Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 06 marzo |
Santa Rosa de Viterbo
home iconHistorias que inspiran
line break icon

Mi novio quería que abortara. Yo elegí a mi hija

By Fernanda_Reyes | Shutterstock

Silvia Lucchetti - publicado el 06/02/21

Karín es peruana: quedó embarazada y fue abandonada por su novio. "Mi pequeña traerá muchas cosas mejores a mi vida. No estoy sola, estoy con Dios"

Karín tiene 29 años, lleva dos viviendo en Italia y es peruana. Está embarazada de ocho meses y cuando supo que estaba esperando un bebé, inmediatamente eligió el nombre: la llamará Valentina.

Cuando llegué a Italia trabajaba en la casa de una chica como mujer de la limpieza, su nombre era Valentina y me enamoré de ese nombre. Le dije: «cuando tenga una hija la llamaré así».

Llevaba seis meses saliendo con su novio y se quedó embarazada. Él quería que abortara, ella se negó, entonces él la dejó y desapareció.

Hablamos por teléfono, y  a pesar de su poco italiano, me llamó la atención su sencillez. Iba directa al grano, diciendo lo necesario.

Dijo lo que debía sin digresiones, adornos, paréntesis. Una entrevista solo con lo esencial:

Estoy segura de que mi hija me traerá muchas cosas bonitas.

Lo segundo que me sorprendió fue la total ausencia de juicio contra quienes, ante el anuncio de su embarazo, no sólo no la ayudaron, sino que la empujaron a abortar. Sin rastro de amargura, enfado o resentimiento.

También intentaré respetar su dignidad y su fe, sí, Karín es una mujer de fe. Te cuento su historia cuidando de no añadir cosas inútiles, de no caer en juicios fáciles.

– Hola Karín, ¿qué cosa sucedió cuando descubriste que estabas embarazada?

En julio de 2020 fui a hacerme pruebas y descubrí que estaba embarazada, de unas seis semanas. Primero le dije a mi padre y él estaba muy molesto, me dijo: «¿cómo es esto posible?». Se enfadó tanto que decidí irme de casa y fui a ver a mi prima: alquilé una habitación.

Llevaba seis meses con mi novio, también peruano, y le dije que estaba embarazada cuando ya estaba de dos meses. Esperé porque tenía un poco de miedo de su reacción. Cuando se enteró me dijo: «no, hay que abortar».

Le dije que no lo haría y que si él no quería esta responsabilidad, yo seguiría sola. En ese momento trabajaba cuatro horas todos los días, haciendo limpieza en una farmacia. Entonces, cuando me dijo que me hiciera un aborto, le dije que no, que lo habría hecho sola: «Puedo».

Trabajé y pasaron meses, después de que hablamos se fue, me dejó y desapareció. Al principio estaba triste, lo sentía, lloré, tenía miedo. Pero cuando supe que estaba esperando una niña, me concentré en ella pensando en positivo y… ¡adelante!

– ¿Cómo estás ahora? 

Ahora estoy tranquila, si al principio me costaba no solo trabajar sino estar embarazada y sola, ahora ya no es así. Estoy bien, estoy serena. Pensaba que mi novio también quería una familia, pero no quería y no puedo obligarlo. Me hice fuerte y seguí adelante, nunca pensé en abortar a mi hija, me dije: «Yo puedo hacerlo sola».

Ahora estoy de ocho meses y me siento feliz. Vivo con mi prima, ella me apoya, trabajé hasta el séptimo mes pero ahora no puedo porque me ha crecido la barriga. Mi padre está aceptando poco a poco mi embarazo.

– ¿Quien te ayudo?

Mi madre que está en Perú cuando supo que estaba embarazada llamó a una amiga suya que vive en Turín y me contactó: “Quiero encontrar una iglesia, un centro que pueda ayudarte”.

Se tomó en serio mi situación y me dijo que fuera a la parroquia de San Giuseppe Artigiano en el Centro de Ayuda Vital Tiburtino: allí, gracias a la presidenta Daniela Ferrara y los voluntarios, recibí ropa para la bebé y vitaminas para el embarazo. Se han puesto a disposición para ayudarme y ofrecerme lo que necesito.

– ¿Por qué viniste a Italia?

La situación en Perú es difícil, vine a Italia para vivir un futuro mejor. Ahora sin trabajo, con la Covid, todo ha cambiado, pero antes trabajaba y pude ayudar a mi mamá y a mis hermanos que están en Perú.

– ¿Qué les diría a las mujeres solteras que tienen miedo de quedarse embarazadas?

Diría mi experiencia: un niño es una bendición de Dios, no hay aborto, una vida es una cosa hermosa que traerá cosas buenas a la vida de las madres.

– ¿Qué te sostiene?

Creo en Dios, creo que después de que nazca mi bebé, muchas cosas mejores vendrán a mi vida. Tengo mucha fe en Dios, cuando fui a hacer la ecografía me dijeron que mi pequeña tenía un hueco en el corazón, como si no se hubiera formado bien.

Estaba preocupada, preocupada, pero siempre rezaba mucho, le pedía a Jesús que guiara a mi pequeña, que me ayudara. Luego, cuando me hicieron la última ecografía, los médicos me dijeron que ella estaba bien, que el corazón estaba bien. Sé que aunque mi familia está lejos, no estoy sola, estoy con Dios.


CARE CENTERS

Te puede interesar:
EE.UU: ¿Les preocupa el bebé pero olvidan a la madre? No es cierto

Valentina deriva de valiente, solemos decir: un abogado valiente, un profesional valiente. ¡Karín es una madre valiente, una mujer valiente, valiente! No se dejó atrapar por su pareja que quería abortar, sino que optó por cuidar a su hija, su tesoro, su herencia. Y encontró en su accidentado camino algunas personas sensibles y generosas que la apoyan en nombre de la Vida.

Agradezco a María Luisa Di Ubaldo, presidenta de Federvita Lazio, por darme la oportunidad de conocer su historia y compartirla con nuestros lectores. En vista del 43º Día Nacional de la Vida que celebraremos en Italia el 7 de febrero, me pareció lindo contar una historia en la que la Vida gana gracias al coraje de una madre.

Tags:
abortoembarazo
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
BAPTISM
Pablo Cesio
Bautizan a la bebé que nació viva tras “aborto legal” y la llaman...
2
Aleteia Mexico
Ella iba a la adoración eucarística a las 3 de la mañana cuando l...
3
Jesus Colina
¿Milagro en Israel? Marcha de madres cristianas, musulmanas y jud...
4
DEMANDE EN MARIAGE
Edifa
No te cases sin haberte hecho estas tres preguntas
5
Ary Waldir Ramos Díaz
Papa Francisco: «Vendrá un nuevo diluvio si no cambiamos de rumbo...
6
MADONNA
Maria Paola Daud
La curiosa imagen de la Virgen María protectora del Coronavirus
7
NEWBORN
Pablo Cesio
La bebé que nació viva tras hacerle «aborto legal» y que ahora qu...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.