Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 29 noviembre |
San Saturnino de Tolosa
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

Cómo adaptar el ayuno y la abstinencia de Cuaresma a los niños

ASH

Vectorgallery | Shutterstock

Benito Rodríguez - publicado el 15/02/21

1Explicar bien el sentido de lo que hacen los padres y hermanos mayores

La mejor educación es el ejemplo. Los niños no deben percibir quejas de los adultos, más bien una explicación de por qué el viernes se come otra cosa que no sea carne o por qué apenas se desayuna o se cena. Ver a los padres hacerlo alegres es la mejor forma de enseñar. Hoy en día muchos colegios ya han modificado sus menús y no incluyen carne los viernes, es una práctica cada vez más habitual y extendida.

2Bendición especial de la mesa.

En los días de ayuno y abstinencia se puede hacer una bendición especial en familia, dando gracias al Señor por los alimentos haciendo referencia al sentido de lo que se va a comer.

3Evitar los banquetes.

Ciertamente, existen otros platos riquísimos que no tienen carne. No tendría sentido que lo que nace como una pequeña mortificación se convierta en un manjar. O en una comilona. Se puede enseñar a nuestros hijos a no repetir si la comida ha sido suficiente, por muy rica que esté.

El Papa recuerda que hay platos típicos de temporada: «¡esos platos hacen un banquete! No es cambiar de platos o hacer el pescado de un modo u otro, más sabroso». Por ello, recomienda que sea un ayuno “humilde y verdadero”. Esa humildad en la mesa familiar se traslada también a los pequeños, que pueden comer cosas más sencillas que lo habitual.

BIBLE
Dream Perfection | Shutterstock
Escoge pasajes del Evangelio que les ayuden a amar más a Jesús.

4Lectura del Evangelio.

Además del ejemplo y la explicación de los padres, es muy recomendable acudir en familia a la fuente principal: el Evangelio. Se puede leer juntos el pasaje de los 40 días de Jesucristo en el desierto y venció a las tentaciones. Es considerado el origen de esta tradición. También la Pasión del Señor, para comprender que esta práctica se hace los viernes por respeto al día de la Muerte de Jesucristo.

5Sustituir el ayuno adulto por un ayuno adaptado a cada edad.

No consiste en que los niños dejen de comer porque lo ven sus padres, pero sí que –entendiendo su significado- se priven de comer algo que no sea esencial. Por ejemplo, se les puede aconsejar no comer golosinas, chocolates, batidos, o cualquier otro capricho. Entenderán que esa pequeña privación obedece a un acto de amor a Dios. Incluso esa chocolatina pueden ofrecérsela a alguien que le haga ilusión o tenga necesidad.

6Ayuno no sólo alimenticio, ayuno también de tiempo en algunas cosas.

La renuncia como acto de autodominio enfocada a ayudar a otros tiene cobra especial sentido en la pre adolescencia y adolescencia. El ayuno puede ser por ejemplo de tiempo con el teléfono móvil, con la consola… Ese tiempo, en cambio, se puede dedicar a ayudar a los padres en casa, o a hacer alguna tarea pendiente, o una pequeña obra de caridad.

DONATIONS
wavebreakmedia | Shutterstock
Piensa en alguna actividad que comporte desprendimiento material y de tiempo.

7Fomentar las obras de caridad.

No es necesario hacer grandes obras, pero sí pequeños actos que puedan pasar desapercibidos, pero que Dios ve, en función de su edad. Desde proponerse dedicar una sonrisa a alguien que no nos cae bien, hasta hablar con esa persona con la que podemos estar enfadada en clase. Para los más adolescentes, se pueden programar incluso visitas a una residencia de personas mayores que necesitan compañía. Actos, al fin y al cabo, que nos cuestan pero que tienen un claro bien para el prójimo.

CHARITY
Basilio Dovgun | Shutterstock
Da ejemplo para que sean generosos con el dinero.

8Limosna.

Se puede relacionar directamente con las prácticas de ayuno antes contadas. El dinero que se iba a destinar a comprar chucherías, se puede entregar en la parroquia, a algún pobre, a alguna ONG de la Iglesia. Por poco que sea, no hay que tener vergüenza, porque el valor del dinero no sólo se mide por la moneda, el Señor lo mide por lo que es para quien lo da. Otra opción es sugerirles que pueden dar parte de su paga dominical a los pobres o a una buena causa.


EFFORT

Te puede interesar:
Mortificación: ¿una práctica medieval hoy superada?

  • 1
  • 2
Tags:
ayunocuaresmafamiliainfancia
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.