Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 25 noviembre |
San Andrés Dung-Lac y 116 compañeros, mártires
home iconDesde Roma
line break icon

Papa Francisco: Mira el cementerio y luego dirige tu mirada al cielo

PAPIEŻ FRANCISZEK PRZY GROBIE JANA PAWŁA II

ESPECIAL / NOTIMEX / Notimex via AFP

Ary Waldir Ramos Díaz - publicado el 02/11/20

Conmemoración de los Fieles Difuntos: La homilía del Pontífice sobre la esperanza cristiana que no sucumbe en el cementerio.

El papa Francisco afirmó que la esperanza cristiana no sucumbe a pesar de las tumbas frías de un cementerio, pues es un reglado gratuito de Dios.

Lo dijo durante la misa de Conmemoración de todos los fieles difuntos presidida en la pequeña iglesia del Pontificio Colegio Teutónico de Santa María, dentro del homónimo cementerio al interno de las murallas del Vaticano, este lunes en la tarde, 2 de noviembre de 2020.

«La esperanza es un ancla que tenemos al otro lado (de la muerte): nosotros, aferrándonos a la cuerda, nos sostenemos”. “Pablo nos dijo que la esperanza no desilusiona, yo no veo el más allá”, pero hay está la esperanza eterna. Lo dijo en referencia a la Carta de San Pablo a los Romanos – 6-3-9: “La muerte ya no tiene poder sobre” Cristo.

“Esta certeza es un regalo de Dios. Porque nunca podríamos tener la esperanza con nuestra propia fuerza. Debemos pedirla: la esperanza es un regalo gratuito que nunca merecemos, se da, se dona, es la gracia”, explicó Francisco ante un puñado de religiosas y consagrados que lucían mascarillas y se encontraban distanciados en las butacas de madera de la Capilla del Campo Santo Teutónico debido a las restricciones para evitar aglomeraciones por la pandemia.

En su homilía, afirmó que la esperanza de los fieles consiste en ir al encuentro de Jesús, ‘ancla de salvación’: «El propósito de la esperanza es ir a Jesús”. ‘Y al que venga a mí no lo echaré fuera’.

El Papa exhortó a los fieles a vivir agarrados con sus manos y todas sus fuerzas a la “cuerda”del “ancla de la salvación” que lleva hasta el cielo y “no desilusiona”.

Asimismo, pidió pensar en quienes fallecieron desde la esperanza cristiana: «Hoy pensando en tantos hermanos y hermanas que se han marchado nos hará bien mirar los cementerios y mirar hacia el cielo, y repetir como Job: ‘Sé que mi Redentor vive y lo veré, yo mismo, mis ojos lo contemplarán y no otro’»

Las palabras de Francisco, pronunciadas sin hojas en la mano, también estuvieron inspiradas en el enfermo, vencido y moribundo Job que tenía la certeza de la salvación divina y pensaba en ella «en los momentos de alegría y en los malos momentos, en los momentos de la muerte”.

«Y esta es la fuerza que nos da la esperanza, este don gratuito que es la esperanza», concluyó Francisco: «Que el Señor nos la dé a todos».

Al final de la celebración eucarística el Obispo de Roma se detuvo en oración ante las tumbas del cementerio. Luego fue a las Grutas de la Basílica Vaticana para un momento de oración en privado, por los Pontífices fallecidos.

Tags:
difuntoshomiliapapa francisco
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
IOTA
Lucía Chamat
La Virgen que se mantuvo en pie tras el impac...
Aleteia Team
Fotografiaron el martirio de este sacerdote p...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
Redacción de Aleteia
7 señales de personas con “depresión escondid...
Sempre Família
6 hábitos destructores de matrimonios y cómo ...
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida ...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.