Aleteia

Rosario García: una misionera en medio de la hechicería

CAMERUN
© OBRAS MISIONALES PONTIFICIAS
Comparte

«No dudéis que vuestra obra llega y hace mucho bien», dice desde Camerún a todas las personas que dan donativos en el día del Domund

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Rosario García es misionera de las Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús. Es de origen español pero lleva 25 años en Camerún.

Cuando ya había hecho el postulantado en África, regresó a Europa y estudió Medicina Tropical en París, lo que ha favorecido que su labor pueda ser de ayuda tanto a las almas como a los cuerpos de las personas enfermas en Yaundé, la capital camerunesa.

La Iglesia Católica está viva en aquel país. Desde las estadísticas de que se dispone, de 2004, se ha podido ver la construcción de 60 parroquias nuevas y lo que es crucial: más de 5.000 bautismos. En el caso de la educación, actualmente 112 escuelas.

Qué aporta el Evangelio

Cuándo se le pregunta a Rosario qué aporta el Evangelio a las personas que entran en contacto con la Iglesia, cita tres aspectos: «vida, libertad y esperanza».

«En la tradición de este pueblo -explica- se mezclan la fe y la hechicería, y la hechicería actúa desde el miedo, la división, y lleva a la separación, la venganza, la ansiedad… Y el Evangelio rompe esta dinámica de la destrucción y crea libertad y vida en común«.

«Cuando me apoyo más en mí que en Él…»

En estos 25 años su trayectoria no ha estado exenta de momentos difíciles, pero visto en perspectiva, la misionera cree que todo forma parte de su crecimiento en la vocación: «Dios, en cada etapa de mi vida, también en muchos momentos que me acomodo, me lleno de miedos, no sé cómo hacer, me asusta mi fragilidad ante la misión o me apoyo más en mí que en ÉlDios me pone delante una necesidad, una persona, o alguien que me cuestiona y me llama de nuevo, aún más, a seguir más allá, siempre más allá y decir de nuevo en mi corazón: ‘Aquí estoy'».

A través de las Obras Misionales Pontificias, a la misión de Yaundé llega la ayuda económica que se consigue en la campaña del Domund (Domingo Mundial de las Misiones), hoy día 18 de octubre.

Adónde van los donativos de 2020

A Yaundé han llegado este año, desde el 1 de enero, 85.200 euros, que sirven para llevar adelante el trabajo ordinario de la diócesis, para apoyar a los catequistas locales y para la construcción de un convento de monjas.

«Lo primero, gracias»

Rosario García ha querido dar las gracias a todas las personas que contribuyen a hacer posible la labor de la Iglesia en tierra de misión. Lo ha hecho con este breve vídeo:

Gracias a ella por su gran labor.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.