Aleteia

La playlist otoñal para solteros que sufren soledad

MUZYKA
Dean Drobot | Shutterstock
Comparte

¿El amor es la “cura para todos los males”? 3 ideas para remediar los días malos en los que anhelas encontrar a esa persona.

Afuera llueve, hace frío y el tiempo es desagradable. Las personas encapuchadas caminan por las calles a un ritmo más rápido para no mojarse. En mi mente tengo: el té caliente, una manta suave, calcetines de lana, Netflix y los brazos de un ser querido. Solo que, faltan esos brazos …

Entonces, la desagradable sensación de soledad se presenta silenciosamente. Admito que los primeros días de otoño me pusieron de un humor un poco nostálgico, y cada intento de escribir algo terminaba con letras cada vez más precisas, reflejando mi estado de ánimo. Por eso, para no perderse en la forma equivocada de pensar que una persona será la “cura para todos los males”, como escuchamos una canción romántica, propongo tres remedios para esos días tristes.

Por supuesto, hay cosas seguras que deberían hacerte sentir mejor: una caminata rápida, hacer deporte, tomar chocolate caliente, ver una comedia o tomar un baño caliente. Pero a veces la sensación de desesperanza puede debilitar completamente nuestro cuerpo y luego necesitamos algo más fuerte para volver a ponernos de pie.

Vengo con tres consejos. Antes de probarlos, recuerda consultarlos con alguien … pero, de todos modos, aplícalos antes de que caigas en el profundo agujero de desesperación.

  1. Convierte la soledad en anhelo

“Anhela a Dios y verás que Él lo convertirá en dicha”. Podemos escuchar estas palabras en Niecodzienny Vlog [Blog Inusual] y son la respuesta a la pregunta principal “¿Cómo lidiar con la soledad?”. El padre Adam Szustak cuenta cómo, a pesar de las reuniones con miles de personas, a veces, al llegar a casa comienza a sentirse muy solo.

En esos momentos, él sale a dar una vuelta por la ciudad, “deambula”, escucha música y convierte sus sentimientos en añoranza de Dios. El monje afirma que, si miramos la soledad de esta manera, es un sentimiento muy positivo.

  1. Aprende de la experiencia de otras personas

“La soltería es un regalo”, dice Anna Dzieciątko en su canal de YouTube jest miło/ść. Sinceramente, escuchar a esta hermosa mujer me cura, y al mismo tiempo me llena de optimismo. Ella tiene una larga historia de soltería: se casó a la edad de 38 años y, a pesar de la larga espera, se puede ver cuánto confió en Dios y fue fiel a sus valores.

En el episodio 45, comparte con los aspectos positivos que surgen del matrimonio en esta etapa de más madurez en la vida, y hay muchos de ellos.

Otra película, “Singielstwo to prezent. (Nie)trafiony?” [La soltería (No)es un regalo 10?”]  me hace disfrutar cada vez más del regalo que recibí. Me siento afortunada cuando, en lugar de ir corriendo con los niños a las actividades extraescolares, voy a una clase de ukelele, y en lugar de pensar en la cena para toda la familia, puedo ir a un café a tomar mi quiche de queso de cabra favorito y sumergirme en la lectura de “44 Scotland Street «. Agradezco el tiempo libre que tengo y quiero aprovecharlo al máximo.

  1. Desarrolla relaciones valiosas en el mundo real

“Los hombres ya no tienen tiempo para conocer nada; compran las cosas ya hechas a los comerciantes; pero como no existe ningún comerciante de amigos, los hombres, los hombres ya no tienen amigos” – Antoine de Saint-Exupéry.

¡Izquierda, derecha, izquierda, izquierda, izquierda, derecha … It’s a match! Esperas un mensaje. No pasa nada. Tú misma escribes uno. No hay respuesta … Hoy en día todavía no hay tiendas de amigos, y las herramientas para facilitar el encuentro con la gente han hecho que las citas sean cada vez más frustrantes, superficiales y fugaces.

Las redes sociales y aplicaciones como Tinder nos dan una ilusión momentánea de que no estamos solos, pero en realidad agrandan el vacío. ¿Qué tal si lo intentamos de otra manera? Para empezar, sugiero un pequeño experimento. Durante una semana, intenta realizar los siguientes cambios:

  1. Elimina Messenger de tu teléfono.
  2. Convierte la escritura de mensajes en llamadas.
  3. Si es posible, reúnete en persona en lugar de llamar.

Espero que estos pequeños cambios te ayuden a recuperar la paz interior y a enriquecerte a través del contacto con otra persona. Creo que ningún emoticono o gif por más gracioso que sea no va a reemplazar la risa oída en el auricular del teléfono, y cinco minutos de silencio común pueden valer más que dos horas de escritura.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.