, soldadito y bailarina, se fundieron. Al recoger las cenizas, apareció un corazón de plomo con la estrella de la bailarina. Por fin estarían juntos para siempre.

“La pequeña cerillera”, “La princesa y el guisante”, “El traje nuevo del emperador”, “La Sirenita” o “La reina de las Nieves” son otros cuentos escritos por el genial Andersen.

Emilita / Shutterstock

El Principito.

Escrito por el francés Antoine de Saint Exupéry ((1900-1944) y publicado por primera vez en 1943, es el libro escrito en francés más leído y traducido. Muchos críticos afirman que este clásico es recomendable leerlo dos veces en la vida: en la infancia, para vivir la magia e inocencia del protagonista y después, en la edad adulta, para comprender esa inocencia y conocer su significado profundo: no podemos nunca dejar de ver el mundo con los ojos del niño que fuimos.

Este clásico, breve pero intenso e ilustrado por el mismo autor, narra el encuentro de un piloto de avión que sufre una avería y se pierde por el desierto, con un pequeño príncipe que procede de otro planeta.

El principito descubre infinidad de características de la naturaleza humana y sus frases son utilizadas muy a menudo como inspiración para vivir nuestro día a día y para inculcar valores a los más pequeños de la casa.

“He aquí mi secreto, que no puede ser más simple: solo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible a los ojos”

Nos enseña la verdad y el sentido de la vida, la importancia del amor y la amistad o del respeto por el prójimo. ¿Qué otra lección nos brinda? Cómo podemos simplificar nuestro mundo y vivir de forma positiva.


LE PETIT PRINCE

Te puede interesar:
10 maravillosas enseñanzas de vida que nos deja «El Principito»

ALICE
Pushkin | shutterstock

Alicia en el País de las Maravillas.

En 2017 se cumplió el 150 aniversario de la publicación de Alicia en el País de las Maravillas, de Lewis Carroll (1832-1898), un libro lleno de acertijos y enigmas y con una historia llena de fantasía protagonizada por Alicia. El autor británico, además de escritor, era lógico y matemático.

El cuento empieza cuando un día de verano Alicia se encuentra con un conejo blanco vestido con chaleco y reloj y le sigue hasta su madriguera. Es entonces cuando entra en un mundo paralelo donde vive un sinfín de aventuras. Llega a un reino donde se encuentra a un sombrerero loco, una liebre de Pascua, una oruga fumadora y a una reina de corazones.

En este mundo de fantasía, en el que las situaciones son aparentemente absurdas e ilógicas, en realidad se convierten en reflexiones sobre la vida. Pero ¿cuál esel verdadero propósito del libro? Engrandecer la imaginación de los niños gracias a las aventuras sorprendentes que viven Alicia y sus amigos. Podemos aprovechar su lectura para abrir a nuestros hijos a la magia e ilusión.

PETER PAN
Disney
El cuento de Peter Pan tal como lo imaginó Disney.

Peter Pan.

Este personaje fue creado por el escritor escocés James Matthew Barrie (1860-1937) primero como obra de teatro en 1904, y más tarde como novela con el título de “Peter Pan y Wendy”.

La historia comienza una noche, cuando Peter Pan pierde su sombra en casa de los Darling y allí conoce a los hermanos Wendy, John (Juan) y Michael (Miguel). Este niño que nunca crece y su fiel hada Campanilla, se llevan volando a los niños, gracias a la magia de unos polvos mágicos, desde Londres hasta el País de Nunca Jamás. Allí vivirán asombrosas y peligrosas aventuras y aparecerán personajes increíbles como las sirenas, un misterioso cocodrilo, los niños perdidos, una tribu de indios o los terribles piratas cuyo capitán es Garfio.

Una historia ambientada en un mundo mágico para no perder la inocencia jamás, protagonizada por unos niños que mantienen la ilusión por siempre y capaces, también, de volar hacia sus sueños.

Peter Pan, es un niño que nunca quiso crecer, y el País de Nunca Jamás es el territorio de la infancia. Esta obra clásica nos plantea qué significa crecer y nos acerca el mundo de la infancia auténtica. Además, nos habla del cariño de una madre y del valor de la familia.

Disney Pictures

El Libro de la Selva.

Rudyard Kipling (1865-1936) es el autor de esta colección de cuentosinfantiles que inspira el amor por la naturaleza. La historia desarrollada en la India, donde nació y vivió el autor, cuenta las aventuras de un bebé que es perdido por sus padres en la selva cuando huyen del ataque del peligroso tigre Shere Khan. Mowgli, que así llaman al niño, es criado por una manada de lobos que le adopta y le enseña cómo sobrevivir a la selva.

Gracias a sus amigos, como la pantera Bagheera y el oso Baloo, el niño aprende la Ley de la Selva y sus reglas y juntos viven divertidas y a veces peligrosas aventuras, ya que el tigre Shere Khan está empeñado en acabar con el pequeño humano.

Los niños disfrutarán con las andanzas de los protagonistas por la selva y con la aparición de todo tipo de animales selváticos, como la encantadora manada de elefantes o los simpáticos buitres. El libro es un ejemplo de cómo aprender a convivir con el resto de animales en armonía con la naturaleza, a respetar el orden social, a dar valor a la educación y a ser solidario con los demás.


DOG

Te puede interesar:
¿Qué opinión tiene el papa Francisco sobre los animales?

Es destacable también el tipo de formación que el oso Baloo y la pantera Bagheera ofrecen a Mowgli: ambos son los instructores del niño, pero mientras Baloo es más tierno y sensible, la pantera es más exigente y severo con él.  En definitiva, la relación de los tres personajes es una lección sobre el verdadero valor de la amistad.

BALLOON
Danussa | Shutterstock

La vuelta al mundo en 80 días.

El autor francés Julio Verne (1828-1905) es el autor de este libro infantil que estimula en los niños la curiosidad por el mundo, por los viajes y que les hará divertirse y reír con las peripecias de sus protagonistas, Phileas Fogg y su ayudante, Jean Passepartout.

El viaje comienza cuando el caballero británico Phileas Fogg discute con sus colegas del Reform Club londinense, al enterarse de que un ladrón se ha llevado 55.000 libras del Banco de Inglaterra. Fogg está convencido de que el ladrón podría haber huido muy lejos. Para demostrar esta afirmación propone una arriesgada apuesta, la mitad de su fortuna, que consiste en poder dar la vuelta al mundo en solo ochenta días usando los medios de transporte disponibles (segunda mitad del siglo XIX).

De esta manera, Fogg y su criado francés, Jean Passepartout tendrán que superar los retrasos en los medios de transporte, y burlar la persecución del detective Fix, que piensa que Phileas Fogg es el ladrón que busca escapar de la justicia.

En definitiva, una historia interesante, con un ritmo trepidante que seguro que atraerá la atención de los niños hacia otros títulos del mismo autor como “Viaje al centro de la Tierra”, “La isla misteriosa”, “20.000 leguas de viaje submarino” o “De la Tierra a la Luna”. Todos ellos son muy recomendables para los pequeños ya que son una manera de introducir a nuestros hijos en el género de la literatura de ciencia ficción.

TOM SAWYER
Sandra_W | Shutterstock
Tom Sawyer, protagonista del clásico de Mark Twain.

Las aventuras de Tom Sawyer.

El libro, escrito por el estadounidense Mark Twain (1835-1910) está dirigido a los niños especialmente para su diversión, pero contiene además una reflexión para los adultos: recordarnos que una vez también fuimos niños. Y así lo señala el autor en el prefacio…

“Aunque este libro esté compuesto principalmente para solaz de muchachos y muchachas, espero que no por eso haya de ser desdeñado por la gente talluda, pues entró también en mi propósito el intento de hacer que los mayores recordasen con agrado cómo fueron en otro tiempo y cómo sentían y pensaban y hablaban, y en qué curiosos trances se vieron a veces enredados”.

Como anuncia el título del libro, es un relato lleno de aventuras, protagonizadas por Tom Sawyer y sus amigos, quienes viven en un pueblo a orillas del Mississipi. Allí Tom Sawyer es conocido por ser un chico muy travieso que se rodea de amigos nada convencionales para vivir peligrosas aventuras.

A Tom, que es un chico algo rebelde, no le gustan las normas, ni la férrea y asfixiante educación que le imponen. Así que gracias a su imaginación y a su carácter revoltoso se inventa un mundo libre de reglas. Sin embargo, debido a sus compañías y los lugares nada recomendables a los que acuden, conoce también el peligro y el crimen.

En definitiva, el protagonista de esta historia, aunque algo desobediente e inquieto, es también muy ingenioso, algo enamoradizo, generoso con sus amigos y valiente. El libro es un canto a la infancia y al derecho universal de los niños a la diversión que no deberíamos olvidar nunca. ¿Y qué otra enseñanza debemos extraer? divertirse sanamente, con prudencia y siguiendo una pauta de valores.

La Isla del Tesoro.

La obra, compuesta por Robert Louis Stevenson (1850-1894) se publicó en 1883. El autor, que no gozaba de buena salud, era muy aficionado a viajar y pasó los últimos años de su vida en la isla de Samoa, en la Polinesia, donde era muy querido por los nativos que le llamaban cariñosamente “Tusitala” (el que cuenta cuentos).

La Isla del Tesoro esun clásico de la literatura de aventuras, incluso podríamos decir que es la historia de piratas por excelencia. Está protagonizada por un niño, Jim Hawkins, que comienza una emocionante aventura el día en que un viejo marinero, Billy Bones, llega a la posada de su familia. Jim descubre que el marinero, que en realidad es un pirata, posee un extraño mapa y se hace con el.

A partir de este momento, emprenderá un arriesgado viaje como grumete en la goleta La Hispaniola, en busca del tesoro del temido capitán Flint. El joven es perseguido por los enemigos de Bones y para salir vivo, tendrá que enfrentarse al carismático pirata John Silver, que también va tras el tesoro.

Esta novela de aventuras nos habla sobre todo de los valores delhonor y la honestidad, de tener un comportamiento respetable y de desechar la traición. A pesar de hablarnos de un tesoro, nos enseña que el dinero es algo secundario. Leer esta obra de Stevenson durante la adolescencia nos prepara, igual que le ocurrió a su protagonista, para pasar a la vida adulta.

WIZARD OF OZ
Warner Home Video

La soñadora Dorothy y sus amigos.

El Mago de Oz.

Escrito por Lyman Frank Baum (1856-1919) y publicado en 1900, El Mago de Oz es un libro para introducir a los lectores en el género de la literatura fantástica. Dorothy, la protagonista, no podía imaginarse que la casa donde se resguardaba de un tornado saliera volando y aterrizase en otro mundo, en el reino mágico de Oz.

Igual que nosotros, Dorothy sale de un mundo gris y aparece en un mundo de color, donde todo es posible y donde ella vive todo tipo de emociones, movida siempre por su curiosidad, característica que no puede falta en ningún niño.

La niña, acompañada de su perrito Toto, recorre el reino de Oz donde se enfrenta a sus miedos y a numerosos peligros, como la persecución de una bruja malvada. Así que Dorothy busca la manera de regresar a su casa, con su familia, a los que añora. En sus emocionantes aventuras, siempre cuenta con la ayuda de tres personajes inolvidables: un espantapájaros en busca de su cerebro, un leñador de hojalata que busca su corazón para poder amar y un león cobarde que desea ser valiente.

A través de esta historia llena de fantasía, el autor nos aconseja obrar siempre con prudencia, ser solidarios y nos enseña también que todos nuestros sueños pueden hacerse realidad si luchamos por ellos con ilusión y esfuerzo.

DONKEY
Big Creative Studio | Shutterstock
Platero.

Platero y yo.

Escrito por el poeta andaluz Juan Ramón Jiménez (1881-1958) es una espléndida obra en prosa poética, que compuso el autor durante una etapa de su vida de retorno a la tierra de su feliz infancia, Moguer (Huelva).

«Platero y yo», que recrea la vida del burrillo Platero, no es una obra estrictamente infantil, aunque a los niños la figura del burrito les enternece. En realidad, es mejor que un adulto oriente a los niños durante la lectura, porque no es un libro alegre y su final puede convertirse en un duro revés para nuestros hijos.

Para pequeños y no tan pequeños

Así lo señala el mismo autor en su prólogo:

Advertencia a los Hombres que lean este libro para niños

Este breve libro, en donde la alegría y la pena son gemelas, cual las orejas de Platero, está escrito para… ¡Qué sé yo para quién!…, para quien escribimos los poetas líricos… Ahora que va a los niños, no le quito ni le pongo una coma. ¡Qué bien!

En definitiva, es un libro sobrio, reflexivo, con escenas cotidianas de Moguer, el pueblo del autor, donde se entremezclan los sentidos continuamente. En fin, os aconsejamos leer y disfrutar con los hijos de estas páginas porque son una fiesta para la sensibilidad.

Como muestra, estas son las primeras líneas del libro:

“Platero es pequeño, peludo, suave; tan blando por fuera, que se diría todo de algodón, que no lleva huesos. Sólo los espejos de azabache de sus ojos son duros cual dos escarabajos de cristal negro”.

¿Qué temas y valores nos aporta su lectura? La sensibilidad, la nostalgia, el valor de la amistad, la muerte, la memoria y el recuerdo, las desigualdades sociales… También la compañía, la infancia, el afecto, la belleza de lo efímero, el paisaje, los animales, las diferencias, la tristeza, el dolor, el paso del tiempo…

Y una última advertencia: conviene señalar a los niños que Juan Ramón Jiménez nunca empleaba la g cuando tenía sonido de j. Así que ¡ojo con la ortografía!




Te puede interesar:
Los libros esenciales de la literatura infantil, según la BBC


KSIĄŻKI DLA DZIECI O SEKSIE

Te puede interesar:
Leer con los hijos más pequeños en 9 pasos


READING

Te puede interesar:
7 libros clásicos que deberías leer a tus hijos antes de los siete

Tags:
educaciónlibroliteratura infantilvalores
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.