Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 31 julio |
San Ignacio de Loyola
home iconEspiritualidad
line break icon

Cómo es estar endemoniado y cómo salir de ese estado

ANGRY, WOMAN

Stokkete | Shutterstock

Carlos Padilla Esteban - publicado el 01/02/21

"Pierdo la libertad y no soy capaz de tomar el control de mi camino, alguien dentro de mí me lleva por donde no quiero ir..." ¿Y si estar poseído fuera más común de lo que pensamos?

Un día, Jesús expulsó demonios de un endemoniado.Era un hombre con un espíritu inmundo. Un hombre dominado por esa presencia maligna. Un hombre esclavo, sin voluntad libre.

Jesús viene hasta él y con su palabra lo libera. Su palabra crea una realidad nueva en él. Y el hombre se siente libre, lleno de paz y de vida.

La presencia del demonio puede llegar a poseer a una persona. El demonio influye sobre mí y me tienta, y me ata, y me esclaviza. Pierdo la libertad y no soy capaz de tomar el control de mi camino. Alguien dentro de mí me lleva por donde no quiero ir.

Jesús puede liberar

Huyen los demonios cuando escuchan la voz de Jesús. Si me creyera este relato yo sería más libre. Jesús habla dentro de mí y me libera. Cuando el demonio que me esclaviza escucha su voz, lo obedece y me deja tranquilo.

Pienso en el poder de Jesús, en su Palabra. Su autoridad acaba con todos los demonios que me esclavizan. Su autoridad la reconoce el demonio y Él vence en mí. Se impone por encima de mi voluntad enferma y debilitada y trae paz a mi corazón.

Pienso en ese Jesús al que sigo, en el que creo. Ese Jesús que cambia mi corazón cuando le dejo entrar.


POPE FRANCIS AUDIENCE

Te puede interesar:
El papa Francisco explica cómo liberar el corazón de la maldad 

Cuando el mal nos posee

Yo también me siento poseído en muchas ocasiones. No hago lo que quiero hacer. Reacciono con violencia en lugar de con paz. Me consume la ira cuando se alteran mis planes y no se hacen realidad mis deseos.

La envidia me lleva incluso a desear el mal de mi prójimo. Me enferma que otros tengan más éxito y felicidad que la que yo poseo. Me dejo llevar por los placeres que me tientan.

La gula, el sexo, el consumismo, las redes sociales, los vicios anulan mi voluntad y me hacen vivir como un esclavo. No soy el que quiero ser.

Di Bricolage|Shutterstock

Me prometo una y otra vez volver a empezar y vencer el mal en mi vida. Pero me cuesta creer que sea posible. ¿Cómo voy a dejar esos hábitos malos que me quitan la libertad con tanta facilidad?

Busco todo tipo de métodos. Pido ayuda. Busco quien me dé sabios consejos. Pero caigo de nuevo. Me siento a veces como ese endemoniado que dejaba de ser él cuando se siente poseído, por la rabia, por la ira.

Le pido a Jesús que grite dentro de mí y me saque de mi esclavitud, de mi tristeza, de mi oscuridad, de mi pecado. Que libere mi fuerza de voluntad tan debilitada. Y también le pido que grite y haga brillar ante mí esos sueños e ideales que Él ha tejido en la piel de mi alma.

Más allá de la oscuridad

Photocreo | Depositphotos

Decía el padre José Kentenich:

«Dios puede dedicarse en todo momento a su ocupación predilecta. Por eso se ocupa siempre del objeto de su amor. ¿Y quién es ese objeto?: Yo. Si lo creyésemos, si esa convicción nos calara hasta la médula, seríamos los hombres más felices del mundo».

Si creyera en el amor de Dios sería más feliz. Él me ama más allá de mis límites y deficiencias. No ve la oscuridad, no se fija en mi pecado, no se centra en mis ataques de rabia, pasa por alto mis dependencias y ve la belleza de mi corazón que vive enredado en una maraña de sentimientos confusos que me atan.

Jesús es el que me libera. Su palabra sana, salva, levanta, cuida. Su palabra es creadora dentro de mi corazón. Él puede hacerlo. Puede servirse de instrumentos que Dios pone en mi camino.

Personas que tienen a Jesús muy dentro y sanan con su mirada, con sus palabras, con sus obras y gestos. Sus abrazos me liberan y sus sonrisas me salvan. Creo en el poder de las palabras de los que tienen autoridad.




Te puede interesar:
«Las personas que creen llevan una luz en los ojos»

Jesús también puede liberar a través de mí

STRESS ADVICE
Evgeny Atamanenko - Shutterstock

Y creo que yo también con mis palabras puedo transformar a las personas. Puedo cambiarlas porque mis palabras crean, transforman la realidad. Hacen que los demás, los que me escuchan, cambien. Puedo lograr que sus vidas sean mejores.

Por eso pienso mucho antes de hablar. Y digo lo que edifica, no lo que destruye. Lo que une, no lo que divide. Lo que anima, no lo que desalienta.

Mido mis palabras que pueden dar vida o quitarla.Quiero tener a Jesús dentro de mí para poder hablar sus palabras y lograr sus milagros.


MARY PUNCHING THE DEVIL

Te puede interesar:
Oración para la liberación del mal por intercesión de María

[1] Dorothea Schlickmann, José Kentenich, Una vida al pie del volcán

Tags:
demonioexorcismoliberacionmal
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
KEVIN CORDON
Pablo Cesio
Kevin Cordón, el deportista que entrenó en el salón de una iglesi...
2
Redacción de Aleteia
Un sacerdote católico acompañó a Lady Di la madrugada de su muert...
3
PRO LIFE FLAG PROJECT
Zelda Caldwell
Recién adoptada la bandera internacional pro-vida
4
HIDILYN DIAZ
Cerith Gardiner
Atleta filipina comparte con todo el mundo su Medalla Milagrosa t...
5
PRINCESS DIANA AND MOTHER TERESA
Mathilde De Robien
¿Sabías que la princesa Diana fue enterrada con un rosario?
6
NORWAY
Dolors Massot
La selección de balonmano playa de Noruega ya no quiere usar biki...
7
BECCIU
Ary Waldir Ramos Díaz
Comienza un juicio histórico por corrupción en el Vaticano
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.