Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 12 mayo |
San Pancracio
home iconActualidad
line break icon

Obispos mexicanos: Vacunarse contra la Covid-19, cuestión de ética

MEXICO

Photo Sendra | Shutterstock

Jaime Septién - publicado el 10/02/21 - actualizado el 17/03/21

En su comunicado se ponen muy serios ante las diversas teorías que circulan por diversas redes sociales, que "siembran confusión"

Los obispos de México han lanzado un mensaje muy claro a la población y al Gobierno de este país que ocupa ya el tercer sitio a nivel mundial en muertes por la Covid-19 y el primero en muertes de trabajadores de la salud. Y también a los católicos al declarar: “Los católicos no debemos contribuir en modo alguno a la desinformación ya que está en riesgo la vida de las personas, especialmente, de las más vulnerables”.

En el mensaje, firmado por el responsable de la Dimensión de Salud de la Conferencia del Episcopado Mexicano, el arzobispo de Tulancingo, Domingo Díaz, los prelados mexicanos afirman dos cosas muy importantes; que la infraestructura de salud a nivel nacional y los presupuestos destinados a combatir la pandemia son insuficientes.


RNA

Te puede interesar:
ARN y Vacunas: ¿Cuál es el riesgo?

“La minimización de la contingencia, la falta de pruebas constantes para determinar el tamaño del contagio, diversas fuentes de desinformación sobre la eficiencia y/o la inmoralidad en la ingeniería genética de algunas vacunas circulan por diversas redes sociales”, dicen los obispos en la primera parte de su comunicado.

Y agregan que un escenario como éste, “siembra confusión y disminuye la confiabilidad en las ciencias biomédicas rigurosas, y en ocasiones, se llega incluso a desafiar el juicio y las orientaciones de la propia autoridad eclesial”. Más aún cuando el propio presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, recientemente infectado, se niega, por ejemplo, a suspender sus giras y a usar barbijo.

MEXICO
Photo Sendra | Shutterstock

La urgencia de preservar el bien común

La información contradictoria y muchas veces falsa (en México prácticamente todo se politiza) obliga a hacer una pausa y reflexionar sobre “la conveniente necesidad de vacunarse para contrarrestar, en lo posible, la Covid-19. Es preciso mirar con claridad cuál es su propósito y cuál es la relevancia ética que posee la personal colaboración en la campaña de vacunación”.


COFFIN

Te puede interesar:
El alto coste de la Iglesia en México por Covid-19

El fin de las vacunas es el de generar inmunidad estimulando la producción de anticuerpos. La ciencia ha avanzado lo suficiente como para saber que vacunarse colabora a proteger la salud personal y de nuestro prójimo, ayuda al cuidado de la creación; es una acción que custodia el auténtico bien común y promueve la verdadera cultura de la vida”.

Contras las objeciones de que algunas de las vacunas contra el coronavirus emplean líneas celulares procedentes de fetos abortados hace varias décadas, los obispos mexicanos recuerdan que, a este respecto, la Congregación para la Doctrina de la Fe ratificó lo esclarecido por la Pontificia Academia por la Vida desde hace tiempo.

Esto es, como dice en su comunicado la Congregación para la Doctrina de la Fe del 21 de diciembre de 2020, que si no hay vacunas Covid-19 “éticamente irreprochables es moralmente aceptable utilizar las vacunas contra la Covid-19 que han utilizado líneas celulares de fetos abortados en su proceso de investigación y producción”.


VACCINE

Te puede interesar:
Vaticano: Aclaración sobre las vacunas y la conexión con el aborto

MEXICO
Nelson Antoine | Shutterstock

Razones de conciencia

El comunicado de los obispos mexicanos responde, junto con la Congregación para la Doctrina de la Fe, a quienes, por razones de conciencia, rechazan las vacunas producidas a partir de líneas celulares procedentes de fetos abortados, que “deben tomar las medidas, con otros medios profilácticos y con un comportamiento adecuado, para evitar que se conviertan en vehículos de transmisión del agente infeccioso”.

Estas personas “deben evitar cualquier riesgo para la salud de quienes no pueden ser vacunados por razones médicas o de otro tipo y que son los más vulnerables”. La objeción de conciencia no las exime de usar medios preventivos eficientes para evitar el propio contagio y el contagio de los demás.

“Este tipo de recursos que involucran aislamiento estricto, higiene exhaustiva, verificación continua de la propia salud y otras medidas similares, no suelen estar al alcance real de la mayor parte de la población”, dicen los obispos mexicanos en su comunicado por lo que, a una con el Papa Francisco, desde el punto de vista ético “todo el mundo debe vacunarse y no caer en el “negacionismo suicida” de quienes se oponen a la vacunación para frenar el avance de la pandemia.

Por lo demás, “la vacuna debe de ser administrada prioritariamente a quienes poseen mayor riesgo de contraer la enfermedad: personas con riesgo especial a causa de otras enfermedades, edad o ejercicio de su vocación o profesión”. Un aviso muy relevante para México y para muchos países del área.

Lo que no debe hacerse

Una vez establecido lo que se debe hacer con la vacuna, los prelados mexicanos expresan lo que no se debe hacer: principalmente, no encarecer arbitrariamente los precios de medicamentos, oxígeno y otros insumos, instrumentalizando el dolor y la enfermedad de la gente.

Conscientes de la proliferación de productos alternativos que se comercializan como remedios al coronavirus, los obispos niegan que sea legítimo promover el consumo de fármacos que no se encuentren avalados científicamente como recursos preventivos o como cura efectiva para la Covid-19 (cosa que en México y en otros países de la región ha sido una constante).


bleach virus

Te puede interesar:
Pediatra argentino explica la verdad sobre el dióxido de cloro

“Las controversias sobre fármacos y medicamentos deben realizarse con base en los datos que arrojen los más estrictos protocolos de investigación internacionalmente reconocidos. Meras opiniones, rumores o teorías conspiratorias solo pueden ser objeto del rechazo de una conciencia cristiana y responsablemente formada”, terminan diciendo en su comunicado.

Tags:
mexicoobisposresponsabilidadvacuna covid
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Lucía Chamat
Una curiosa foto de «Jesús» que conmueve a Colombia
2
Ramón Antonio Pérez
María de San José y su ayuno total: “Durante diez años solo consu...
3
MYANMAR
Ary Waldir Ramos Díaz
«Mátenme a mí, no a la gente»: El libro de la monja valiente en M...
4
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
5
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
6
Obvious
Mamá, me tengo que ir
7
POPE FRANCIS
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa instituyó el ministerio del catequista en la Iglesia
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.