Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 27 noviembre |
La Medalla Milagrosa
Aleteia logo
Desde Roma
separateurCreated with Sketch.

Histórica presentación del nuevo embajador de Uruguay al Papa Francisco

CARRIQUIRY

©ALESSIA GIULIANI/CPP

Profesor Guzmán Carriquiry Lecour

Jesus Colina - publicado el 10/01/21

Guzmán Carriquiry Lecour ha sido cercano colaborador durante cuatro décadas de cinco papas, convirtiéndose en el laico con el mayor cargo de responsabilidad en el Vaticano.

La protocolaria ceremonia de acogida que el Papa Francisco ha dispensado al nuevo embajador de la República Oriental del Uruguay ante la Santa Sede, Guzmán Carriquiry Lecour, ha sido calificada como “histórica”.

En efecto, el nuevo representante de Montevideo en el Vaticano era hasta hace pocos meses el laico con el más alto cargo de responsabilidad en la Santa Sede y colaborador cercano del Obispo de Roma.

“Me hago portador de un saludo muy afectuoso del Papa al Presidente del Uruguay, Luis Lacalle Pou, y de su bendición al pueblo uruguayo”. 


CARRIQUIRY

Te puede interesar:
Los 7 desafíos que ahora afronta la Iglesia en América Latina

Una audiencia fuera de lo normal

De este modo, se puede comprender el tono familiar que tuvo esta audiencia, celebrada en la mañana del 9 de enero.

El doctor Carriquiry estuvo acompañado por su esposa, la profesora Lídice María Gómez Mango, tres hijas y seis nietos. 

El nuevo embajador tuvo un largo coloquio personal con el papa Francisco. A continuación, mantuvo  otro diálogo con el secretario de Estado vaticano, el cardenal Pietro Parolin. En ambas conversaciones compartieron variados temas de común interés de la Santa Sede y del Uruguay.

Por nombramiento del Papa Francisco, de 2017 a 2020, Guzmán Carriquiry había sido vicepresidente de la Comisión Pontificia para América Latina, cargo que precedentemente siempre había sido desempeñado por un obispo. 

En realidad, la sorpresa la había dado ya el Papa Benedicto XVI al nombrar al hoy representante uruguayo como secretario de esa Comisión, cargo que era reservado a un alto dignatario eclesiástico.

Guzmán Carriquiry ha trabajado en el Vaticano al servicio de cinco papas desde 1971. Pablo VI le designó jefe de oficina en Consejo Pontificio para los Laicos.

Juan Pablo II le demostró en numerosas ocasiones su confianza, nombrándolo miembro de algunas de sus delegaciones ante las Naciones Unidas.

El Papa polaco le implicó en uno de los más importantes proyectos de su pontificado: la organización de las Jornadas Mundiales de la Juventud desde sus mismos inicios, en 1984.

Incluso lo llevó en su séquito durante su primer viaje apostólico al Uruguay.

Recibió, entre otros, el doctorado “honoris causa” de la Universidad Católica Argentina, cuando el gran canciller de la misma era el cardenal Jorge Mario Bergoglio. 




Te puede interesar:
En la pandemia, el Papa Francisco se convierte en líder mundial indiscutido

Esperanza para Uruguay

Cuando el canciller de la República de Uruguay, Francisco Carlos Bustillo Bonasso,anunció el nombramiento de Carriquiry como embajador ante la Santa Sede, en julio pasado, afirmó: “Es el laico más trascendente e importante que reside en el Vaticano. Tiene mucho para aportar, para el presidente y para mí es algo muy sentido y lindo. Tengo la certeza de que lo hará extraordinariamente bien”.

En particular, Bustillo subrayó la cercanía de Carriquiry con el Papa Francisco, ya que “es amigo personal hace muchísimos años. Sentimos que podía colaborar y que podemos profundizar y avanzar en muchas cosas trascendentes en la relación con la Santa Sede”. 




Te puede interesar:
Alberto Methol Ferré: El filósofo del Papa Francisco

Una biografía polifacética

Carriquiry Lecour (Montevideo, 1944), obtuvo el doctorado en Derecho y Ciencias Sociales en la Universidad de la República, en Montevideo, obteniendo la habilitación para el ejercicio como abogado.

Fue Director del Centro Nacional de Comunicaciones Sociales del episcopado Uruguayo. Ha sido profesor invitado en numerosas Universidades europeas y americanas.

Es autor de numerosos libros, dos de ellos con sendos prólogos del Cardenal Bergoglio y del papa Francisco.

Ha pronunciado conferencias y escrito artículos en los más diversos países y centros culturales. En particular, sobre temas relacionados con la doctrina social de la Iglesia, la historia y la cultura de América Latina y los derechos humanos. 


CARRIQUIRY

Te puede interesar:
Guzmán Carriquiry, el nuevo embajador de Uruguay en el Vaticano

Una misión delicada

El nombramiento de Carriquiry como embajador ante la Santa Sede ha suscitado mucha expectativa, pues Uruguay es considerado como uno de los países más laicos de América Latina.

“Me hago portador – afirmó Carriquiry al término de la ceremonia de las cartas credenciales – de un saludo muy afectuoso del Papa al Presidente del Uruguay, Luis Lacalle Pou, y de su bendición al pueblo uruguayo”. 

Quien conoce al doctor Carriquiry, prominente laico católico, de firmes convicciones, sabe que está muy lejos de una “mentalidad clerical”.

Servirá a su país con lealtad y eficacia, desde su vasta experiencia y competencia internacional,  su amor siempre presente y vivo por la patria nativa y su notoria pasión por la vida y el destino de los pueblos de toda América Latina.




Te puede interesar:
¿Es justo seguir hablando de América Latina como una periferia?

Tags:
uruguay
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.