Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 26 febrero |
Santa Paula Montal
home iconEspiritualidad
line break icon

Las dos claves para tener autoridad

WOMAN

Monkey Business Images - Shutterstock

Carlos Padilla Esteban - publicado el 02/02/21

Ante la crisis de autoridad, más que la mano dura sirven la coherencia y fiabilidad

Hoy el mundo busca y sigue a aquellas personas que hablan con autoridad. Y al mismo tiempo cuesta hoy respetar al que tiene autoridad.

No se respeta a los que tienen una responsabilidad de conducir y acompañar. Hay una crisis de autoridad. Tal vez no sea tan novedoso. Ya decía Sócrates en el año 400 a.C:

«Nuestra juventud gusta del lujo y es maleducada, no hace caso a las autoridades y no tiene el menor respeto por los de mayor edad. Nuestros hijos hoy son unos verdaderos tiranos. Ellos no se ponen de pie cuando una persona anciana entra. Responden a sus padres y son simplemente malos».

La gran enemiga de la autoridad

La autoridad es con frecuencia cuestionada y puesta en tela de juicio. Y es que hoy se ve fácilmente cuando las palabras dichas o escritas están en consonancia con la vida del autor o no.Resaltaba el padre José Kentenich la importancia de la autoridad paterna:

«Regala al niño, sea varón o mujer, una conciencia instintiva de la autoridad y, con ello, una seguridad vivencial. Le regala un cobijamiento espiritual y vital. Y agrega que la figura paterna, mediante la palabra y el ejemplo, regala una imagen original del mundo y una profunda capacidad de contacto».

Vivo en un tiempo en el que la autoridad está en crisis. Faltan personas auténticas, coherentes, plenas, fiables. La incoherencia es mi principal enemigo.

Digo algo que creo que es importante y yo no lo vivo. Hablo del valor del silencio pero no apago mis ruidos. Destaco la importancia de hacer el bien y busco sólo mi beneficio.

HYPOCRISY
Shutterstock | pathdoc

Resalto lo importante que es construir la comunión mientras vivo criticando a los que no están conmigo. Hablo del valor de la verdad mientras vivo entre mentiras.

Digo maravillas del diálogo matrimonial mientras yo no dialogo. Digo que es importante pasear y cuidar una vida sana y yo no lo hago. Juzgo a los que están atados a las redes sociales y yo no me escapo de las mismas.

Les digo a los demás lo fundamental de tener una vida equilibrada mientras yo no la tengo. Ensalzo al que reza y habla con Dios y lo escucha, mientras que yo huyo del verdadero silencio interior.

Hay tantas incoherencias a mi alrededor y dentro de mi alma que me duele en lo más hondo.


PAINTED,VW,BUS,PEACE

Te puede interesar:
¿Cambiar el mundo? Primero cambiar yo, y después otra cosa

¿Cómo ser fiable?

Quisiera ser coherente, verdadero, fiable. ¿Cómo puedo serlo y tratar de llevar una vida en la que todo lo que digo pueda hacerse realidad?

FATHER, CHILD, HAND
Davide Angelini | Shutterstock

Cuando hablo demasiado o digo muchas cosas o aconsejo mucho, veo que estoy más expuesto y pueden verse con más claridad mis propias incoherencias.

Grito con fuerza que los otros hagan lo que yo predico, pero luego yo no lo que hago.

Jesús enseñaba con autoridad. Lo que decía tenía peso e importaba. Sus palabras estaban avaladas por sus obras.

Pero les decía a sus discípulos que hicieran lo que decían los fariseos, pero no siguieran su ejemplo. Porque cargaban pesadas cargas sobre los demás y ellos no llevaban ningún peso.

Me da miedo parecerme a esos fariseos y hablar mucho de lo que debería ser, de cuál sería un comportamiento ejemplar, de cómo debería vivir el santo de la vida diaria, mientras vivo yo ajeno a todo lo que propongo. Es como si todo aquello de lo que hablo valiera para otros pero no para mí.

O incluso puede ser que haya cambiado mi discurso con el paso del tiempo y ahora ya no piense igual que antes. De repente lo que dije un día ya no lo pienso y lo que defendí con pasión ya no lo comparto.

Son las incoherencias de mi alma que me pueden llevar por caminos diferentes a los que propongo. No quiero vivir así, ni tener dentro del alma esa ruptura entre lo que digo y lo que hago. Esa diferencia esencial que me rompe por dentro.


VALUES

Te puede interesar:
¿Por qué es tan importante la coherencia?

¿Quién es autoridad?

Muchos maestros perdían su autoridad por sus incoherencias. Hablaban sin autoridad. Me pregunto quién es hoy autoridad en mi vida. A quién sigo, quién me importa lo que dice. Qué cosas guardo como un tesoro, como el pilar sobre el que construyo mi vida.

Pienso en la autoridad de mis padres, de mis maestros, de mis confesores. La autoridad de las personas a las que admiro, a las que amo.

Sus palabras tienen peso dentro de mí, me importa lo que dicen. Veo que tienen un respaldo en sus vidas. No dicen nada que no aspiren a vivir.

CORINNE SIMON/CIRIC

A veces no serán del todo coherentes por su debilidad, por su pecado. Pero no dejarán de luchar y levantarse para volver a empezar siempre de nuevo.

No se ponen como modelo ante mí, no lo pretenden. Ellos tienen la autoridad que yo mismo les doy. Creo en ellos, son importantes en mi vida con su testimonio hecho obra.

No sólo son sus palabras las que edifican. Son más bien sus obras, sus gestos de amor, su fidelidad heroica.

En este tiempo que vivo admiro a los que aman después de haber fallado. A los que perdonan habiendo sido ellos perdonados. Esos que no dictan cátedra continuamente sino que callan y asienten en silencio. Los que actúan con modestia y humildad sin querer imponer sus criterios.

Ellos son autoridad en mi vida. Los admiro, los respeto y los sigo, porque son fiables, son un testimonio vivo.


AUTHORITY

Te puede interesar:
La manipulación del principio de autoridad

Tags:
autoridadcoherenciaconfianza
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
MEXICO
Pablo Cesio
México: El hombre que llegó a su propia misa de cuerpo presente
2
Kathleen Hattrup
El hombre que besó la frente del Papa dice que la Virgen lo curó ...
3
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
4
BABY
Aleteia Team
El bebé que nació agarrado al DIU
5
Redacción de Aleteia
El cuerpo intacto de Santa Bernardita: Lo que dijeron los médicos...
6
DEMANDE EN MARIAGE
Edifa
No te cases sin haberte hecho estas tres preguntas
7
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.