Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 05 diciembre |
San Sabas de Capadocia
home iconActualidad
line break icon

España: Los obispos piden "concordia y cooperación" a los políticos

Cardenal Omella y Monseñor Argüello

@Conferencia Episcopal Española

Presidente y Secretario General de la Conferencia Episcopal Española

Alvaro Real - publicado el 17/11/20

Las preocupaciones de los obispos españoles: el Coronavirus, la educación, la eutanasia y la tentación de crear muros

Comenzó la Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española. Asamblea muy esperada por muchas razones.

La situación en la que nos encontramos: plena pandemia y con mucho sufrimiento en las diócesis: sanitario, social y económico. La coyuntura política: en ciernes de leyes polémicas: educativa (ley Celaa), eutanasia y la amenaza eterna de la derogación de los Acuerdos Iglesia Estado. El estreno de la presidencia: primer discurso del cardenal Juan José Omella, arzobispo de Barcelona.

«¿Cómo será su intervención? ¿Reivindicativa o conciliadora? ¿Perfil social-político o perfil pastoral?» se preguntaban muchos antes del comienzo de su discurso. Un discurso que no defraudó a nadie puesto que unió ambas tensiones.

Coronavirus

La primera parte de su intervención estuvo centrada en la pandemia y el Coronavirus. Todo queda en segundo plano a raíz de lo que está ocurriendo y que también condiciona la Asamblea Plenaria. La sala semipresencial y el miedo al contagio, pues los obispos son población de alto riesgo (por su edad y condiciones de salud).

«Quiero manifestar mi pésame y esperanza a las familias de todos los difuntos que nos han dejado durante este tiempo de pandemia. También quiero estar cerca de aquellos que padecen las consecuencias económicas de la #Covid19».

Un recuerdo a los obispos fallecidos, al Papa Francisco y sus palabras ante la pandemia: «Frente al sufrimiento, donde se mide el verdadero desarrollo de nuestros pueblos, descubrimos y experimentamos la oración sacerdotal de Jesús: ‘Que todos sean uno'» (Jn 17, 21).

También palabras para no olvidar a los más necesitados: “a las personas sin hogar, a quienes sufren soledad, a los inmigrantes y refugiados varados en las fronteras, a las mujeres víctimas de trata y prostituidas”.

Reivindicó el papel de la Iglesia: «Humildemente lo debemos reconocer. La Iglesia ha multiplicado exponencialmente su atención a las personas y a las familias vulnerables a través de Caritas y de la numerosa red de entidades impulsadas por todo tipo de instituciones y comunidades cristianas”.

Hace falta concordia

En su parte más social el Cardenal Omella quiso ofrecer una visión esperanzadora ante la pandemia. Quiso animar a los jóvenes: «están sufriendo una importante quiebra de sus proyectos de futuro y no tienen todavía la perspectiva histórica de haber vivido otras duras crisis que hemos logrado superar».

Algunas claves y recetas para superar esta crisis:

«Es el momento de la cohesión, de la cordialidad, de trabajar unidos, de mirar a largo plazo liberándonos del cortoplacismo de las elecciones o de la bolsa. Como dijo el Papa Francisco, ‘las ideologías sectarizan, las ideologías deconstruyen la patria, no construyen'».

“Debemos promover un mercado laboral digno que permita conciliar la vida laboral con la familiar. A la vez, tenemos que apostar por una economía que tenga el horizonte puesto en la prosperidad inclusiva y sostenible”, añadía el arzobispo de Barcelona.

En su intervención recordaba que «solo la concordia, el consenso y la cooperación nos hacen crecer como país». Y pidió responsabilidad a los parlamentarios: “deben contribuir a mejorar la cultura política”.

Asignatura de religión y Eutanasia

La ley Celaa y la situación de la asignatura de Religión se ha convertido en un tema candente: «Defendemos la presencia de la asignatura de religión. En una sociedad tecnocrática en la que un pequeño virus nos ha desbordado, se hace más necesaria que nunca la enseñanza y el cultivo de la filosofía, de la teología y de la espiritualidad», afirmaba.

La Eutanasia y su posible regulación era otro tema esperado.

«Ante el sufrimiento que derriba a las personas, algunos proponen la eutanasia como solución. Nosotros, ante este grave dolor humano, apostamos por una cura integral de las personas que trabaje todas sus dimensiones: médica, espiritual, relacional y psicológica».

Finalizaba la parte más política de su mensaje alertando ante las posibles ideas xenófobas: «el riesgo que amenaza a las personas migrantes y que parece haber cuajado en ideologías xenófobas que ceden a la tentación de hacer una cultura de muros».

Por ello quiso mostrar la importancia de la colaboración:

«Trabajar por la reconstrucción de nuestro país debe incluir la continuidad de nuestros compromisos con la cooperación para el desarrollo de todos los pueblos tanto desde las Administración Públicas como desde las instituciones eclesiales, civiles y el compromiso de los ciudadanos».

Respuesta al examen de la pandemia

Acabó su discurso mostrando que estamos en un momento de «examen ante esta pandemia». La Iglesia necesita «mejorar nuestra actitud de servicio, intensificar nuestro compromiso de salida a las periferias sociales y existenciales, y anunciar el mayor tesoro que hemos recibido: la alegría del Evangelio».

El colofón del mensaje quedó para la cita  al Papa Francisco y Frattelli Tutti: «Anhelo que en esta época que nos toca vivir, reconociendo la dignidad de cada persona humana, podamos hacer renacer entre todos, un deseo mundial de hermandad».




Te puede interesar:
España: Padres católicos, en pie de guerra contra la nueva ley educativa

Tags:
coronavirusespañaeutanasiaobisposreligión
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
FATHER JOHN FIELDS
John Burger
Muere el sacerdote voluntario para el ensayo ...
HUG
Dolors Massot
El médico que abrazó al enfermo de coronaviru...
MARIA DEL MAR
Rodrigo Houdin
Fue abandonada en un basural, pero buscó a su...
PADRE CEPEDA
Cecilia Zinicola
El beso de Jesús, la historia de un párroco b...
HOMELESS
Javier González García
La historia de Marina: De vivir en la calle a...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.