Aleteia

Reliquias de Santa Faustina: “Regalo de la Misericordia para Venezuela”

VENEZUELA
@GuardianCatolic
Comparte

Las reliquias de la santa polaca que fueron presentadas el 25 de agosto, en el 115 aniversario de su natalicio, serán veneradas durante la primera fiesta litúrgica, este 5 de octubre, en una iglesia de Caracas, como parte de la peregrinación que se realizará en el país suramericano

Este 5 de octubre se conmemoran 82 años del fallecimiento de santa María Faustina (Elena) Kowalska; también, será su primera fiesta litúrgica, instituida por el papa Francisco el 18 de mayo del año 2020. Se trata de una de las más recientes místicas reconocidas por la iglesia católica, cuya obra sigue expandiéndose en el mundo, incluyendo a Venezuela, donde se vive con mucho fervor la misión encomendada por Jesús a la santa de origen polaco: la devoción a la Divina Misericordia.

Hace un mes, en el 115 aniversario de su natalicio, -25 de agosto 1905- dos reliquias fueron presentadas en la parroquia “Nuestra Señora del Rosario”, en la urbanización La California, al este de Caracas, conociéndose el deseo de realizar con ellas una peregrinación por toda la geografía nacional, iniciando en parroquias de la metrópolis.

Gervis González, presidente del movimiento apostolado de la Divina Misericordia en Venezuela, fue el encargado de presentar las reliquias, describiendo en conversación con Aleteia, cómo consiguió esa porción del cuerpo de la religiosa y cuál es el objetivo.

Para iniciar este proceso de forma providencial contó con el apoyo y asesoría de la Congregación de Clérigos Marianos de la Inmaculada Concepción de la Beata Virgen María, que se encuentran en Stockbridge, Massachusetts (Estados Unidos), regentando el Santuario Nacional de la Divina Misericordia. “Ellos son una especie de puente directo entre las hermanas responsables de la custodia de santa Faustina en Polonia y América. Además, trajeron la devoción a nuestro continente”.

Así, la idea de solicitar unas reliquias para el apostolado en Venezuela, nació en la fiesta de la Divina Misericordia, en abril de 2019, cuando acudió al santuario en Stockbridge. Preguntó a los marianos cuál es el procedimiento y ellos le indicaron los pasos a seguir.

Luego recibió autorización tanto de las autoridades de la iglesia en Caracas como de la Conferencia Episcopal Venezolana para comenzar los trámites. También consiguió cartas de recomendación de algunos sacerdotes y prelados, que conocen su trabajo con la devoción. Finalmente, envió la petición a la Congregación de Hermanas de la Madre de Dios de la Misericordia, el único custodio a nivel mundial de las reliquias de Faustina.

En diciembre de 2019, recibió la noticia del visto bueno y debía viajar lo más pronto posible a Cracovia, al sur de Polonia, para retirarlas. “Lo hice a pesar de las dificultades y de las noticias que, sobre la pandemia, circulaban en el mundo. Al recibir las reliquias, me entregaron un certificado que hace constar su originalidad y firmé un libro de entrega”.

Una de las reliquias es de primer grado y consiste en un hueso del cuerpo de santa Faustina; la otra es de tercer grado, y se trata de un trozo de la sábana donde fue colocado el cuerpo de la religiosa una vez fallecida”, aseguró en la presentación.

 

 

Recorrido por toda Venezuela

Sobre la llegada de la devoción a Venezuela no se tiene información precisa, aunque diversas fuentes citan a la congregación de los padres palotinos. Lo más seguro es que llegó después que fue dada a conocer la notificación de la Sagrada congregación para la doctrina de la feel 15 de abril de 1978, para convertirse en una de las prácticas espirituales más ejercidas del mundo católico.

“En Caracas, el apostolado comienza a funcionar de manera organizada en 2005 con apoyo del cardenal Jorge Urosa Savino, en su condición de arzobispo de Caracas; de los obispos auxiliares Saúl Figueroa y Jesús Gonzáles de Zárate; y de los sacerdotes Arsenio Gutiérrez y Carlos Orlando Gómez, entre otros promotores de la devoción”.

Aun cuando es un movimiento de reciente data, Gervis González indicó que cobró mucha fuerza con la presencia en 80 de las 113 parroquias de la Arquidiócesis de Caracas donde se conformaron pequeñas estructuras y grupos de apostolado. “Rápidamente el movimiento toma características nacionales contando con el apoyo, permisos y autorización de los obispos diocesanos. Tenemos presencia en 12 diócesis de Venezuela”.

“Nuestro objetivo central como movimiento es dar a conocer el mensaje de la Divina Misericordia que alcanza a toda la humanidad para que entre en el camino del amor del Señor Jesús”. “Aprovechando que ahora el apostolado cuenta con estas reliquias, la llevaremos en peregrinación primero en nuestra arquidiócesis y después por toda Venezuela, en las diócesis y parroquias para difundir aún más esa hermosa a devoción”.

Enfatizó que, motivado a la pandemia, las reliquias estarán bajo su custodia o en alguna parroquia, pero “una vez las actividades de la Iglesia se normalicen, la idea es que pueda peregrinar comenzando por todos los grupos de apostolado en Caracas”.

Finalmente, consideró que contar con estas nuevas reliquias de Santa Faustina, es una grandeza y un regalo de Dios para la iglesia venezolana. “Aunque ya otras reliquias se encuentran en Barquisimeto y otras ciudades, se trata de una nueva señal de Dios que nos motiva, compromete e impulsa para dar a conocer aún más la devoción en el país”.

Otras reliquias de Sor Faustina en Venezuela

Esta sería la cuarta reliquia reconocida de Sor Faustina que llega a Venezuela. Es posible que existan otras, pero hasta ahora no se conoce una documentación con registros oficiales acerca de fragmentos corporales u objetos vinculados con certeza a la santa.

La primera se encuentra en la parroquia Asunción de María, erigida en el año 1998, en la Diócesis de Guarenas, y entregada a la Sociedad del Apostolado Católico de la Provincia Polaca “Cristo Rey de Varsovia”, mejor conocidos como “padres palotinos”. En el año 2001, presentaron una reliquia ósea de la religiosa en su primera fiesta en la zona. Allí se venera actualmente junto a las también reliquias de primer grado de san Juan Pablo II (mechón de cabello) y la del consejero y confesor de la afamada vidente, beato padre Miguel Sopocko, aunque esta reliquia no está especificada en la certificación.

La segunda en llegar al país lo hizo a la Arquidiócesis de Maracaibo (Zulia), el 22 de noviembre de 2011. Fue entronizada al día siguiente en la iglesia La Consolación de la ciudad, durante una misa que presidió el arzobispo Ubaldo Santana. Se trata de un fragmento óseo entregado a la Asociación María Camino a Jesús que, desde hace 23 años, realiza la procesión más numerosa del país con la imagen de Jesús Misericordioso.

Entretanto, la tercera se encuentra en la parroquia Santa Faustina de la Arquidiócesis de Barquisimeto, donde llegó en el año 2016, llevada por un grupo de jóvenes del lugar que participaron en la Jornada Mundial de la Juventud, en Polonia, de acuerdo a información suministrada a Aleteia por Yarit Ramírez, coordinadora arquidiocesana del movimiento apostólico Divina Misericordia. El párroco habla de esta devoción en YouTube.

Fiesta en Venezuela. El párroco Enrique José Yanes Montero observa “con buenos ojos la difusión de este apostolado”, según conversación con Aleteia. Por eso, agradeció que su parroquia “fuese tomada en cuenta para dar a conocer la reliquia”. Informó que el domingo 4 de octubre, con motivo de la primera fiesta litúrgica de Santa Faustina, la parroquia celebrará dos eucaristías en su honor: una a las 8 y otra a las 11 de la mañana. Igualmente, el 5 de octubre, a las 5 de la tarde. También invitó a ver el programa: “Solo Dios basta” de TV Familia, en el que se dará a conocer la vida de Faustina.

Cabe recordar que el Papa Juan Pablo II canonizó el 30 de abril del año 2.000 a Santa Faustina y proclamó la fiesta de la Divina Misericordia, a celebrarse todos los años el segundo domingo de Pascua. Estaba pendiente su fiesta litúrgica pero el papa Francisco resolvió y desde este año 2020, comienza a celebrarse cada 5 de octubre.

 

 

 

 

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.