Aleteia logoAleteia logoAleteia
sábado 03 diciembre |
San Francisco Javier
Aleteia logo
Viajes
separateurCreated with Sketch.

Las cabezas de santos que consiguen regar los campos

LAS MOJADAS

Orbis-Mediaevalis-(CC-BY-SA-4.0)

Maria Paola Daud - publicado el 25/10/20 - actualizado el 25/10/22

Dos santos, una fuente y una tradición muy curiosa en España que se celebra el 25 de octubre

En un pueblo de Segovia, España, llamado Caballar, se tiene una colorida fiesta de la tradición popular que proviene de una antigua leyenda: «La mojadas de los santos».

Los santos a los que se hace honor en estas fiestas son los hermanos san Valentín y san Engracia. A la vez, ellos son hermanos de otro santo muy conocido del lugar, san Frutos el eremita.

Los santos vivieron a mediados del siglo VIII. La leyenda cuenta que Frutos murió en paz, poco después de la invasión de los árabes, donde intervino de alguna manera para convertir algunos mahometanos que se aproximaron a su entorno. Pero distinta suerte sufrieron su hermano Valentín y su hermana Engracia, que murieron decapitados por los moros. Les cortaron la cabeza por no querer renegar de su fe.

Sus cuerpos fueron trasladados a Segovia para venerarlos junto a su hermano Frutos. Mientras, sus cabezas, extraviadas por un tiempo, fueron encontradas en una fuente en la localidad de Caballar, en el manantial conocido, desde entonces, como la Fuente Santa.

Otra leyenda pero ocho siglos después, cuenta que en la comarca hubo una gran sequía, y las gentes del lugar con grandes ruegos pidieron a los santos un milagro. Decidieron llevar las cabezas de los santos y «mojarlas» dónde fueron encontradas, a las pocas horas empezó a caer una lluvia tan copiosa que arrancaba lágrimas de júbilo a todos los creyentes.

¡Agua para los campos!

A partir de entonces cada vez que hay una sequía no solo en Caballar, sino también en los pueblos limítrofes como Turégano, Fuentepelayo y Pedraza, con el permiso del obispo se inicia una serie de rezos con la misa incluida. Se mojan las cabezas de los santos en la fuente y con el agua se riega los campos para que llueva y tener una buena cosecha.

Mientras la gente grita: ¡Agua santos benditos! ¡Agua para los campos!, el sacerdote introduce por tres veces en el agua que mana de la tierra las cabezas de los santos. Dicen que en el momento que las cabezas tocan el agua éstas, toman un color rojizo, como de carne humana, y desprenden un calor muy fuerte. Esto parece tener una explicación científica, ya que las sales del organismo presentes en los huesos, al contacto con el agua producen ese color rojizo.

Los cráneos eran introducidos en una cesta de mimbre o en un pañal blanco dentro del agua para que no caiga ningún fragmento de los huesos. Cuenta también la tradición que si cae algún trozo al agua (como ocurrió en una ocasión) no dejaría de llover hasta que no fuera encontrado y sacado del agua.

Hasta ahora se hicieron 33 «mojadas», de las cuáles llovió 29. Después de una de esas mojadas, llovió incesantemente por días y días, dicen que fue porque en la fuente había quedado un pequeño trozo de las reliquias de los santos. Desde entonces, toman las precauciones necesarias para que no ocurra de nuevo.

Tags:
curiosidadespañasantostradiciones
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.