Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 25 julio |
Santiago Apóstol
home iconEstilo de vida
line break icon

¿Cómo mantener la ilusión de ser uno mismo?

PEACE

Jacob Lund | Shutterstock

Dolors Massot - publicado el 08/02/21

Si nos vemos cada día ante el espejo y conocemos la pasta de que estamos hechos, ¿servirá de algo ilusionarnos?, ¿por qué es tan importante?

Es posible que, de entrada, nos parezca poco motivador ilusionarse con uno mismo: al fin y al cabo, nos vemos cada día ante el espejo cuando nos levantamos y conocemos bien los muchos defectos que tenemos. Nos conocemos tanto que -pensamos tal vez- ya no vale la pena aspirar a mayores retos.

Crear elementos que nos ilusionen

Es cierto que, por lo general, en la madurez la vida no se nos presenta cargada de ilusiones. Más bien es cada persona la que ha de introducir el elemento ilusión en su modo de actuar.

¿Vale la pena ilusionarse con uno mismo? Por supuesto que sí. Aunque nos veamos cargados de limitaciones y defectos, podemos dar un paso más allá y contemplar el horizonte: ¿tengo aspiraciones y sueños?, ¿cuáles son?, ¿qué meta me propongo en la vida a largo plazo?

Para llegar a alcanzar esa meta, y para materializar los sueños, sí vale la pena ilusionarse con uno mismo.

En primer lugar, seamos dueños de nosotros mismos

Para ilusionarse con uno mismo, no solo hay que soñar con elementos externos. Lo primero es «ser consciente» de quién soy y hacia dónde quiero ir. Independientemente de modas o de influencias potentes de la sociedad o del entorno más inmediato.

Haz un ejercicio voluntario de querer saber quién eres y hacia dónde quieres conducir tu vida.

En este aspecto, la fe ayuda a vernos a nosotros mismos no como seres abandonados a su suerte en un mundo hostil sino como hijos de Dios, que nunca deja de amarnos y que nos propone un recorrido, que nosotros podemos aceptar o rechazar a lo largo del tiempo que vivamos.

Decidir con libertad

Quizá durante años te has educado en un determinado entorno (familia, colegio) donde parece que todo fluye y todos actúan en la misma dirección. No es que necesariamente sea una dirección mala, solo que llega un punto en que debemos ser nosotros mismos los que decidimos actuar así porque libremente lo queremos, no por contentar a los demás o por no salirnos del grupo.

SMILING GIRL
Jacob Lund | Shutterstock
Toma las riendas de tu vida con libertad.

Es importante que las riendas de tu vida no estén en manos de otras personas, para que puedas conocer tu propio camino y libremente pongas los medios para alcanzar la meta. Los otros (padres, amigos, compañeros de profesión…) han de quedar en un segundo plano en este aspecto. Llega el momento de asumir la responsabilidad de tu propia vida.

Miguel-Ángel Martí, catedrático de Filosofía y autor del libro «La ilusión, la alegría de vivir», habla de posesión: poseerse a uno mismo, saber ser conscientemente dueños de los propios actos.

Tu ruta es única, singular

Debemos ser señores de nuestra propia ruta: «Frente al aquí todos somos iguales, habría que reivindicar aquí todos diferentes«.

UŚMIECH
Antonio Guillem | Shutterstock
Para ilusionarte, piensa que hay cosas que solo tú puedes aportar al mundo.

«La única razón del hombre en su vida -dice- es que precisamente deje huella en lo que tiene de único, de irrepetible, y esto supone ilusionarse en esta tarea personal».

A la hora de plantearnos si ponemos ilusión en nosotros mismos y en nuestro proyecto personal, nos motivará saber que hay cosas que solo cada uno de nosotros puede aportar al mundo. Dios lo que ha querido así y está en nuestras manos hacerlo posible.


HAPPY

Te puede interesar:
Cómo salir de la insatisfacción y vivir con ilusión


GOALS

Te puede interesar:
Lo que necesitas para «cumplir» con ilusión


DREAMS

Te puede interesar:
¿Es poco realista tener ilusiones?


CONFERENCING CALL,

Te puede interesar:
¿Teletrabajas? 10 trucos para no caer en el desánimo ni en la depresión

Tags:
autoconocimiento
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
SEPARATION,
Ks. Michał Lubowicki
Lista de causas de nulidad matrimonial (más habituales de lo que ...
2
MEXICO
Jesús V. Picón
Quería ser sacerdote para demostrar que Dios no existía
3
st charbel
Aleteia Líbano
¿Acaso no está sucediendo lo que dijo san Charbel?
4
Ks. Michał Lubowicki
Lista de impedimentos para casarte (hay más razones de las que cr...
5
Magdalene
Miguel Pastorino
La verdad sobre María Magdalena: ¿fue una prostituta?
6
ANGEL,CHILD,STATUE
Philip Kosloski
¿Te preocupan tus hijos? Haz esta oración a los ángeles de la gua...
7
Kathleen Hattrup
Posible milagro revelado en fotos exclusivas
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.