Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 15 mayo |
San Isidro Labrador
home iconEspiritualidad
line break icon

Cómo conseguir una indulgencia en el Año de san José cada día antes de las 9

ALARM CLOCK

Alice-photo I Shutterstock

Kathleen Hattrup - publicado el 05/02/21

Probablemente nadie más (aparte de María) pasó tantas horas o tantos días en compañía de Jesús ...

En años de celebración especial (como el Año de San José que estamos celebrando ahora), o en momentos de especial necesidad (como la pandemia), el Vaticano a menudo amplía las formas en que se puede obtener una indulgencia.

Las indulgencias buscan algo más que eliminar el castigo temporal debido al pecado. Su objetivo también es ayudarnos a ser más santos.

Y una de las formas más fáciles de obtener una indulgencia plenaria en el Año de San José también podría ser la más santificante.

Todo aquel que confíe su actividad diaria a la protección de san José también puede obtener la indulgencia plenaria, dice el decreto vaticano que anuncia las indulgencias del Año de San José.

Con esto, la Iglesia nos invita a realizar una oración de “ofrenda matutina” en la que encomendamos nuestras actividades a san José. Como esta:

Prepara un gran día

La práctica espiritual de comenzar nuestro día ofreciéndoselo a Dios (a veces por intercesión de un santo, como en este caso), es una de las más eficaces para crecer en santidad.

Innumerables santos han abogado por esta práctica, ya que es una forma de confiar la totalidad de nuestro día a Dios, permitiéndonos estar “orando constantemente” como exhortaba san Pablo, incluso si no podemos tener la mente activa en oración en todo momento.

Ahora, la indulgencia nos ofrece una razón más para hacer de la oración de ofrendas matutinas un hábito, esta vez con la ayuda de san José.

© cubart - Shutterstock

Una ofrenda matutina en compañía de san José promete una particular fecundidad espiritual. Después de todo, probablemente nadie (salvo María) pasó tantas horas o tantos días en compañía de Jesús.

Podemos imaginar que Jesús y su padre estuvieron juntos durante largas horas trabajando en el taller.

San José tiene una visión única de lo que significa realizar la actividad diaria con el aporte e inspiración de Dios.

Al confiar nuestra actividad diaria a su protección, es como si estuviéramos poniendo el trabajo de nuestro día allí en el taller con José y Jesús. ¡No podría haber una mejor manera de hacer nuestras tareas diarias!

Aunque se aplican las condiciones habituales, durante la pandemia puede ser imposible recibir la Eucaristía o confesarse.

Para las indulgencias otorgadas por la pandemia, el Vaticano dijo que es suficiente tener la «voluntad de cumplir con las condiciones habituales (confesión sacramental, comunión eucarística y oración según las intenciones del Santo Padre), lo antes posible«.

Otra gran oportunidad diaria

El decreto vaticano sobre indulgencias para el Año de San José incluye otra oportunidad diaria que nos ayudará a situarnos en compañía de José y de su Hijo. También es una oportunidad de indulgencia que podría surgir todos los días:

La indulgencia también la pueden obtener quienes, siguiendo el ejemplo de san José, realicen una obra de misericordia espiritual o corporal.

NURSE
Shutterstock | Diego Cervo

San José “nos anima a redescubrir el valor del silencio, la prudencia y la lealtad en el desempeño de nuestros deberes”, señala el decreto.

Así vemos nuevamente que la Iglesia quiere que obtengamos indulgencias no solo para remitir el castigo por los pecados del pasado, sino para ayudarnos a crecer en santidad a partir de este día.

Vivamos las obras de misericordia corporales y espirituales, porque eso es lo que significa vivir una vida cristiana, vivir en santidad. La indulgencia nos ofrece una motivación extra para esforzarnos más por vivir de esta manera.




Te puede interesar:
¿Cuáles son las obras de misericordia?

Tags:
consagraciondíaindulgenciasan jose
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Philip Kosloski
5 revelaciones sorprendentes del «tercer secreto» de Fátima
2
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
3
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa cuenta que vio un milagro por intercesión de la Virgen de...
4
Lucía Chamat
Una curiosa foto de «Jesús» que conmueve a Colombia
5
POPE FRANCIS
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa instituyó el ministerio del catequista en la Iglesia
6
PASSION OF THE CHRIST
Cerith Gardiner
7 pruebas y tribulaciones que Jim Caviezel enfrentó al interpreta...
7
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.