Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 23 octubre |
San Juan de Capistrano
Aleteia logo
home iconCultura e Historia
line break icon

Mary Higgins Clark: La “reina del suspense” que se enorgullecía de su fe

MARY HIGGINS CLARK

Alvintrusty-CC-BY-SA-3.0

Sandra Ferrer - publicado el 31/01/21

Especializada en el misterio, en sus libros no encontraréis violencia gratuita. Sus principales personajes eran fervientes católicos.

Hace un año nos dejaba Mary Higgins Clark, reina indiscutible de las novelas de misterio. Llegó a escribir más de cincuenta novelas. Una extensa carrera literaria que empezó cuando ya era una mujer adulta y que consiguió gracias a su tesón e incansable espíritu de superación.

Mary no lo tuvo fácil

Mary Theresa Eleanor Higgins nació el 24 de octubre de 1927 en la ciudad de Nueva York. Sus padres, inmigrantes irlandeses, tuvieron dos hijos más aparte de Mary. El padre, Luke Higgins, se ganaba la vida regentando un bar irlandés. Mary y su familia vivían felices en una casa de El Bronx. Desde que era pequeña, Mary sintió afición por la escritura y empezó a escribir pequeños poemas.

A los doce años, la muerte de su padre trastocó la vida de la familia Higgins. Su madre, Nora, tuvo que hacer frente a una complicada situación pues con más de cincuenta años, sin experiencia profesional, puesto que se había dedicado a cuidar de sus tres hijos, no veía la manera de ganar un salario.

Para colmo de males, pocos meses después, el hermano mayor de Mary se cortó un pie con una barra metálica y contrajo una osteomielitis severa que a punto estuvo de matarlo. Sus hermanos y su madre rezaron por él y pidieron ayuda a los amigos que se volcaron en donar sangre para el joven que, finalmente y a pesar de los malos pronósticos médicos, terminó salvándose.

Su refugio y su pasión

Mary consiguió centrarse en sus estudios y cuando tuvo edad suficiente empezó a trabajar como operadora en un hotel para ayudar a su madre en la economía familiar. Además de estudiar y trabajar, Mary encontraba tiempo para refugiarse en la que ya era su pasión, la escritura. A los dieciséis años intentó que uno de sus cuentos se publicara en una revista pero fue rechazado.

Lejos de rendirse, siguió esforzándose. Al terminar la escuela secundaria se matriculó en una escuela de secretarias y continuó trabajando en distintos empleos hasta que se decidió a prepararse para convertirse en auxiliar de vuelo. Durante un año voló como tripulante de cabina de la Pan American Airlines a lo largo y ancho del planeta.

Viuda y con cinco niños pequeños

El 26 de diciembre de 1949 dejó su vida en el aire para casarse con Warren Clark, un amigo de juventud con el que tuvo cinco hijos. En aquella época continuó escribiendo e intentando que sus cuentos breves fueran publicados. Algo que sucedió tras muchas negativas en 1956. P

ero la felicidad de Mary se vio de nuevo truncada cuando en 1964 fallecía su marido. Mary lloró su pérdida pero no pudo permitirse el lujo de lamentarse mucho tiempo. Tenía que cuidar de sus cinco hijos pequeños. Una amiga le encontró un trabajo como redactora radiofónica con el que pudo mantener a la familia.

En aquella época, Mary Higgins Clark dejó de lado los cuentos y se atrevió a escribir una novela inspirada en la vida de George y Martha Washington que no tuvo demasiado éxito. Pero Mary no se iba a rendir. Mientras seguía escribiendo y cuidando de sus hijos, se graduó cum laude en filosofía.

Su sueño se hace realidad

En 1974, su sueño de convertirse en escritora se hizo realidad. Su primera novela ¿Dónde están los niños? pronto se convirtió en un éxito de ventas. No solo su carrera literaria había despegado sino que Mary Higgins Clark consiguió así una estabilidad económica para ella y sus hijos.

Hasta poco tiempo antes de su muerte, no dejó de escribir. Llegó a publicar más de cincuenta novelas y vendió millones de ejemplares. Solamente de su primer libro se hicieron más de setenta ediciones. Unas cifras exorbitantes para una escritora con un estilo muy marcado. Mary no tuvo necesidad de llenar sus obras de escenas de violencia o de sexo para que fueran aclamadas por el público y la crítica.

Al contrario, muchas de sus protagonistas eras mujeres católicas, de gran carácter y determinación que conseguían no solo esclarecer crímenes sino que se hiciera justicia. Que Mary usara iglesias como espacio reservado para escenas en las que quería transmitir paz y seguridad no era gratuito.

Toda su vida, Mary no tuvo ningún reparo en mostrarse al mundo como una sincera católica y defender su fe en sus exitosas novelas. Según ella misma declaró en una entrevista a la Catholic News Service, “no es sorprendente que la fe católica, que ha sido importante en mi vida, tenga una influencia clave en mis personajes”. En una ocasión, a modo de pequeño homenaje, incluyó al párroco de la iglesia a la que acudía cada domingo en una de sus novelas.

Comprometida con la comunidad

Mary también colaboró en distintas organizaciones caritativas de ayuda a los más necesitados.

Mary Higgins Clark recibió a lo largo de su vida muchos reconocimientos y condecoraciones literarias, universitarias y del ámbito católico. Recibió de la Santa Sede la Orden de San Gregorio Magno, fue nombrada dama de la Orden de Malta y dama de la Orden del Santo Sepulcro.


FERNAN CABALLERO

Te puede interesar:
Fernán Caballero: La escritora católica defensora de las costumbres

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Aleteia Brasil
¡Cuidado con las oraciones de sanación y liberación!
2
Francisco Vêneto
Los pasajeros aplauden a los pilotos después de un vuelo de 36 ho...
3
Ary Waldir Ramos Díaz
Un niño le da una lección al Papa Francisco en plena audiencia ge...
4
newborn
Mathilde De Robien
15 nombres de niña cuyo significado conecta con Dios
5
PAPIEŻ BENEDYKT XVI
I.Media
Emocionante carta de Benedicto XVI ante la muerte de su mejor ami...
6
PRAY
Philip Kosloski
Oración al beato Carlo Acutis para pedir un milagro
7
PEPE RODRIGUEZ
Revista Misión
El chef Pepe Rodríguez: «Nunca me he emocionado al comer. Al comu...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.