Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 06 diciembre |
San Sabas de Capadocia
home iconActualidad
line break icon

Directora del colegio de Carlo Acutis: "Es un faro" para niños y jóvenes

www.carloacutis.com

Jesús V. Picón - publicado el 23/10/20

Aleteia habla con la hermana Miranda, que nos explica la sencillez y reserva del nuevo beato "digital"

La hermana Miranda es la directora del colegio donde estudió el nuevo beato y experto en informática, Carlo Acutis, fallecido en 2006 a la temprana edad de 15 años. Ella cuenta cómo parte de la grandeza de Carlo está precisamente en su sencillez y reserva, que a simple vista lo hacían parecer como uno más entre todos sus compañeros.

‌- Hermana‌ ‌Miranda,‌ ‌muchas‌ ‌gracias‌ ‌por‌ ‌concederme‌ ‌esta‌ ‌entrevista‌ ‌para‌ ‌Aleteia‌.‌ ‌Antes‌ que nada, ¿‌podría‌ ‌decirnos dónde‌ ‌nació usted, a‌ ‌qué‌ ‌congregación pertenece, cuántos‌ ‌años‌ ‌tiene‌ ‌en‌ ‌esa‌ ‌congregación y qué posición‌ ‌o‌‌ responsabilidad‌ ‌tiene‌ en ella?‌

Nací‌ ‌en‌ ‌Milan‌ ‌el‌ ‌18‌ ‌de‌ ‌mayo‌ ‌de‌ ‌1956; ‌mis‌ ‌padres‌ ‌son‌ ‌napolitanos.‌ ‌Pertenezco‌ ‌al‌ ‌Instituto‌ ‌Internacional‌ ‌de‌ ‌las‌ ‌Hemanas‌ ‌de‌ ‌Santa‌ ‌Marcelina; yo‌ ‌ingresé‌ ‌en‌ ‌el‌ ‌año‌ ‌ 1978.‌ ‌En‌ ‌realidad ‌ya‌ ‌conocía‌ a ‌las‌ ‌Marcelinas‌ ‌-yo‌ ‌ya‌ ‌era‌ ‌Marcelina-‌ ‌desde‌ ‌que‌ ‌tenía‌ ‌11‌ ‌años,‌ ‌porque‌ ‌soy‌ ‌ex alumna‌ ‌de‌ ‌la‌ ‌Secundaria‌ ‌y‌ ‌Preparatoria‌ ‌de‌ ‌Lenguas‌ ‌en‌ ‌la‌ ‌sede‌ ‌de‌ ‌Plaza‌ ‌Tommaseo.‌ ‌Actualmente‌ ‌soy‌ ‌presidenta‌ ‌de‌ ‌la‌ ‌escuela‌ ‌de‌ ‌las‌ ‌Mercelinas‌ ‌ubicada‌ ‌en‌ ‌la‌ ‌calle‌ ‌Quadronno,‌ ‌en‌ ‌Milán.‌ ‌

CARLO ACUTIS
carloacutis.com

– ¿Nos‌ ‌puede‌ ‌compartir‌ ‌un‌ ‌poco‌ ‌de‌ ‌cómo‌ ‌se‌ ‌ha‌ ‌dado‌ ‌su‌ ‌ acercamiento‌ ‌con‌ Carlo‌ ‌Acutis,‌ ‌cómo‌ ‌fue‌ ‌que‌ ‌lo‌ conoció? ‌Sé‌ ‌que‌ él ‌estudio‌ ‌en‌ ‌la‌ ‌escuela‌ ‌de‌ las Marcelinas; ‌¿cómo‌ ‌ha‌ ‌iniciado‌ ‌esta‌ ‌relación‌ ‌de‌ ‌Carlo‌ Acutis‌ ‌con‌ ‌las‌ Marcelinas‌ ‌y‌ ‌la‌ ‌escuela?‌ ‌

En‌ ‌septiembre‌ ‌de‌ ‌1999, ‌después‌ ‌de‌ ‌permanecer‌ ‌varios‌ ‌años‌ ‌en‌ ‌la‌ ‌escuela‌ ‌de‌ Aronna‌ ‌en‌ ‌Lago‌ ‌Mayor,‌ ‌fui‌ ‌transferida‌ ‌a‌ ‌la‌ ‌escuela‌ ‌Marcelinas‌ ‌de‌ ‌la‌ ‌Plaza‌ ‌Tommaseo‌ ‌como‌ ‌directora‌ ‌de‌ ‌la‌ ‌Primaria‌ ‌y‌ ‌maestra‌ ‌de‌ ‌la‌ ‌Preparatoria.‌ ‌En‌ ‌ese‌ ‌momento‌ ‌Carlo‌ ‌se‌ ‌encontraba‌ ‌en‌ ‌tercer‌ ‌año‌ ‌de‌ ‌primaria,‌ ‌pero‌ ‌él‌ ‌ya estaba‌ ‌inscrito desde‌ ‌un‌ ‌año‌ ‌atrás,‌ ‌acoplándose‌ ‌sin‌ ‌ningún‌ ‌problema.‌ ‌Su‌ ‌casa‌ ‌se‌ ‌encontraba‌ ‌muy‌ ‌cerca‌ ‌de‌ ‌la‌ ‌escuela‌, ‌y‌ ‌su‌ ‌madre‌ ‌lo‌ ‌acompañaba‌ ‌seguido.‌ ‌

Apenas‌ ‌instalada‌ ‌comencé‌ ‌a‌ ‌conocer‌ ‌a‌ ‌los‌ ‌colegas‌ ‌y alumnos. ‌Por‌ ‌lo‌ ‌que concierne‌ ‌a‌ ‌Carlo, ‌los‌ ‌recuerdos‌ ‌más‌ ‌cercanos‌ ‌me‌ ‌los‌ ‌compartió‌ ‌su‌ ‌maestra‌ ‌de‌ ‌religión,‌ ‌la‌ ‌señora‌ ‌Isa‌ ‌Velati;‌ ‌por‌ ‌medio‌ ‌de‌ ‌ella‌ ‌supe‌ ‌que‌ ‌era‌ ‌hijo‌ ‌único‌ ‌y‌ ‌un‌ ‌niño‌ ‌muy‌ ‌sensible‌ ‌desde el‌ ‌punto‌ ‌de‌ ‌vista‌ ‌religioso,‌ ‌tanto‌ ‌que‌ ‌él‌ ‌solicitó‌ ‌recibir‌ ‌la‌ ‌Primera‌ Comunión‌ ‌en‌ ‌segundo‌ ‌de‌ ‌Primaria‌ ‌en‌ ‌Asís.‌

‌Normalmente‌ ‌estas‌ ‌características‌ ‌sutiles‌ ‌no‌ ‌pueden llegar ‌hasta‌ ‌la‌ ‌directora,‌ ‌y‌ ‌menos‌ ‌si‌ ‌apenas‌ ‌se‌ ‌está‌ ‌integrando.‌ Recuerdo‌ ‌que‌ ‌la‌ ‌señora‌ ‌Isa‌ ‌me‌ ‌lo‌ ‌compartió‌ ‌inmediatamente,‌ ‌agregando‌ ‌que‌ ‌sus‌ ‌padres‌ ‌eran‌ ‌“muy‌ ‌creyentes”.‌ ‌La‌ ‌verdad‌ ‌ellos‌ ‌nunca‌ ‌hablaron‌ ‌conmigo‌ ‌de‌ ‌este‌ ‌aspecto‌ ‌espiritual‌ ‌de‌ ‌Carlo‌ ‌o‌ ‌de‌ ‌su‌ ‌fe:‌ ‌eran‌ ‌personas‌ ‌muy discretas‌ ‌y‌ ‌gentiles,‌ ‌que‌ ‌sólo‌ ‌veía‌ ‌en‌ ‌la‌ ‌mañana‌ ‌a‌ ‌la‌ ‌entrada‌ ‌de‌ ‌la‌ ‌sección‌ ‌de‌ ‌Primaria.‌ ‌Nunca‌ ‌tuve‌ ‌la‌ ‌necesidad‌ ‌de‌ ‌mandarlos‌ ‌‌llamar‌ ‌por‌ ‌la‌ ‌conducta‌ ‌de‌ ‌Carlo.‌ ‌En‌ ‌la‌ ‌escuela‌ ‌él‌ ‌se‌ ‌comportaba‌ ‌bien, como‌ ‌un‌ ‌niño‌ ‌normal‌ ‌y‌ ‌bueno‌ ‌como‌ ‌tantos‌ ‌de‌ ‌su‌ ‌edad.‌ ‌

CARLO ACUTIS
carloacutis.com

‌- Hermana‌ ‌Miranda,‌ ‌¿cuál‌ ‌es‌ ‌el‌ ‌rasgo‌ ‌principal‌ ‌que‌ ‌percibió‌ ‌en‌ ‌Carlo?‌ ‌¿Cómo‌ ‌lo‌ ‌describiría?‌ ‌¿Cómo‌ ‌era‌ ‌de‌ ‌niño?‌ ‌¿Cómo‌ ‌se‌ ‌comportaba‌ ‌en‌ ‌sus‌ ‌clases? ¿Cuáles‌ ‌eran‌ ‌las ‌características‌ ‌de‌ ‌santidad‌ ‌que‌ ‌ya‌ ‌tenía?‌

Diría‌ ‌que‌ ‌era‌ ‌un‌ ‌niño‌ ‌tranquilo‌ ‌por‌ ‌naturaleza,‌ ‌ubicado‌ ‌en‌ ‌un‌ ‌contexto‌ ‌familiar‌ ‌pacífico.‌ ‌Con‌ ‌el‌ ‌paso‌ ‌del‌ ‌tiempo‌ ‌(también‌ ‌porque‌ ‌el‌ ‌apellido‌ ‌era‌ ‌recurrente‌ ‌en‌ ‌los‌ ‌medios),‌ ‌supe‌ ‌que‌ ‌su‌ ‌padre,‌ ‌Andrea‌ ‌Acutis,‌ ‌era‌ ‌gerente‌ ‌de‌ ‌una‌ ‌gran‌ ‌empresa‌ ‌ privada‌ ‌y‌ ‌que‌ ‌el‌ ‌nivel‌ ‌de‌ ‌vida‌ ‌de‌ ‌la‌ ‌familia‌ ‌era‌ ‌bastante‌ ‌alto.‌ ‌Pero‌ ‌nada‌ ‌de‌ ‌esto‌ ‌resaltaba‌ ‌en‌ ‌Carlo‌ ‌ni‌ ‌en‌ ‌sus‌ ‌padres.‌

‌Hoy‌ ‌en‌ ‌día‌ ‌veo‌ ‌a‌ ‌menudo‌ ‌niños‌ ‌mimados‌ ‌y‌ ‌exigentes,‌ caprichosos‌ ‌con‌ ‌los‌ ‌padres,‌ ‌egoístas‌ ‌con‌ ‌sus‌ ‌compañeros‌ ‌y,‌ ‌quizás,‌ ‌arruinados‌ ‌por‌ ‌un‌ ‌bienestar‌ ‌excesivo.‌ ‌Nunca ‌señales‌ ‌de‌ ‌este‌ ‌tipo‌ ‌se‌ ‌veían‌ ‌en‌ ‌Carlo:‌ ‌era‌ ‌un‌ ‌niño‌ ‌insertado armoniosamente‌ ‌en‌ ‌la‌ ‌clase,‌ ‌dócil,‌ ‌de‌ ‌lo‌ ‌cual‌ ‌la‌ ‌maestra‌ ‌estaba‌ ‌contenta.‌ También‌ ‌sus‌ ‌padres‌ ‌eran‌ ‌muy‌ ‌gentiles‌ ‌y‌ ‌sencillos,‌ ‌personas‌ ‌reservadas.‌ ‌

Lubyanka CC via Wikipedia

– ¿‌Recuerda‌ ‌alguna‌ ‌anécdota‌ ‌del‌ ‌Beato,‌ ‌alguna‌ ‌conversación‌ ‌que‌ ‌haya‌ ‌tenido‌ ‌con‌ ‌él?‌ ‌¿Cuáles‌ ‌eran‌ ‌los‌ ‌sueños‌ ‌de‌ ‌Carlo, ‌qué‌ ‌pensaba, a‌ ‌qué‌ ‌jugaba? ¿Cómo‌ ‌era‌ ‌en‌ ‌sus‌ ‌clases? ¿E‌ra‌ ‌aplicado?‌ ‌¿Cómo‌ ‌se‌ ‌comportaba‌ ‌durante‌ ‌sus‌ exámenes?‌ ‌ ‌

Mira,‌ ‌después‌ ‌de‌ ‌tantos‌ ‌años‌ ‌de‌ ‌leer‌ ‌sobre‌ ‌Carlo,‌ ‌aprendí‌ ‌cosas‌ ‌que‌ ‌no‌ ‌surgieron‌ ‌en‌ ‌la‌ ‌escuela,‌ ‌donde‌ ‌el‌ ‌niño‌ ‌estaba‌ ‌a‌ ‌gusto,‌ ‌cumplía‌ ‌con‌ ‌su‌ ‌deber‌ ‌escolar,‌ ‌tenía‌ ‌buenas‌ ‌notas‌ ‌y‌ ‌era‌ ‌feliz,‌ ‌como‌ ‌muchos‌ ‌otros‌ ‌niños‌ ‌de‌ ‌su‌ ‌clase,‌ ‌tanto‌ ‌que‌ ‌continuó‌ ‌con‌ ‌gusto‌ ‌la‌ ‌Secundaria‌ ‌aquí.‌ ‌

En‌ ‌casa‌ ‌manifestaba‌ ‌sus‌ ‌dotes,‌ ‌como‌ ‌ha‌ ‌contado‌ ‌su‌ ‌madre‌ ‌en‌ ‌diversas‌ ‌ocasiones‌ ‌después‌ ‌de‌ ‌su‌ ‌muerte.‌ Puedo‌ ‌decir‌ ‌que‌ ‌el‌ ‌milagro‌ ‌mas‌ ‌grande‌ ‌que‌ ‌vi‌ ‌en‌ ‌Carlo‌ ‌es‌ ‌que‌ ‌se‌ ‌veía‌ ‌como‌ ‌todos‌ ‌los‌ ‌demás,‌ ‌sin‌ ‌hacerme‌ ‌pensar‌ ‌en‌ ‌un‌ ‌niño‌ ‌más‌ ‌santo‌ ‌o‌ ‌inocente‌ ‌que‌ ‌sus‌ ‌compañeros.‌ ‌A‌ ‌esa‌ ‌edad,‌ ‌si‌ ‌la‌ ‌familia‌ ‌es‌ ‌sólida,‌ ‌si‌ ‌la‌ ‌escuela‌ ‌apoya‌ ‌en‌ ‌su‌ ‌responsabilidad‌ ‌educativa,‌ ‌hasta‌ ‌los‌ ‌niños‌ ‌están‌ ‌serenos. Y‌ ‌Carlo, ciertamente‌, de‌ ‌como‌ ‌era‌ ‌en‌ ‌la‌ ‌escuela, demostró‌ ‌que‌ ‌tenía‌ ‌un‌ ‌contexto‌ ‌familiar‌ ‌que‌ ‌lo‌ ‌ayudó‌ ‌a‌ ‌crecer‌ ‌en‌ ‌la‌ ‌santidad‌ ‌»de‌ ‌un‌ ‌solo‌ ‌paso»,‌ ‌como‌ ‌dice‌ ‌el‌ ‌Papa‌ ‌Francisco‌ ‌en‌ ‌la‌ ‌exhortación‌ ‌“Gaudete‌ ‌et‌ ‌Exultate”.‌ ‌

CARLO ACUTIS
carloacutis.com

– ‌Hermana,‌ ‌para‌ ‌finalizar,‌ ¿‌puede‌ ‌compartirme‌ ‌un‌ ‌último‌ ‌mensaje‌ ‌de‌ ‌aquello‌ ‌que‌ ‌Carlo‌ ‌representa‌ ‌como‌ ‌santo‌ ‌de‌ ‌los‌ ‌jóvenes‌ ‌y‌ ‌niños? ‌¿Qué‌ ‌representa‌ ‌para‌ ‌el‌ ‌mundo‌ ‌un‌ ‌santo‌ ‌con‌ ‌estas‌ ‌características,‌ ‌en‌ ‌este‌ ‌tiempo‌ ‌en‌ ‌donde‌ ‌las‌ ‌redes‌ ‌sociales‌ ‌y‌ ‌medios‌ ‌digitales‌ ‌son‌ ‌tan‌ ‌importantes?‌ ‌

Sólo‌ ‌después‌ ‌de‌ ‌su‌ ‌muerte‌ ‌supe‌ ‌que‌ ‌Carlo‌ ‌era‌ ‌un‌ ‌genio‌ ‌en‌ ‌informática,‌ ‌y‌ ‌estaba‌ ‌feliz‌ ‌por‌ ‌él‌ ‌y‌ ‌por‌ ‌aquéllos‌ ‌a‌ ‌quienes‌ ‌Carlo‌ ‌ayudó‌ ‌(¡Ah!‌ ‌Tener‌ ‌a‌ ‌Carlo‌ ‌a‌ ‌mi‌ ‌lado‌ ‌en‌ ‌ciertos‌ ‌momentos‌ ‌de‌ ‌…‌ ‌¡pelea‌ ‌con‌ ‌mi‌ ‌PC!‌ );‌ ‌probablemente‌ ‌será‌ ‌proclamado‌ ‌patrono‌ ‌de‌ ‌los‌ ‌internautas‌ ‌o‌ ‌de‌ ‌la‌ ‌red.

Pero‌ ‌no‌ ‌es‌ ‌por‌ ‌esto‌ ‌en‌ ‌particular‌ ‌que‌ ‌mi‌ ‌espíritu‌ ‌de‌ ‌Marcelina ‌tiene‌ ‌un‌ ‌cariño‌ ‌especial‌ ‌por‌ ‌nuestro‌ ‌ex‌ ‌alumno‌ ‌Carlo‌ ‌Acutis:‌ ‌lo‌ ‌siento‌ ‌cerca‌ ‌por‌ ‌compartir‌ ‌el‌ ‌mismo‌ ‌sentimiento‌ ‌de‌ ‌cuidar‌ ‌las‌ ‌relaciones‌ ‌mutuas‌ ‌con‌ ‌sus‌ ‌compañeros,‌ ‌regalar‌ ‌sonrisas‌ ‌(¡Recuerdo‌ ‌los‌ ‌hoyuelos‌ ‌en‌ ‌su‌ ‌rostro‌ ‌regordete‌ ‌de‌ ‌niño!),‌ ‌mirar‌ ‌a‌ ‌su‌ ‌alrededor‌ ‌para‌ ‌compartir‌ ‌sus‌ ‌bienes‌ ‌con‌ ‌los‌ ‌ desposeídos‌; ‌dice‌ ‌“sí”‌ ‌a‌ ‌Jesús‌ ‌con‌ ‌el‌ ‌entusiasmo‌ ‌de‌ ‌los‌ ‌primeros‌ ‌discípulos,‌ ‌manteniéndose‌ ‌siempre‌ ‌bien‌ ‌apegado‌ ‌a‌ ‌la‌ ‌realidad,‌ ‌que‌ ‌para‌ ‌él‌ ‌estaba‌ ‌hecha‌ ‌de‌ ‌belleza,‌ ‌cariño‌ ‌por‌ ‌los‌ ‌padres,‌ ‌amor‌ ‌por‌ ‌naturaleza‌ ‌(incluidos‌ ‌los‌ ‌simpáticos‌ ‌amigos‌ ‌de‌ ‌cuatro‌ ‌patas‌),‌ ‌de‌ ‌humilde‌ ‌fidelidad‌ ‌a‌ ‌los‌ ‌grandes‌ ‌dones‌ ‌que‌ ‌el‌ ‌mismo‌ ‌Jesús‌ ‌le‌ ‌hizo.‌ ‌

En‌ ‌esta‌ ‌época‌ ‌de‌ ‌pandemia,‌ ‌en‌ ‌la‌ ‌que‌ ‌muchos‌ ‌niños‌ ‌y‌ ‌jóvenes‌, ‌exasperados‌ ‌por‌ ‌la‌ ‌difícil‌ ‌situación‌ ‌de‌ ‌salud‌‌, parecen rebelarse‌ ‌peligrosamente‌ ‌contra‌ ‌las‌ ‌reglas,‌ ‌Carlo‌ ‌es‌ ‌un‌ ‌faro‌ ‌resplandeciente‌ ‌que‌ ‌quizás‌ ‌pueda‌ ‌iluminarlos,‌ ‌hacer‌ ‌que‌ ‌se‌ ‌ pregunten‌ ‌sobre‌ ‌el‌ ‌sentido‌ ‌de‌ ‌la‌ ‌vida, ‌la‌ ‌belleza‌ ‌de‌ ‌adorar‌ ‌y‌ ‌servir‌ ‌al‌ ‌Señor.‌

Tags:
jovenesniñossantos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
FATHER JOHN FIELDS
John Burger
Muere el sacerdote voluntario para el ensayo ...
PADRE CEPEDA
Cecilia Zinicola
El beso de Jesús, la historia de un párroco b...
HUG
Dolors Massot
El médico que abrazó al enfermo de coronaviru...
MARIA DEL MAR
Rodrigo Houdin
Fue abandonada en un basural, pero buscó a su...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Ary Waldir Ramos Díaz
Benedicto XVI: "El Señor me ha quitado la pal...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.