Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 26 septiembre |
San Cosme y san Damián
home iconA Fondo
line break icon

¿Es el Gran Reseteo un movimiento fundamentado académicamente? (Parte III)

PROTEST

Alexandros Michailidis | Shutterstock

César Nebot - publicado el 27/02/21

El Foro Económico Mundial está aprovechando los cambios que implica la pandemia para abogar por la necesidad de repensar el capitalismo

A pesar de que en junio de 2020 publicaron el libro de Klaus Schwab “Covid-19: El gran reseteo”, ni en este documento ni en los pronunciamientos ni declaraciones del Foro de Davos se ofrecen argumentaciones suficientes para justificar que la posición de que el capitalismo debe ser reseteado es necesaria e inevitable para la supervivencia.

Para una argumentación suficiente sobre la necesidad de un cambio de un estado de un sistema a otro para erradicar los efectos indeseables, se necesita demostrar que el estado inicial causa indefectiblemente esos efectos y que el estado al que se pretende llevar el sistema es capaz de mitigar esos efectos, incluso generando los efectos deseables.

Una visita al dentista

Imaginemos que tenemos una muela que ha crecido mal y que nos duele la mandíbula. En primer lugar, se estudia qué sucede con esa muela, después si el dolor de mandíbula está causado por esa muela; tras eso, se requiere evaluar si la extracción de esa muela generaría el alivio deseado del dolor, pero sin provocar otros dolores peores ulteriores como por ejemplo una parálisis lingual (muy común en la extracción de la muela del juicio). Una vez establecida la conexión lógica, se puede generar el argumento de que para lograr una mejoría se necesita extraer la muela.

No obstante, el libro de Klaus Schwab expone toda una serie de dolencias económicas y sociales que, existiendo en el capitalismo, también se han dado y de forma más grave en los países que han vivido al margen del capitalismo. La degradación medioambiental de la China ya era importante mucho antes de que se aprobara la ley de propiedad privada y con sistemas de producción planificados comunistas.

No se puede extrapolar todo

Schwab se centra en aseverar que sólo una actuación colectiva donde los social se imponga a lo individual podrá conducirnos a evitar los males. Pero que haya situaciones que abordadas de forma colectiva puedan lograr equilibrios mejores, no implica que sea extrapolable para todo.

Sería como pretender obligar a bailar cualquier baile regional como se baila una sardana (baile regional de Cataluña en el que un grupo desarrolla sus pasos de forma absolutamente rígida y conectada). Bailar sevillanas pasaría a ser netamente peor, un lamentable espectáculo.

Klaus no explica en su libro qué es exactamente lo que no funciona en el capitalismo, ni qué elementos de este provocan inequívocamente los nefastos efectos que describe. Tampoco define de qué manera exactamente cómo la propuesta del capitalismo de grupos de interés, sustentado en una serie de valores, se convierte en la solución a los efectos negativos que vivimos. Ni tampoco explora la posibilidad de que existan posibles efectos secundarios perniciosos. Simplemente los obvia.

CANCEL RENT
David Odisho | Shutterstock

No hay debate ni discusión

El proceder en cambio se basa en ir acometiendo pormenorizadamente cada uno de los campos pretendiendo conectar efectos negativos actuales con la necesidad de establecer un nuevo proceder en ese nivel mediante el cambio al capitalismo que propone.

Es como si debido al dolor de mandíbula de su vecino, le dijeran que es culpa del sistema y que usted debe arrancarse su propia muela para adoptar la nueva dentadura postiza que le van a proporcionar. Porque eso sí que lo hace. Desglosa el reseteo a nivel micro, macro y, en especial, lo lleva a un nivel personal en el que establece que el individuo debe cambiar y adoptar unos valores.

Tampoco permite una discusión razonada sobre los valores. Aunque sí incide que para ese cambio de valores del individuo hay que aprovechar la pandemia Covid-19, ya que con ocasión de ésta la gente se ha mostrado más propensa a que se le diga qué debe hacer y cómo actuar. Es como si ante el incendio de un edificio, dijeran que hay que aprovechar que la gente ha salido de sus casas para hacerles entender que deben aprenden a vivir en un monte pelado el resto de vida. ¡Hacedlo ahora que cuando vuelvan a sus casas costará más convencerlos! El sentido o ausencia de la libertad humana que deja entrever el profesor Schwab es cuanto menso curioso.

No sé cómo lo ven ustedes, pero si algún día en la consulta del dentista me encontrara a Klaus Schwab, no lo dudaría; saldría corriendo de allí. Por todo esto, el libro “ Covid-19: el gran reseteo “ no se puede considerar un ensayo científico, ni de argumentación lógica. Entre tanto que no realice un análisis serio, no debería ser considerado más allá de un panfleto de puro fundamentalismo dogmático.

Algunas cosas que podrían leer

Lo aquí expuesto no quiere decir que no sea interesante reflexionar sobre la ética y la economía, sobre qué valores humanos subyacen o debería subyacer en nuestro sistema económico y social. Pero lo abordado desde el Foro de Davos, tal como se está ofreciendo e imponiendo, va camino o de un postureo más como fue la refundación del capitalismo de Sarkozy o de la programación impuesta de un pensamiento único alejado de la libertad humana. Cosa preocupante.

Si a los impulsores del Foro de Davis realmente les mueve la voluntad de hacer algo positivo para la humanidad, les recomendaría que comenzaran consultando los siglos de trabajo recogido en la Doctrina Social de la Iglesia, también leyeran sobre el Distributismo de Chesterton y “Lo pequeño es hermoso. La economía como si la gente importara” de Fritz Schumacher y que se dejaran de pobres panfletos.


GLOBAL

Te puede interesar:
¿Qué es el Gran Reseteo? (I) ¿Qué pretende el Foro de Davos 2021?


ECONOMY

Te puede interesar:
¿Qué esconde el Gran Reseteo? (II) ¿Qué pretende el Foro de Davos 2021?

Tags:
capitalismoeconomíafilosofíasociedad
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Claudio de Castro
El purgatorio y la misteriosa alarma de las 3 a.m.
2
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
3
lobo cordeiro fumaça
Gelsomino del Guercio
«El humo de Satanás entró en la Iglesia»: ¿qué quiso decir el Pap...
4
Aleteia Brasil
La pareja que festejó su matrimonio dando de cenar a 160 personas...
5
O Catequista
La polémica sobre el cuerpo incorrupto del Padre Pío
6
Maria Paola Daud
Cuando la Virgen María detuvo la lava del volcán Etna
7
ANMOL RODRIGUEZ
Domitille Farret d'Astiès
Atacada con ácido cuando era bebé, Anmol Rodriguez supera e inspi...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.