Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 23 abril |
San Jorge
home iconEspiritualidad
line break icon

Gracias Jesús, por amarnos tanto (un bello testimonio)

ZAMYŚLENIE

William Krause/Unsplash | CC0

Claudio de Castro - publicado el 01/02/21 - actualizado el 01/02/21

Nunca le he agradecido suficiente tanto amor, y es que no hay forma de pagar su amor incondicional, es incomprensible para nosotros sabernos amados

Hoy me senté a reflexionar sobre todo lo que estamos viviendo. Estuve recordando mi infancia en Colón, una provincia costera a 124 kilómetros de la ciudad de Panamá donde conocí a Jesús y me enseñaron a amarlo. Jesús escondido en el sagrario.

Nunca le he agradecido suficiente tanto amor. Y es que no hay forma de pagar su amor incondicional. Es incomprensible para nosotros sabernos amados a pesar de los que somos y hacemos en nuestras rebeldías.

Agradar a Jesús

Recuerdo como si fuese ayer que subía los escalones para estar con Jesús y acompañarlo durante los recreos de la escuela.

La capilla quedaba en el primer alto del colegio. Iba con mis pantalones azules cortos, la camina blanca y una corbata color índigo. Era un niño, pero ya latía dentro de mí, un corazón enamorado de Jesús.

CHILD PRAYING
Day Owl | Shutterstock

Subía los escalones en silencio. Meditaba mucho en las palabras de la hermana Ávila cuando nos pedía amar a Jesús con el corazón puro para agradarle y tenerlo contento.

Yo soñaba con la santidad. Quería ser santo para Jesús, pero un santo silencioso, del que nadie supiera. Un santo que solo Él notara. El silencio seria mi cómplice.

Ahora de grande sé que es verdad lo que una vez leí:

“Todos somos santos en camino”.

Esto me ha llenado de esperanza y alegría. Con los años retomé esos sueños ingenuos de la infancia, los anhelos de santidad, el deseo de tener contento a Dios con mis actos y pensamientos.


POPE FRANCIS GENERAL AUDIENCE

Te puede interesar:
43 consejos del Papa Francisco para ser santos hoy

… y Jesús me sacó de mi silencio

Rompí aquel silencio que tanto valoraba y me dediqué a escribir y compartir mis experiencias en la búsqueda de la verdad. Algo impensable en aquellos tiempos.

REPORT
Shutterstock | Golubovy

Contemplaba a Jesús en el sagrario y lo amaba. Ahora me sonrío al pensarlo. Él es el culpable de que yo escriba.

Me sacó de mi silencio, de una comodidad que valoré y disfruté por años. En esos tiempos éramos Dios y yo. Y me sentía feliz. Me sentía como santa Teresa de Jesús cuando decía:

“Solo Dios basta”.


peace

Te puede interesar:
¿Cómo no agobiarse? La respuesta de santa Teresa

Todo cambió frente al sagrario

Esto te lo he contado en alguna ocasión y fue lo que trastocó mis propósitos y cambió el rumbo de mi vida para siempre. Ocurrieron muchas cosas sorprendentes. Las guardo como un tesoro.

Todo cambió para mí aquella mañana que pasé en oración frente al sagrario en la iglesia Nuestra Señora de Guadalupe, en la calle 50 de Panamá.

COMPOSTELA
Shutterstock | Maria Sbytova

Tengo muchos testimonios que son fruto de aquella mañana de oración en la que recibí mi llamado y que en un principio no quise aceptar.

Pensé que era un error. “¿Por qué yo?” -le decía-. “¿No puedes buscar a otro?” Y por respuesta siempre recibía: “Escribe. Diles que los amo”.

Hoy muchos años después reflexiono sobre aquellos acontecimientos y me brotan del alma estas palabras que no me canso de repetir:

¡Gracias Jesús!


GRATEFUL MAN

Te puede interesar:
¡Gracias, gracias, solo gracias!

Tags:
agradecimientoamorjesustestimonio
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
2
Juan Daniel Escobar Soriano
¿Por qué un católico no puede pertenecer a la masonería?
3
SPANISH FLU
Bret Thoman, OFS
Lo que Padre Pío vio en la Gripe Española de 1918
4
Claudio de Castro
Un alma desde el Purgatorio clama: “¡Ayúdame!”
5
Salvador Aragonés
La gran preocupación del Papa (y de la que no hablan los medios)
6
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
7
couple
Anna Gebalska-Berekets
La receta «irresistible» del Padre Pío para un matrimonio feliz
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.