Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 27 noviembre |
San Juan Berchmans
home iconHistorias que inspiran
line break icon

Leen libros por teléfono a los abuelos de la residencia

STORYTELLING

Gentileza

Dolors Massot - publicado el 23/10/20

Juan Sobrino, bibliotecario, activó un voluntariado para atender a ancianos confinados a causa de la pandemia

Juan Sobrino consiguió la plaza de bibliotecario de Soto del Real (Madrid, España) en 2006. Había estudiado Historia y un máster en Biblioteconomía y Documentación, y pensó que en una población de cerca de 9.000 habitantes, la biblioteca debía ser un activo.

En estos años ha puesto en marcha numerosas actividades y, efectivamente, la biblioteca ha pasado de ser un lugar en el que los niños se limitaban a hacer los deberes escolares, a convertirse en un punto de conexión entre personas de todas las generaciones.

Ahora hay actividades de fomento de la lectura, cafés filosóficos, cuentacuentos, representaciones teatrales, recitales de poesía… Los adolescentes -un público que suele apartarse de las bibliotecas- disfrutan con la actividad de bibliotubers, vídeos en los que un joven recomienda una lectura.

En las estanterías de la biblioteca, los libros van incluyendo en el lomo un código QR y así el visitante puede escanear el código y ver al instante la recomendación del bibliotuber.

Juan, que ahora tiene 49 años, vio que la labor de la biblioteca avanzaba pero quiso dar un paso más para llegar a la población que más lo necesitaba: los ancianos. En Soto del Real no son pocos, puesto que hay tres residencias y un centro de día. ¿Cómo hacer para llegar a ellos?

Hacer más fácil la lectura a los mayores

Dotó la biblioteca de libros con letra grande, audiolibros… todo lo que facilita la lectura a los mayores. Y no solo eso: un grupo de voluntarios -de todas las edades- visitaba mensualmente a los ancianos de las residencias.

Con la llegada de la pandemia, la Comunidad de Madrid fue una zona especialmente azotada por el coronavirus y se procedió al cierre de las residencias para que los ancianos quedaran protegidos del contagio. Eso frenó en seco las visitas. Y lo mismo ocurrió con el proyecto de lectura para los presos de la cárcel Madrid 5, de Soto del Real.

STORYTELLING
Gentileza
La videollamada permite a los abuelos conectar con el exterior y conversar con los voluntarios que les leen.

Juan pensó entonces que había que articular un modo de seguir en contacto con los ancianos y presos. En cuanto a los presos no pudo ser, por las medidas de seguridad que se imponen en la cárcel. Pero sí había opciones con las residencias: el teléfono y las vídeollamadas fueron la clave.

Voluntarios que leen por teléfono

«Lo que veníamos haciendo desde 2015, se ha ampliado. Hay un grupo de voluntarios que llaman por teléfono a las personas mayores y les leen: Delibes, García Lorca… También les proponemos acertijos, refranes, curiosidades de etimología… Es estimulante para su memoria y para conectar con el exterior», dice Juan.

«Si antes se hacía una vez al mes, ahora se hace una vez por semana y a lo largo de todos los días, porque nos adaptamos al horario de cada residencia y a las posibilidades de voluntarios y ancianos».

«Se les da alegría y calor humano»

La videollamada y la conversación telefónica se han convertido en un imprescindible en la vida de los mayores: «Se crea una relación de compañía, se les da alegría y calor humano», explica Juan. «La llamada es de unos 20 minutos en principio, pero realmente se establece una conversación con el anciano, se le pregunta cómo está, cómo se encuentra, y a partir de ahí cada día es distinto».

STORYTELLING
Gentileza
La alegría y la calidez de la conversación llegan a las residencias en estos tiempos difíciles.

Los abuelos esperan con ilusión la llamada del voluntario. Y no solo eso: desde Soto del Real se atiende ya a abuelos de otros lugares tan dispares como Cádiz o Alicante. La lectura y la compañía interesan.

Perros que «escuchan»

Otro proyecto que ha implementado Juan es el taller «Leyendo con mi mejor amigo». Incluye la colaboración de perros adiestrados, que ayudan a motivar a los mayores o a niños con dificultades. ¿Cómo lo hacen? «El perro acompaña sentado tranquilamente, con la adiestradora a su lado, y reacciona o levanta la pata cuando el niño o el anciano se encalla con una palabra o deja de leer. La adiestradora se encarga de mediar para que sigan leyendo. Eso hace que se sientan animados a hacerlo».

STORYTELLING
Gentileza
La adiestradora y el perro motivan a los ancianos en su lectura.

A los abuelos les gusta tanto esta actividad que también en pandemia, a través de las videollamadas, se ha podido seguir haciendo esta lectura por medio de una tableta o del móvil.

La actividad de Juan Sobrino ha hecho que su labor reciba varios premios en los últimos años. «Es estimulante ver que desde la biblioteca se puede mejorar la vida de las personas», asegura.


CANTABRIA

Te puede interesar:
San Juan Pablo II le ayudó a llevar el dolor por la muerte de su hijo


PARAMO

Te puede interesar:
Me quedé embarazada con 16 años y soy feliz

Tags:
ancianosBibliotecavoluntariado
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
Aleteia Team
Fotografiaron el martirio de este sacerdote p...
WREATH
Maria Paola Daud
¿Has preparado ya tu corona de Adviento?
Redacción de Aleteia
7 señales de personas con “depresión escondid...
TRINIDAD Y TOBAGO
Ramón Antonio Pérez
¿Por qué Trinidad y Tobago “echa al mar” a 16...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.