Aleteia

Ecuador y sus capillas del Centro Histórico de Quito relucientes

QUITO
Shutterstock
Comparte

Recuperar el brillo en medio de la pandemia

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Las construcciones religiosas forman parte de la grandeza de Quito, la capital de Ecuador. No en vano ha sido declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco en 1978.

El paso del tiempo suele generar la necesidad de algunas refacciones para que diversas capillas e iglesias no pierdan su esplendor. Es por eso que durante el tiempo de pandemia –momento en que por mucho las iglesias permanecieron cerradas- se aprovechó desde el Instituto Metropolitano de Patrimonio (IMP) avanzar en proyectos de intervención.

En galería: 5 iglesias increíbles del Centro Histórico de Quito: 

Entre los lugares elegidos se destacan capillas de Jesús del Gran Poder y de la Virgen del Pilar en la Iglesia San Francisco.

Si bien en algunos casos como la Iglesia Santa Bárbara el proyecto de intervención ya se había iniciado en 2019, en otras el gran empeño estuvo puesto en los sitios en cuestión pudieran relucir.

La tarea no es sencilla, pues para los trabajaos de conservación y restauración –en este caso en el Centro Histórico-  se necesita la participación de equipos multidisciplinarios entre los que se encuentran restauradores, arquitectos, talladores y albañiles, recuerda el propio IMP.

En casos como la capilla de Santa Rosa, además de intervención en obras de arte, también se tenía previsto el trabajo en la pintura mural en una zona de la cabecera de la capilla.

Un reciente informe publicado por El Comercio recuerda que las obras en la capilla Jesús del Gran Poder (Iglesia San Francisco) ya concluyeron, siendo un sitio que se destaca por sus piezas de lienzo que hacen referencia a Jerusalén y al calvario, por ejemplo.

 

QUITO
Shutterstock

 

En tanto, como argumento desde el IMP para estas obras aparece la necesidad de salvaguarda del patrimonio, aspecto que fortalece la identidad de una ciudad que también es reconocida como “La Carita de Dios”.

 

 

 

 

 

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.