Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 16 mayo |
San Simón Stock
home iconEspiritualidad
line break icon

Cambiar por dentro: 3 medios supereficaces

KieferPix | Shutterstock

Carlos Padilla Esteban - publicado el 22/02/21

Si sientes que no eres capaz de nada, prueba la vía de la privación, el amor a la persona herida y el diálogo de hijo con el Padre Dios

La primera invitación de la Cuaresma es a la conversión:

«Cuando arrestaron a Juan, Jesús se marchó a Galilea a proclamar el Evangelio de Dios: – Se ha cumplido el plazo, está cerca el reino de Dios: – convertíos y creed en el Evangelio».

Me pide el Señor que me convierta y crea en el Evangelio. Me lo pide mientras la ceniza de esta cuaresma me recuerda que estoy hecho de cielo, soy una obra de su amor.

Soy tan pequeño y frágil… Él me sostiene. Sólo quiere que cambie mi forma de pensar, de mirar, de vivir, de amar.

Parece tan sencillo pero me resulta imposible. ¿Cómo voy a lograrlo si me siento tan débil?

Los días vuelan ante mis ojos y no soy capaz de nada. Tocar el cielo, acariciar la cumbre de la montaña. Allí donde sólo llegan las águilas. Y yo tengo alas de gorrión, no logro alzar el vuelo. Vivo caminando, no vuelo.




Te puede interesar:
¿Puedo cambiar? ¿Cómo?

Cuaresma: Cambiar por dentro

NadyGinzburg | Shutterstock

Necesito cambiar tantas cosas en mí que me anclan en la tierra, en el pasado. No me olvido de lo que estoy hecho. Soy de Dios, soy suyo. Comenta el papa Francisco esta Cuaresma:

«El ayuno, la oración y la limosna, tal como los presenta Jesús en su predicación (cf. Mt 6,1-18), son las condiciones y la expresión de nuestra conversión. La vía de la pobreza y de la privación (el ayuno), la mirada y los gestos de amor hacia el hombre herido (la limosna) y el diálogo filial con el Padre (la oración) nos permiten encarnar una fe sincera, una esperanza viva y una caridad operante».

Son los tres pilares que me da Dios en esta cuaresma para convertirme. Tres formas de vivir una vida nueva. Son una oportunidad para cambiar por dentro.




Te puede interesar:
En Cuaresma, 3 consejos del Papa para “no dejar enfriar el amor” 

Amor al herido

WEB2-HOMELESS-POOR-shutterstock_1254558898.jpg
Halfpoint I Shutterstock

Porque si cambio mi mirada sobre el que sufre estaré cambiando mi actitud ante el que me necesita. Dejaré de verlo como un problema, como un estorbo, como un rival, como un enemigo. Dejaré de mirar a mi hermano con recelo.

¡Cuánto cuesta cambiar esta mirada! La limosna es el cambio del corazón. Es la transformación más honda que espero en este tiempo.

Necesito cambiar mi actitud interior para que en esta Cuaresma algo pueda cambiar en mí. Miro a mi prójimo con los ojos de Jesús. Eso es lo que deseo, un cambio radical.

Privación

En esta Cuaresma me hago pobre, me vacío de bienes, dejo de pensar en comprar, en consumir. Dejo de mirar lo que aún me falta.

Siempre me puede faltar algo, soy un necesitado. Y esa sensación de pobreza me hace bien.

Cuando no todo lo tengo a mano, no poseo todo lo que me vendría bien, no todas mis necesidades básicas están cubiertas. Cuando paso hambre, tengo sed o sufro el frío. Esa experiencia es sanadora.

HANDS
PHOTOCREO Michal Bednarek|Shutterstock

Me vuelvo más dependiente de Dios al vaciarme de mis posesiones. No sólo de pan vive el hombre, lo recuerdo, pero yo lo olvido creyendo que sí, que si lo poseo todo, si tengo lo que necesito, sí seré capaz de vivir con paz y contento.

Experimentar el vacío, la falta, la ausencia, la pérdida, me hace bien. Porque así me siento más niño dependiente de Dios. En mi pequeñez Él me salva.

¿A qué cosas estoy dispuesto a renunciar en esta Cuaresma por amor a Él? Tengo muy claro que puedo vivir con poco. En este tiempo de carencias renuncio por amor.

Es más fácil renunciar cuando amo. Renunciar por la persona amada. Negarme a mí mismo y mis deseos para que el otro tenga más. Para que sea feliz, para que sea pleno.

Renunciar es parte de la vida. El que renuncia es capaz de dar su vida por amor. Eso es lo que me salva. La Cuaresma me regala la oportunidad de crecer en la renuncia por amor.




Te puede interesar:
¿Sabías que cuando alguien renuncia a algo brilla una estrella?

Diálogo con Dios

COMPOSTELA
Shutterstock | Maria Sbytova

Al mismo tiempo es una oportunidad para crecer en la intimidad con Dios. Más oración.

Digo que rezo pero luego me cuesta tanto esfuerzo quedarme en silencio ante el Señor… En seguida busco distracciones. Y el pensamiento sigue sus propios caminos.

Y pierdo la paz pensando solo en todo aquello que me inquieta y preocupa, angustiado por mis miedos.

La Cuaresma es un tiempo de Dios, un tiempo santo, un Kairos en el cual recibo gracias especiales para intimar más con Jesús en medio de mi desierto.

Me acerco a Él que camina rumbo a su pasión y quiero sostenerlo. Me quedo como María al pie de su cruz. Rezo en silencio, en alto, cantando, caminando. Rezo a su lado y dejo que su voz calme mi alma y me dé la paz.

No busco ningún fruto en mis ratos de oración. Sólo quiero estar con Él, adentrándome en mi alma y dejando que Él viva dentro de mí para siempre.

Tags:
ayunocambioconversioncuaresmalimosnaoracion
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Philip Kosloski
5 revelaciones sorprendentes del «tercer secreto» de Fátima
2
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
3
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa cuenta que vio un milagro por intercesión de la Virgen de...
4
Gaudium Press
¿Sabías que el anillo de matrimonio puede llegar a tener la fuerz...
5
Esther Núñez Balbín
¿Qué hay detrás del caso de Lina?… Madre a los cinco años
6
Lucía Chamat
Una curiosa foto de «Jesús» que conmueve a Colombia
7
PASSION OF THE CHRIST
Cerith Gardiner
7 pruebas y tribulaciones que Jim Caviezel enfrentó al interpreta...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.