Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 05 agosto |
San Juan-Bautista María Vianney
home iconCultura e Historia
line break icon

Siempre hay luz, hay que tomar distancia y saber esperar

JAVIER ARIAS ARTACHO

javierariasartacho.es

Alvaro Real - publicado el 26/02/21

“Nadie sabrá de mí”, un thriller sobre el perdón que te hará meditar sobre uno de los principios teológicos del Papa Francisco

Cuando no se la respuesta, cuando no se que hacer, cuando me agobio y todo parece perdido tengo una frase del Papa Francisco grabada a fuego en mi mente. Es un de sus cuatro Principios Fundamentales. El primero: “El tiempo es superior al espacio”. Los que me conocen saben que suelo usar bastantes veces esta frase.

Es un concepto bastante simple que el arzobispo Victor Manuel Fernández, rector de la UCA ha explicado también en varias ocasiones: “permite trabajar a largo plazo, sin obsesionarse por resultados inmediatos”. No es estar sin hacer nada… esperando. Es otra acepción, es trabajar como si de una cadena se tratara. Eslabón a eslabón y el Espíritu Santo hace el resto. Une los eslabones en el momento adecuado, los deshace si es necesario y da las respuestas que uno necesita.

A este principio teológico desde hace un par de semanas le he añadido otra frase. La afirma María, la protagonista del nuevo libro de Javier Arias Artacho, “Nadie sabrá de mi”, de la editorial Almuzara. La pronuncia en, posiblemente, el peor momento de su vida: “Siempre hay luz, pero hay que tomar distancia y saber esperar”.

Una frase que denota la esperanza del que sabe que al final el bien siempre gana y del que tiene la esperanza puesta en Alguien superior. Tomar distancia, saber esperar. Si a esto le sumamos el perdón como “leitmotiv” de una historia apasionante, nos encontramos con un “thriller” que sin ser cristiano, ni religioso (tampoco lo pretende) se deja poseer por la profunda fe de su autor Javier Arias.

Tres historias, tres grandes eslabones

“Nadie sabrá de mi” es una novela con tres historias. Tres historias aparentemente inconexas que se van narrando e intercalando con la minuciosidad de un orfebre. María y su vida en la posguerra barcelonesa. Isabel y su secuestro en la dictadura de Videla. Marisa, que se encuentra con el cadáver de su amante en la Barcelona del siglo XXI. Descripciones prolijas, muy detalladas y narraciones de cada una de las épocas con la minuciosidad que sólo alguien muy labrado en la novela histórica puede realizar.

Todo un reto para el lector que ve cómo va transportándose de un lado a otro; de un tiempo a otro; de un espacio a otro, capítulo a capítulo. Eslabones que se van formando para que al final todo tenga sentido. Hay incluso un momento mágico. Un momento de la novela en el que quedas en shock. Dejas la atenta lectura y vuelvas incrédulo a leer el título de la Novela: ¿Es posible?

Y hasta aquí puedo llegar. Nada más. El resto debe ser un ejercicio de paciencia. Papa Francisco recomienda en muchas ocasiones el Evangelio según San Mateo 13, 24-30: La parábola del trigo y la cizaña. Todo va creciendo hasta la hora de la cosecha y finalmente se cortan las malas hierbas y se queman; se corta el trigo y se guarda en la bodega. Dice el Papa: “Nosotros a veces tenemos una gran prisa por juzgar, clasificar, poner de este lado a los buenos y del otro a los malos… Dios en cambio sabe esperar”.

NADIE SABRA DE MI
BERENICE

Háganme caso. Empiecen la novela. Vayan leyendo poco a poco. Que a nadie se le ocurra ir al final para ver la solución. Tendrán tentaciones, pero no cedan… Como la vida misma. Los cristianos sabemos que el final es una victoria, pero para llegar a ella hay que pasar por valles, cuestas, campos floridos y desiertos. No se precipiten, ni se agobien. Lean “Nadie sabrá de mi” con este principio teológico en su mente: “El tiempo es superior al espacio”.




Te puede interesar:
El General Maldito: Una novela histórica sobre una resurrección

Tags:
culturaliteraturapapa franciscoperdon
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
MADELEINE PAULIAC
Sandra Ferrer
La doctora que ayudó a dar a luz a unas monjas violadas
2
Redacción de Aleteia
Explosión en Líbano: Encuentran el cuerpo de un joven agarrado a ...
3
FERMIN SOSA
Jesús V. Picón
Mexicano al otro lado del mundo, ciclista y dice que sin miedo al...
4
Gaudium Press
10 enseñanzas del cura de Ars tras sus combates con el demonio
5
VIRGIN
Ary Waldir Ramos Díaz
¿Por qué el Papa es tan devoto de la Virgen del Silencio?
6
ST IGNATIUS,LOYOLA
Philip Kosloski
Aquí están las 8 reglas de san Ignacio para el discernimiento
7
Chiara Santomiero
¿Qué es el «Perdón de Asís»?
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.