Aleteia

“Círio de Nazaré”, otra devoción abrazada por el Papa Francisco

NAZARE
@ciriodenazare
Comparte

La imagen de Nuestra Señora de Nazaret en Belém (Pará, Brasil) y el saludo del Papa

El segundo domingo de octubre de cada año, la ciudad e Belém, en el estado brasileño de Pará, se transforma en sinónimo de Nuestra Señora de Nazaret. Pero es con mucha antelación que los fieles se preparan para las festividades del “Círio de Nazaré” , como se conoce a la celebración, que incluso fue inscrita en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad (Unesco) en el año 2013.

La festividad en sí suele incluir el traslado el traslado de una imagen de madera del Virgen desde la catedral hasta la plaza del Santuario de Nazaret en Belém. Del recorrido suele participar una gran muchedumbre, siendo una de las concentraciones más grandes del mundo.

Además de lo religioso, la fiesta suele ser adornada con la impronta cultural y culinaria de sitios como la Amazonía, además del espacio apropiado para la exhibición de artesanías.

“La mezcla de lo sagrado y lo profano hace que este evento religioso tenga también facetas estéticas, turísticas, sociales y culturales. El uso de barcos en la procesión tiene un carácter simbólico ya que Nuestra Señora de Nazaret es la santa patrona de los marineros. Los fieles levantan altares en casas, tiendas, bares, mercados y edificios públicos de toda la ciudad”, recuerda la propia Unesco en una nota sobre esta tradición en la que también queda claro el rol protagónico que adquieren las familias.

Pero este año 2020, en plena pandemia del coronavirus, la celebración número 228 adquiere otro carácter, pero no por ello dejará de congregar voluntades este 11 de octubre.

El abrazo del Papa

Recientemente, el Papa Francisco envió un mensaje a la Arquidiócesis de Belém para motivar a los fieles a rezar por el fin del sufrimiento del mundo y por las familias, además de invitar a “mirar a María, la Madre que Cristo nos dejó”.

Precisamente, el tema de este año ese “Ave María, llena de Gracia”.

Puedes ver mensaje completo, publicado por la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil, a continuación:

Su Excelencia y Reverendísimo
Dom Alberto Taveira Corrêa, Arzobispo de Belém do Pará

 Al celebrar las festividades del Círio de Nazaré, el Papa Francisco envía un cordial saludo a todos los devotos de Nuestra Señora que, en este año marcado por numerosos desafíos y tribulaciones, recurren a la Santa Madre de Dios en busca de refugio bajo su protección materna.

En medio de esta pandemia que tanta angustia e incomodidad causa, incluso impidiendo que tenga lugar la tradicional procesión de Círio, el Santo Padre nos invita a levantar nuestra “mirada a María, la Madre Cristo nos dejó” y que “aunque ella es la única Madre, se manifiesta de diferentes maneras en la Amazonía ”(Exort. Apost. Querida Amazona, 111), pidiéndole que interceda ante su divino Hijo para que esta dura prueba termine y todas las familias inmersas en el sufrimiento puedan encontrar consuelo y paz.

 Además, siguiendo el ejemplo de la Virgen de Nazaret, que nunca vaciló ante las dificultades, todos los bautizados no dejan disminuir su ardor misionero, seguros de que “por todos los que se encontraron (Jesucristo), viven en la amistad y se identifican con su mensaje, es inevitable hablar de Él y llevar a los demás su propuesta de vida nueva: “¡Ay de mí, si no evangelizo!” (1 Cor 9, 16) (Ibid., 62). Y para confirmar estos votos y oraciones, el Papa Francisco les concede la Bendición Apostólica, pidiendo también que, por favor, no dejen de orar por él.

 Cardenal Pietro Parolin
Secretario de Estado de la Santa Sede

Uniéndome a los votos del Santo Padre y asegurando mis oraciones, os envío un cordial saludo.

Giovanni d’Aniello
Nuncio Apostólico

 

 

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.