Aleteia

Los secretos de las catacumbas de Domitila

Les catacombes de Domitille
Comparte

Los frescos han sido restaurados y se puede acceder a las cámaras funerarias

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Tras 25 años de trabajos de restauración, las catacumbas de Domitila abrieron sus puertas al público en el año 2017. Una limpieza con láser y una profunda exploración muestran todos sus secretos. Ahora con motivo del COVID-19 y la Pandemia es difícil visitarlo.

Si quieres conocerlo y hacer una visita virtual. Aquí te los enseñamos:

Debido al microclima que crean sus oscuros túneles con 18 grados todo el año y una alta humedad, las pinturas, se fueron cubriendo de musgo gradualmente, y el 90% quedaron ennegrecidas. De los 70 frescos existentes, casi la mitad quedará completamente limpio y revelan representaciones profanas del siglo II – de vides, pájaros o flores – y representaciones cristiana de un poco más tarde. Allí el visitante podrá encontrar unas cámaras funerarias pertenecientes a una imagen significativa romana: Cristo en medio de los Doce Apóstoles, todos sin barba y vestido con toga.

La restauración también permitió redescubrir la cámara llamada de la «introducción» que está decorada con magníficas escenas bíblicas, los panes, el sacrificio de Isaac, Noé y el arca, Moisés golpeando la roca ó Adán y Eva..

Los orígenes de estas catacumbas datan del siglo II, cuando Domitila Flavia – un miembro de la familia Flavia, cuyo mayor representante es el emperador Vespasiano – ordenó la construcción de una primera galería funeraria semienterrada, decorada con ‘elementos profanos”. Es a partir de ahí que se añadieron nuevos túneles a través de los siglos.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.