Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 21 junio |
San Luis Gonzaga
home iconEstilo de vida
line break icon

Trucos para mantener nuestro hogar a una temperatura adecuada

chimney

Monkey Business Images - Shutterstock

Merche Crespo - publicado el 07/02/21

Mantener una temperatura ideal en nuestra casa no implica aumentar el gasto en calefacción ni en aire acondicionado, sino en aprovechar los recursos con sentido común

A menudo tenemos la idea errónea de que en invierno nuestra casa debe estar a una temperatura que nos permita habitar en ella en manga corta. Ponemos la calefacción a tope, prácticamente echando humo, para que la diferencia entre la temperatura exterior y la interior del hogar sea notable.

Y en verano, realizamos la operación a la inversa: enchufamos el aire acondicionado y creamos unas corrientes de aire artificiales nada saludables.

Seamos familias sensatas y responsables hacia el medio ambiente, y usemos la virtud de la prudencia – y el sentido común – para gestionar nuestros recursos.

Temperatura ideal

Es genial que hoy en día podamos usar la calefacción o los ventiladores. Es un gran avance que nos hace la vida muy fácil. Pero no debemos exagerar su uso, ya que el consumo elevado no es, ni económico para nuestro bolsillo, que debe pagar las facturas del consumo desmesurado, ni tampoco para el planeta.

En realidad, se considera que la temperatura ideal del hogar en invierno debe estar a 21º.Cada grado de más o de menos, implica un incremento del 8% en la factura. ¿Quién no ha visto a veces un termostato en invierno a 25º, y en verano a 15º?

Si el contraste entre la temperatura exterior e interior es tan grande, nuestras defensas bajarán en picado. Además, se considera que la temperatura de un dormitorio, que como su nombre indica, es una habitación “para dormir”, debe estar entre 15 y 17 grados.

Claves para abrigar tu casa

Ahora que estamos en el ecuador del invierno, aún estamos a tiempo de revisar de qué manera adaptamos nuestro hogar al frío y así disfrutamos de su calidez. Hay un proverbio noruego que dice “No hay mal tiempo, sino ropa inadecuada”.

Básicamente se trata de seguir unos consejos fáciles para abrigar nuestra casa y revisar que el calor no salga y el frío no entre.

  1. Viste tu casa con telas: cortinas, cojines, alfombras, plaids, mantas y ropa de cama. No hay nada más saludable que sentirse arropado por materiales cálidos, como la lana, terciopelo, franela o cualquier textil agradable al tacto. Aumentarás la sensación de confort.
  2. Los tonos cálidos en las paredes, techos o en la ropa del hogar, también reforzarán la sensación de calidez visual. Por ejemplo, usar tonos rojos, ocres, marrones o beiges.
  3. Revisa los cerramientos de ventanas y puertas. Muchas veces el frío se cuela por debajo de las puertas, sobre todo por la puerta de entrada. Coloca burletes adhesivos de silicona o caucho debajo de las puertas, en los marcos de las ventanas y en el hueco de las persianas. En ocasiones el frío entra también a través de los enchufes.
  4. Abre las cortinas de la casa cuando luzca el sol y deja que el calor se cuele en las estancias interiores. Y cuando anochezca y caiga el sol, baja rápidamente las persianas para evitar que entre el frío.
  5. La iluminación también juega un papel importante a la hora de crear un ambiente cálido y acogedor. Coloca lámparas en cada esquina: sobre una mesa, en el techo, un aplique en la pared, una lámpara de pie para crear un rincón de lectura. Se trata de crear una iluminación ambiental con luz cálida, ya sea con bombillas o luces led. También puedes encender velas: ver su llama encendida evoca bienestar y momentos emotivos.
  6. No hace falta que te diga que si tienes chimenea, la enciendas. Y disfrutes del espectáculo visual. Puedes incluso asar unas castañas o tostar pan. ¡Delicioso! Y si pasas por la cocina, aprovecha para elaborar alimentos en el horno, que no solo sirve para cocinar, sino que también lo podemos usar como fuente de calor. Una vez apagado, podemos abrir la puerta y dejar que el calor se reparta por la casa. Eso es aprovechar la energía.
  7. Localiza las paredes frías de tu casa, seguramente serán las que están orientadas al norte. Cubre esas paredes con madera, corcho o con telas. También puedes colocar una estantería y cubrirla de libros. Los libros caldean la estancia, sus historias desprenden calor de hogar.
  8. Vigila la humedad ambiental en el interior de tu casa. Si es superior al 60%, debes colocar un deshumidificador. La sensación de frío aumenta con el exceso de humedad.
  9. Otro truco casero es colocar paneles de aluminio entre la pared y el radiador. Evitan que el calor se pierda por la pared, reflejándolo hacia la estancia. Lo podemos hacer nosotros mismos con un cartón forrado de papel de aluminio. ¡Tecnología punta! Y por supuesto, los radiadores deben estar purgados. Hay que eliminar el exceso de aire que puedan contener las tuberías y así funcionarán de manera óptima.
  10. 10.Por último, no olvidarnos de nosotros mismos:
    1. Abrígate en casa, con ropa de lana preferentemente. No pasa nada por ponerte una mantita sobre las piernas y una toquilla por encima de los hombros. Nuestras abuelas ya lo hacían, y entonces no eran abuelas todavía. Y como dicen ellas: “Vaya yo caliente, ríase la gente”.
    2. Toma platos calientes, como guisos y potajes y consume bebidas calientes: té, chocolate o consomé.
    3. Date un baño caliente antes de ir a dormir.
    4. Haz deporte. Puedes crear un rincón para realizar diferentes ejercicios durante 10 minutos diarios. Entrarás en calor rápidamente.
    5. Aprovecha el calor físico humano: las personas que viven en nuestra casa, nuestra familia, emanan energía, calor y cariño. No nos lo podemos perder. Cuando llegas de la calle, donde hace frío, recibir un abrazo, calienta el cuerpo y el espíritu.https://es.aleteia.org/2021/01/21/un-abrazo-contiene-mucho-mas-que-un-abrazo/




Te puede interesar:
5 maneras eficaces de ahorrar energía


ENERGY

Te puede interesar:
Cómo lograr un mayor ahorro energético

Tags:
familiahogar
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
CHIHUAHUA
Jesús V. Picón
El enfermero que moría de COVID y su mensaje de confianza en Dios
2
PASSION OF THE CHRIST
Cerith Gardiner
7 pruebas y tribulaciones que Jim Caviezel enfrentó al interpreta...
3
Pablo Cesio
El Padrenuestro, la oración que asustó a un grupo de delincuentes
4
SAINT JOSEPH
Maria Paola Daud
El asombroso poder de san José dormido
5
Histórias com Valor
Después del coma, un niño asustó a su madre al decirle que conoci...
6
MARIA VIANNEY
Maria Paola Daud
Para cuando te entra el hambre: Los Matefaims del cura de Ars
7
PAUL MCCARTNEY
Jordan Runtagh
«Let it Be»: la verdad detrás de la visita de la Virgen María a P...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.