Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 14 mayo |
San Matías
home iconActualidad
line break icon

Con casi 117 años, la hermana André derrotó a la Covid-19

GERARD JULIEN / AFP

Soeur Andrée, le 11 février 2020, à Toulon.

Rachel Molinatti - Aleteia Team - publicado el 09/02/21 - actualizado el 08/03/21

La hermana André celebrará su 117 cumpleaños el 11 de febrero. La monja enfermó recientemente de Covid-19 ... ¡y sobrevivió!

En el umbral de su 117 cumpleaños, venció a la Covid-19. ¡Increíble la hermana André! La monja más anciana del mundo, decana de los franceses y europeos, vicedecana de la humanidad, la monja, que vive en el asilo de ancianos Sainte Catherine Labouré en Toulon (Var), dio positivo por Covid-19 el 16 de enero, según Var-Matín.

En principio, podrá apagar sus más de cien velas rodeada de los demás residentes de la casa. Para su cumpleaños, el establecimiento tiene previsto organizar una videoconferencia con su familia.

Después de descubrir la fe de adulta, la monja centenaria, de soltera Lucile Randon, ingresó en las Hijas de la Caridad a la edad de 40 años y se hizo cargo de los niños durante mucho tiempo. ¡Su longevidad es sorprendente!

Una vida larga y plena

Nacida el 11 de febrero de 1904 en Alès, en el Gard, Lucille Randon, se convirtió en 1923 e hizo su catecumenado en el Cenáculo de París, donde recibió el bautismo y la comunión. Después de más de veinte años como institutriz y maestra, en particular con la familia Peugeot, en Versalles, ingresó a los 40 años, en 1944, en la Maison des Filles de la Charité, ubicada en la rue du Bac (París).

Luego elige llamarse André, como su hermano, que trabajó durante casi treinta años en Vichy, en un hospital que atendía a huérfanos y ancianos, y que la acogió cuando era joven. En 1945 partió en misión al hospital de Vichy para atender a cuarenta huérfanos y ancianos, durante 28 años.

“¡Ámate a ti mismo en lugar de odiarte!»

Ciega y ahora en silla de ruedas, la hermana André vive desde 2009 en una residencia de ancianos en Toulon (Var). Siempre ágil, la monja no dudó en dar a los franceses un pequeño consejo sobre cómo vivir más felices: «¡Ámate a ti mismo en lugar de odiarte!».

Tags:
coronaviruscovidfrancia
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Lucía Chamat
Una curiosa foto de «Jesús» que conmueve a Colombia
2
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
3
Philip Kosloski
5 revelaciones sorprendentes del «tercer secreto» de Fátima
4
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa cuenta que vio un milagro por intercesión de la Virgen de...
5
POPE FRANCIS
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa instituyó el ministerio del catequista en la Iglesia
6
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
7
Ramón Antonio Pérez
María de San José y su ayuno total: “Durante diez años solo consu...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.