Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 03 diciembre |
San Habacuc
home iconActualidad
line break icon

Argentina: Amedrentan con seis disparos contra el piso a un cura villero

CURAS VILLEROS

Curas-Villeros-pagina-oficial-

Esteban Pittaro - Aleteia Argentina - publicado el 19/10/20

Cuando las tres C de "calle, cárcel y cementerio" son reemplazadas por "capilla, colegio y club" son muchos los que pierden

El sacerdote Nicolás Angelotti, miembro del equipo de curas de pastoral de las villas en Buenos Aires, fue interceptado llegando a su parroquia de San José, en La Matanza, por 8 individuos en 4 motos. El cura, reconocido por su labor social, fue golpeado para robarle el teléfono y su vehículo, y fue amedrentado con 6 disparos contra el piso. Los delincuentes lo identificaron por su apodo “Tano”.

El hecho delictivo, que el propio padre Angelotti denunció posteriormente, motivó la solidaridad del conjunto de los Curas de las Villas y Barrios Populares de Buenos Aires y Gran Buenos Aires, que aclararon en solidaridad con el sacerdote: “Si tocan al padre Tano, nos tocan a todos”.

Aunque un sector de la prensa argentina asoció el violento amedrentamiento con la toma de terrenos, fenómeno en el que confluyen la necesidad de techo de numerosas familias y poderosas mafias que organizan las tomas y comercializan ilegalmente los terrenos, fuentes consultadas no confirmaron esta vinculación. Los curas villeros habían denunciado recientemente este accionar.

En la foto, a la derecha,  padre «Tano», el que aplaude frente al pastel de cumpleaños
CURAS VILLEROS
Curas-Villeros-pagina-oficial-

Es que los intereses por amedrentar a los curas villeros pueden ser múltiples, y no son poco habituales las amenazas que reciben, por ejemplo, de grupos narcotraficantes. Con un completo programa de actividades formativas y educativas con epicentro en las capillas, entre otras, los curas villeros logran que niños y jóvenes encuentren sentido y ocupación, alejándolos tanto del consumo de ilícitos como de la posibilidad de ser mano de obra de los narcos.

Es un rasgo distintivo de la pastoral de las villas, como hizo en la zona y las comunidades de la parroquia del padre “Tano”, la creación de colegios y clubes donde antes operaban narcos, para convocar en aulas y patios a niños que, como una investigación policial en esas villas reveló hace dos años, son empleados para el narcomenudeo o para advertir la presencia de policía a cambio de poco más que una gaseosa.

En poco tiempo, la comunidad que encabeza el padre Tano creó para los vecinos de cuatro villas una escuela primaria, una secundaria, un jardín de infantes, un club deportivo, una granja para rehabilitación, más de 10 casas del Hogar de Cristo, comedores, entre otras acciones de promoción.

Cuando las tres C de calle, cárcel y cementerio son reemplazadas por capilla, colegio y club son muchos los que pierden.

Uno de los que leyó el comunicado de solidaridad con el padre “Tano” es el padre José María “Pepe” di Paola, quien años atrás dejó la Villa 21 en la diócesis de Barracas para proteger a la gente con la que trabajaba. El propio Jorge Bergoglio había sido el principal altavoz del riesgo que corría la vida de los curas y las comunidades pastorales de las villas. El padre Tano, de 36 años, maduró su vocación justamente en esa comunidad que tenía como párroco al padre Pepe.

“Este hecho lamentable nos toca a todos. La tarea pastoral, con fuerte resonancia social, que realiza Él junto a otros hermanos sacerdotes, en varias Villas y barriadas de la Matanza, forma parte de nuestra Misión de Iglesia. Es decir desde una fe que obra por el amor, buscar animar a las comunidades y ayudar a que sean protagonistas de su desarrollo humano integral”, expresó el Equipo de Curas de las Villas y Barrios Populares de Buenos Aires y Gran Buenos Aires.

Se trata del mismo equipo de curas que recientemente despidió al padre Basilicio «Bachi» Brítez, fallecido por COVID, cura referente de la misma zona que el padre «Tano» por el que el papa Francisco había pedido rezar.

Estar cerca de los más pobres dándolo todo por ellos expone a los peligros de todo tipo de enfermedades, también las de la violencia y la corrupción.


PADRE BACHI

Te puede interesar:
El Papa triste por muerte de sacerdote por Covid-19, servidor de los pobres




Te puede interesar:
El presidente argentino rezó el Padre Nuestro por el fin de la Pandemia con curas villeros

Tags:
argentinaiglesia
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
FATHER JOHN FIELDS
John Burger
Muere el sacerdote voluntario para el ensayo ...
HUG
Dolors Massot
El médico que abrazó al enfermo de coronaviru...
MARIA DEL MAR
Rodrigo Houdin
Fue abandonada en un basural, pero buscó a su...
HOMELESS
Javier González García
La historia de Marina: De vivir en la calle a...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.