Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 09 marzo |
San Juan de Dios
home iconEspiritualidad
line break icon

Asumir riesgos con paz ¿cómo se consigue?

EMPTY BOAT

Amir Bajrich | Shutterstock

Carlos Padilla Esteban - publicado el 03/02/21

La vida es incontrolable pero esta certeza te permitirá avanzar con seguridad entre la incertidumbre más grande

La vida está llena de desafíos, momentos que piden asumir riesgos. ¿Cómo hacerlo con paz, y no quedarse paralizado por el miedo, o actuar sin la suficiente prudencia?

A veces un juego me puede enseñar a vivir. O la forma de vivir un deporte, o una competición. La forma de aceptar la victoria o la derrota me definen por dentro.

Ahí se ve quién soy, en mis reacciones. Se aprecia mi madurez o inmadurez, mi verdad o mi mentira. Sale lo que llevo dentro, lo que me llena de paz o de rabia. Todo depende.

CHILD TENNIS
JJ pixs I Shutterstock

La forma como vivo un deporte me enseña a vivir la vida. O puede suceder algo diferente. En otras ocasiones puede ser que un deporte, un trabajo, una afición, una obsesión, acaben limitándome para vivir.

Un espacio seguro

En una serie actual la protagonista es una jugadora de ajedrez. Cuando juega al ajedrez lo mide todo, conoce todas las reglas y es capaz de ver las posibles jugadas futuras.

Ve todas las posibles reacciones, las evalúa y las guarda en la memoria. Se mueve con agresividad en su juego y logra vencer en muchas ocasiones. Prevé las reacciones del rival y con frecuencia acierta.

Pero me llamó la atención que en su vida fuera del tablero no sabe cómo moverse ni actuar. No sabe cómo vivir fuera de las reglas del tablero de ajedrez.

Para ella ese tablero finito, con sus normas claras y precisas, con sus figuras limitadas, con los movimientos más o menos predecibles de cada pieza, es algo abarcable.

© Devanath | Pixabay

Conoce las leyes claras y sabe dónde va a estar la clave para vencer en cada partida. Se aprende las posibles situaciones que pueden darse en el desarrollo del juego.

No tiene miedo, porque controla el tablero del juego. Los movimientos están calculados y son precisos. Controla todo lo que puede suceder.

Ella misma se da cuenta de que fuera del tablero la vida es mucho más compleja. Fuera de un tablero conocido todo es diferente. Ahí las leyes no siempre se respetan. Y los movimientos casi nunca son predecibles.

Pueden pasar cosas inesperadas que no entran dentro de lo lógico, de lo previsible y de lo esperable. No se pueden estudiar todas las jugadas posibles.

El tablero de la vida es otra cosa. Todo parece mucho más difícil e incontrolable. Y sin control en la vida es difícil vivir con paz. Es más seguro para ella permanecer dentro del juego del ajedrez y no salir fuera. Mucho más seguro que vivir sin miedo su propia existencia, ese camino desconocido.

Salir de los límites del ajedrez puede significar tener que dejar todas sus seguridades, sus hábitos amados, su tablero con piezas finitas.


Joueur d'echec

Te puede interesar:
Condenado y después exaltado: Pequeña historia espiritual del ajedrez

¿Miedo a los riesgos?

A mí también me cuestan en ocasiones las decisiones que tengo que tomar. Me asustan por ese miedo mío a dejar la seguridad y asumir riesgos.

Me asusta abandonar mi propio tablero finito, mi vida controlable y salir de lo abarcable. Sé que toda decisión es un riesgo pero no siempre estoy dispuesto a correrlo. Nunca sé con claridad lo que Dios me va a pedir en la siguiente partida.

PRZYSZŁOSĆ
frankie's | Shutterstock

La Virgen María conocía el riesgo de su sí al Ángel. Sabía que el Fiat que daba podía llevarla tal vez donde Ella no quería ir. Y aun así le dio el sí a Dios aceptando que la vida siempre es incontrolable.

Ante una petición que parecía imposible, dijo que sí asumiendo el riesgo que se le presentaba. Fue un salto en el vacío, porque toda decisión me exige abandonarme en las manos de Dios.

La pregunta que me inquieta es siempre la misma: ¿Me estaré equivocando al decidir hacer algo o no hacerlo? ¿Y si luego me doy cuenta de que este no es el camino que tenía que haber elegido?

¿Y si me faltan las fuerzas para seguir luchando por alcanzar esa meta que está ante mis ojos? Ese miedo siempre existe. El miedo a no estar a la altura y no poder seguir.

Toda decisión implica un riesgo y por eso siempre exige que sea capaz de dar un salto de fe en el vacío y confiar en que Dios no me va a soltar de la mano.


STRACH

Te puede interesar:
Cómo confiar en Dios cuando el miedo al coronavirus te paraliza

Simplemente confiar en Dios

Es cierto que puedo confundirme al saltar. Pero no importa, me arriesgo y doy ese salto con el corazón, apartando la cabeza a un lado. Porque mi cabeza siempre me pide razones suficientes y ve los pros y los contras, y los riesgos que toda decisión implica.

Tomo el corazón en mis manos, se lo entrego a Dios y me abandono en su corazón de Padre. Y con alma de niño le digo:

«Mi vida es tu vida, haz con ella lo que quieras».

Es la actitud que quiero tener siempre. Y no sólo ante grandes decisiones en mi vida. Ojalá viva así la vida ante decisiones pequeñas. No tienen por qué ser decisiones fundamentales.

Ante cualquier eventualidad quiero actuar igual, confiado, en medio de cualquier encrucijada de mi camino.

MODLITWA DAYENU UWIELBIENIE
grace21 | Shutterstock

La duda y el miedo afloran con fuerza y la confianza en el amor de Dios quiere vencer mis reparos. No lo controlo todo, lo sé, mi vida no es un tablero finito.

En mi camino, lo quiera o no, los riesgos son excesivos y todo parece infinito e inabarcable. El riesgo es mucho, pero no importa, confío.

Es verdad que puedo ganar o perder y puedo acertar o equivocarme. El tiempo me dará la razón o me hará ver que estaba equivocado. Asumo ese riesgo. El que no apuesta no gana. El que no se arriesga no llega hasta a otra orilla.

Me gusta la vida en la que los riesgos se asumen con paz en el alma, asumiendo los miedos que toda decisión conlleva. Siempre puedo confundirme y hacerlo mal. Siempre puedo fracasar en lo que he emprendido. No importa porque Dios no me va a dejar pase lo que pase.

Lo malo es que pienso a menudo que Dios sólo está conmigo mientras me vaya bien y acierte en mis decisiones. Y se aleja cada vez que peco y no actúo como debería haberlo hecho. Pero no es así. Su amor es mucho más grande y me sostiene.

Déjate fortalecer por Dios con estas frases de la Biblia:

Tags:
confianzafemiedopazprudenciariesgos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
BAPTISM
Pablo Cesio
Bautizan a la bebé que nació viva tras “aborto legal” y la llaman...
2
THE PROFESSOR AND THE MADMAN
José Ángel Barrueco
Una película sobre el poder de las palabras y la importancia del ...
3
Redacción de Aleteia
«Gracias a ti, mujer»: La extraordinaria carta de Juan Pablo II a...
4
Jesus Colina
¿Milagro en Israel? Marcha de madres cristianas, musulmanas y jud...
5
JARAMILLO
Lucía Chamat
Obispo amenazado de muerte: “La verdadera muerte es quedarse call...
6
Aleteia Team
¿Sabías que la Iglesia católica está constituida por 24 Iglesias ...
7
BLESSED CHILD
Philip Kosloski
Pide la protección de Dios sobre tus hijos con esta oración de la...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.