Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 28 enero |
Santo Tomás de Aquino
home iconHistorias que inspiran
line break icon

Cristina y Carlos, un matrimonio que tiene en acogida a niños enfermos

FAMILIAS ACOGIDA

INFINITO MÁS UNO

Dolors Massot - publicado el 21/12/20

Su familia es numerosa pero descubrieron que Dios les pedía algo especial: amar a los pequeños enfermos que carecen del cariño de un hogar

Cristina y Carlosson un matrimonio madrileño católico que ha formado una familia numerosa.

Pedro, su octavo hijo, nació con malformación en los pulmones, el corazón y el cerebro, y no tenía ojos. «Su esperanza de vida era muy corta y cada día de vida era un regalo y así lo vivimos», explica Cristina.

Otra realidad

Las idas y venidas contínuas a la UCI y las estancias en planta de hospital hicieron que el matrimonio conociera otra realidad: niños enfermos que carecían de padre y madre. Comenzaron a estar con ellos y descubrieron que algunos iban a Casa Belén, un Hogar para niños con discapacidad atendido por las Hijas de la Caridad.

FAMILIAS ACOGIDA
INFINITO MÁS UNO
Cristina y Carlos descubrieron que su corazón estaba hecho para acoger a más hijos en su familia.

Una vocación dentro de la vocación matrimonial

Pedro fue un niño muy amado y murió a los cinco años. Pero aquella experiencia en el hospital siguió haciendo mella: «Vimos que nos había nacido -dice Cristina- la vocación de cuidar niños con enfermedades que les obligaran a estar hospitalizados y estuvieran solos, que no tuvieran el amor de sus padres». «Había que hacer más», afirma.

FAMILIAS ACOGIDA
INFINITO MÁS UNO
Pedro fue el octavo hijo.

Y llegó Javier

Ahí comenzó una nueva etapa para Cristina y Carlos. En Casa Belén «hicimos un curso de acogida y nos entregaron a nuestro hijo Javier».

Javier había nacido muy prematuro, de 27 semanas, había tenido un derrame cerebral, intervenciones cardíacas, una iliostomía… y desde el primer día que le acogimos Javi empezó a cambiar. Acaba de cumplir 5 años y lo fundamental es que es un niño muy feliz.»

La pequeña Claudia

A continuación solicitaron la acogida de una niña con microcefalia, Claudia, «más enferma que Javi». Carlos la llevaba cada día a su casa y la entregaba cada noche en Casa Belén hasta que un día definitivamente la instalaron en la vivienda. Pero falleció a los tres días. ¿Sus hijos biológicos debían pasar por eso?

«No nos da miedo la muerte. Nos da miedo el dolor que se nos queda». Son conscientes de que eso puede provocar dolor en sus hijos. Pero asume que el sufrimiento «es porque les hemos amado, y si les hemos amado, eso cada niño lo nota«. «Pueden estar muy enfermos y parecer que no se enteran, pero eso lo notan», asegura él.

«No hay niño que no note el amor»

El matrimonio aclara que los cuidados que se dan en Casa Belén son excelentes, pero subrayan que el cariño y el calor de hogar hace mucho bien a estos pequeños: «No hay niño que por mal que esté, que no note el amor y que no esté mejor en una familia», dicen los dos.

«Dios nos quiso regalar eso»

Su testimonio de fe les hace estar agradecidos a Dios por esta vocación: «Nosotros -cuenta Cristina- no tenemos nada especial, no somos distintos de los demás. Somos muy pecadores, muy miserables, muy de enfadarnos, muy de broncas, muy de todo. Y, sin embargo, Dios nos quiso regalar eso.»

«He descubierto una cosa…»

Carlos confiesa: «Soy muy comodón (…) pero he descubierto una cosa: cuando soy más feliz es cuando estoy sirviendo a mis hijos (…) y en especial cuando cuido a estos niños enfermos».

Puedes ver el testimonio de Cristina y Carlos en el siguiente vídeo:

La generosidad de esta familia es admirable.


NEBOT BAYANO

Te puede interesar:
Acogieron a 6 sobrinos que perdieron a sus padres en accidente

Tags:
acogidamatrimoniopadres e hijosvocacion
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Aleteia Mexico
Ella iba a la adoración eucarística a las 3 de la mañana cuando l...
2
WOMAN ANXIETY
Blake Robinson
¿Tienes ansiedad? Aquí un consejo de San Francisco de Sales para ...
3
PADRE CEPEDA
Cecilia Zinicola
El beso de Jesús, la historia de un párroco bendecido con un pequ...
4
Aleteia Team
El ejemplo de Kobe Bryant: por qué una familia santa no está hech...
5
Cerith Gardiner
Escucha a esta familia irlandesa y tendrás ganas de bailar
6
Orfa Astorga
¿Por qué y para qué transmitir la herencia en vida?
7
SPAIN
Inma Álvarez
La religión ya no significa nada para casi la mitad de los jóvene...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.