Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 27 noviembre |
home iconEspiritualidad
line break icon

Lorenza Longo, envenenada y sanada milagrosamente en Loreto

MARIA LORENZA

Cappuccine33.it

Maria Paola Daud - publicado el 08/11/20

Cuando el sacerdote pronunció las palabras: “levántate, toma tu camilla y vete a tu casa”, Maria Longo sintió una mano que pasaba por sus piernas...

Maria Lorenza Longo fue una excelente esposa, madre y monja. Nació en Lerida en el 1463, de familia noble, se casó muy joven con  Ioannes Llonc.

Se dedicó mucho a su familia y su hogar. Tenía siempre tan presentes los valores cristianos, que era casi imposible que no reinase la paz, en un ambiente donde no solo había armonía de corazones sino también comodidad económica.

Pero un día esa paz y felicidad fue interrumpida en un modo inesperado. Una de las sirvientas de casa que no toleraba los tantos reproches de su “patrona”, debido a que muchas veces no se comportaba correctamente, decidió ahogar su resentimiento envenenado a Lorenza colocando veneno en su taza.

La pobre dama sintió de inmediato dolores atroces y convulsiones, los médicos consiguieron salvarle la vida, pero lamentablemente quedó paralizada, necesitando muchos cuidados.

En el otoño de 1506, su marido fue invitado a Nápoles por Fernando el católico para que lo asistiera en algunas tareas.

María estaba indecisa sobre acompañar a su esposo, debido a su estado. Al final decidió acompañarlo con toda la familia. Solo 3 años después tuvo que enfrentar otro gran dolor: la pérdida de su marido.

Motivada por misteriosos presentimientos, María decidió visitar la Casa de Loreto. Allí delante de la Virgen escuchó con devoción la misa.

La lectura del Evangelio aquel día era la del paralítico. Cuando el sacerdote pronunció las palabras: “levántate, toma tu camilla y vete a tu casa”, Maria Longo sintió de una mano que pasaba por sus piernas.

Sintió una necesidad irresistible de levantarse, moverse, caminar para actuar como una persona sana y como no lo había hecho en muchos años.

Luego se abandonó a un grito muy intenso, agradeciendo a Dios y a la Virgen por la misericordia que en ella se ejercía.

Allí mismo en Loreto decidió vestir el hábito de la tercera orden franciscana para expresar su firme intención de una vida de mayor intensidad espiritual de una manera aún más tangible.

Volviendo a Nápoles, se dedicó inmediatamente a las obras de caridad, sobre todo a asistir a los enfermos del hospital San Nicola.

En 1519, bajo la inspiración del notario genovés Ettore Vernazza, construyó el Hospital de Santa Maria del Popolo, conocido como hospital de “los incurables”.

Prestaba asistencia a los pobres enfermos afectados por el llamado “mal Francés” o lue venérea, que eran abandonados a su propio dolor desfigurados y mutilados como leprosos.

En la primera década del 1500, la prostitución había aumentado de manera muy sensible en Nápoles y esto provocaba un alto grado de indecencia en la sociedad.

Madre Lorenza decidió también dedicarse a ellas, construyendo una casa para prostitutas arrepentidas junto al complejo hospitalario: el “Monasterio de las Arrepentidas”. Esto fue en el 1526.

Pero su gran corazón abierto a la caridad no tenía fin. En 1530 recibe a los frailes capuchinos y construye para ellos el convento de Sant’Eframo Vecchio. En 1533 recibe a san Cayetano, quien se convierte en su director espiritual.

En 1535 funda bajo la guía de san Cayetano una orden con el nombre de «Hermanas de la Tercera Orden de San Francisco según la regla de Santa Clara».

El 10 de diciembre de 1538, el papa Pablo III confirma la erección de la nueva hermandad de mujeres bajo el gobierno de santa Clara «observata strictissime».

La cantidad de monjas que debían pertenecer a la orden fue de 33, por lo que el monasterio siempre se ha llamado «de las 33 «.

María muere en el año 1542. Su reforma capuchina femenina se expandió por toda Italia, España y Francia hasta llegar al nuevo mundo, con fundaciones en Centro y Sudamérica.

Fuente: cappuccine33.it

Tags:
milagrosantoralsantos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Top 10
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
Aleteia Team
Fotografiaron el martirio de este sacerdote p...
WREATH
Maria Paola Daud
¿Has preparado ya tu corona de Adviento?
Redacción de Aleteia
7 señales de personas con “depresión escondid...
TRINIDAD Y TOBAGO
Ramón Antonio Pérez
¿Por qué Trinidad y Tobago “echa al mar” a 16...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.